Negociar o insistir: Los caminos que le quedan al gobierno regional tras fallo de la Suprema

Ya existirían conversaciones entre el gobierno regional y el alcalde de Sierra Gorda para intentar destrabar este proyecto y comenzar así con al construcción de la ruta que busca unir el sector de Carmen Alto y Calama.

Se trata de uno de los proyectos más importantes en materia de conectividad que están en carpeta del gobierno regional de Antofagasta y que hoy se mantiene en suspenso tras un fallo adverso de la Corte Suprema el cual terminó dándole la razón a los vecinos de la comuna de Sierra Gorda, se trata de la pugna por la construcción de la ruta concesionada entre el sector de Carmen Alto y Calama.

Lo que piden los vecinos parece simple, que aquella obra pase cerca de la comuna para que así esta no quede aislada como ocurrió con la localidad de Baquedano. Sin embargo, el camino para alcanzar un acuerdo ha sido largo y ha incluido conversaciones con ministros de Estado, mientras en paralelo, el tema ha transcurrido por la vía judicial, la cual ha sido adversa para las aspiraciones del gobierno.

El último golpe lo dio el máximo tribunal del país quien rechazó el recurso de casación interpuesto por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) y por el cual el organismo se manifestó en contra de la sentencia dictara por el Tribunal Ambiental.

Uno de los argumentos del gobierno era que el reclamo de los vecinos había expirado en los plazos; sin embargo, en la Suprema determinaron que esa discusión era improcedente teniendo presente el principio de participación de los ciudadanos que rige en materia ambiental.

Jaime Araya, abogado de los vecinos de Sierra Gorda, indicó que «»la Corte Suprema dice algo muy simple, la comunidad de Sierra Gorda tiene la razón, y el Director del Servicio de Evaluación Ambiental actuó equivocadamente».

El profesional ahondó diciendo que «no hay proyectos viables sin participación ciudadana, la comunidad se ganó el derecho a ser escuchada, así que las autoridades y la empresa deben corregir sus errores y ponerse a trabajar en serio, existe plena disposición al dialogo respetuoso y de buena fe, por parte de los reclamantes de Sierra Gorda»

¿Negociar o insistir?

Fuentes de Timeline.cl confirman que sí han existido acercamientos entre el Intendente de Antofagasta, Edgar Blanco, y el actual alcalde de Sierra Gorda, José Guerrero. Instancia que se veía lejana cuando todo esto comenzó. Eso sí, no existe claridad todavía qué es lo que ofrecería el gobierno regional para destrabar esta situación teniendo en cuenta que por parte de los vecinos, la primera opción sería que la ruta pase más cerca de la ciudad.

Si esta vía fracasara, continuaría la legal, donde los escenarios son los siguientes. Por un lado, el SEA debiera pronunciarse sobre el fondo de la presentación realizada por los vecinos de Sierra Gorda. Esto es, si el proyecto constituye una autopista y debe ser evaluada ambientalmente, o persiste en que no es una autopista y por lo tanto no debe ingresar al sistema de evaluación ambiental.

Ahora bien, si el SEA estima que es una autopista, respecto a esa resolución, es la propia concesionaria quien puede recurrid al Tribunal Ambiental.

Pero, si el SEA persiste en que no es una Autopista, los vecinos quedan habilitados para recurrir al Tribunal Ambiental para que sea en definitiva ese órgano jurisdiccional el que determine si el proyecto corresponde o no a una autopista.

Todos escenarios que enfrentarán un fin de año clave para ver qué vía tomará el gobierno con tal de comenzar la construcción de este proyecto que hoy -al menos- presenta un futuro incierto.