Entrevista
Nelly Lemus: «El estallido se mantiene porque hay jóvenes que no tienen nada que perder»

Conversamos con Nelly Lemus respecto al estallido social, el rol de los partidos políticos y el papel que están jugando los más jóvenes en todo esto. Además, asegura que "el poder económico, y Piñera es parte de ellos, se está burlando de nosotros".

Es una de las más respetadas militantes del Partido Comunista (PC) en Antofagasta por el cual firmó cuando era joven. Hoy, a sus 81 años, Nelly Lemus cuenta orgullosa que es poseedora de la medalla Luis Emilio Recabarren, la cual es entregada a quienes cumplen más de medio siglo en las filas del PC.

Queremos conocer su mirada frente al estallido social que vive nuestro país, y en particular a cómo se ha desarrollado en la ciudad. Lo hace con una clara mirada del fenómeno que provocó todo esto y también critica del rol del «gobierno pinochetista» de Sebastián Piñera, como le llama.

Tiene un duro cuestionamiento también a los partidos políticos, estableciendo que hoy lo que se necesita es «un conductor ideológico que sea puro pueblo», como lo es para ella el alcalde Daniel Jadue.

«Temo cómo está reflexionando el poder económico y el gobierno Pinochetista que tenemos para aplastar este movimiento», es la primera de varias reflexiones de Nelly.

Asegura que asistió a las primeras marchas pero cuando empezaron los gases y los balines de «los pacos», supo que debía restarse. No por falta de energías sino por la artrosis que le afecta y que asegura «sería una carga para los jóvenes» al momento de tener que correr de la fuerza policial.

  • ¿Qué opinión tiene del estallido social?
  • Este estallido se mantiene porque hay jóvenes donde muchos de ellos no tienen nada que perder. Eso es doloroso. Es una agresión de nuestra sociedad hacia nuestros jóvenes. Que no pudieron estudiar, no tuvieron acceso ni a educación media, menos a una universidad, son niños de las esquinas. También son jóvenes que están estudiando con mucha precariedad.

La señora Nelly, como le dicen con cariño quienes la conocen, se ríe de quienes dicen que todo esto es organizado por los comunistas. «Yo les digo que seríamos miles, caramba. Ya tendríamos un presidente que rato». A lo que agrega que «Esto no tuvo una conducción (…) Si hubiese existido una conducción no habría resultado de forma tan exitosa»

Eso sí, asegura que a medida que pasan los días, todavía no se ven respuestas claras del gobierno. «Yo vieja todavía sentí algo en mí que me decía que íbamos a llegar a alguna parte, pero resulta que pasaban los días y todo este gobierno pinochetista que tenemos empezó a observar, como quien dice: «ya les dio una pataleta a los niños, ya se les pasará» (…) Siento que esta es la primera vez que el pueblo está tan molesto. Es cuando te cansas y mandaste a la mierda a un patrón que ni conoces».

Los partidos

Al momento de evaluar a los partidos políticos de oposición, es categórica: «La clase política ha perdido el piso. No hay credibilidad». Además, indica que «yo miro a los jóvenes que pasan y veo que el único objetivo es que al atardecer me pongo la capucha. Es como una tarea que se han dado».

  • ¿Qué le parece esa tarea?
  • Fíjate que no me siento espantada. Por favor, en la Basílica se pusieron un montón de beatos ofendidos porque atropellaron el lugar. Y yo decía, todos esos beatos ¿por qué no se han reunido para indignarse por los jóvenes heridos, por los jóvenes sin ojos, por las muchachas que han sido prácticamente violadas. Los edificios se levantan.
  • ¿Cómo se enfrenta todo esto? ¿Ve alguna luz de esperanza?
  • No me gusta la palabra esperanza sino que hay una certeza dentro de mí que no estamos llegando a ninguna parte y que nuestros jóvenes ya hicieron una tarea de salir y desahogarse, sin que incluso ellos tengan muy claro desahogarse de qué (…) Esa fuerza y energía de los jóvenes la están perdiendo en las calles. Imagina que fuesen jóvenes que tuviesen oportunidades, técnicos, profesionales, que hay también, pero mayoritariamente no. Ahora le digo a mis nietos: «No salgan si van a ser ofrenda para los pacos».

El Rol de la política

La señora Nelly también analizó el resultado de la consulta ciudadana realizada por diversos municipios del país, destacando que una amplia mayoría manifestó su intención de una nueva Constitución. Eso sí, señala que «no me queda claro si los jóvenes que están guerreando, los capucha, van a querer ir a dar su opinión. Me preocupa eso».

Al momento de opinar sobre el rol de la la necesaria reflexión política, se aflige al recordar discursos similares a la época de Pinochet. «Fíjate cómo en la historia de Chile ya se vio cuando el dictador dijo que no quería nada con los señores políticos. Y ahora se da con mucha fuerza que nadie quiere nada con los políticos. Está absolutamente denigrada la política»

  • ¿Y qué le parece eso?
  • Lo lamento mucho porque soy una mujer que me gusta vivir políticamente mi vida. Es decir, tener claro lo que está sucediendo, qué nos está pasando, eso me da una visión y puedo mirar con tranquilidad los hechos. Es necesaria esta reflexión de quien tiene una militancia o una posición política frente a la vida (…) Habría que hacer más territorio, más patitas en la tierra, más caminata por los lugares. Nosotros vivíamos en los cerros en tiempos de dictadura, caminando para todos lados, conversábamos, incluso habían territorios donde uno iba y sabía con quién conversar en la población, también habían unas monjas. Estábamos justos y pecadores en función de conseguir -hipotéticamente- la democracia.
  • ¿En qué cree que va a terminar esto?
  • Los jóvenes a lo mejor toman como una costumbre -y es primera vez que hago esta reflexión frente a un ser humano- salir a pelear con los pacos, y va a ser su único objetivo. Y si ya está acogotado porque muchos pinochetistas le dicen a Piñera: «Saque los milicos a la calle». Y los milicos le contestaron que podían salir pero nada de Derechos Humanos y dar libertad a los de Punta Peuco, es decir, Dictadura. Entonces lo que me preocupa es eso, porque ya han entrado a sacar jóvenes.

Y es que son el tema de las nuevas generaciones con el que evidencia mayor emoción. «¡Son jóvenes! Son toda la energía que tiene este país, es la primavera del país que otra vez está amenazada de morir. Acuérdate de cuánta gente joven mataron en dictadura, y quedó un vacío histórico».

  • ¿El temor es a lo que ya está hoy o a lo que pueda venir?

Fundamentalmente es a lo que pueda venir. Lo que pasa ahora me indigna como estos animales (gobierno) están sacrificando a nuestros jóvenes. El como los milicos y pacos pasan a ser el brazo armado de la derecha, siempre lo han sido. Toda la vida han estado matando a su propio pueblo en función de lo que dice el patroncito que gobierna. El poder económico, y Piñera es parte de ellos, se está burlando de nosotros.