ONG No Más Ruidos: “El criterio de los concejales raya en la línea de la ética”

El vocero de "No Más Ruidos" emplazó a los concejales que hoy resolverán la renovación o no de patentes de locales comerciales a que "tengan un criterio como corresponde a una autoridad" y que "respondan a sus electores".

Gonzalo Guerra, ONG "No más ruidos" (Q.E.P.D)

Las expectativas respecto a lo que ocurra este viernes en el concejo municipal de Antofagasta durante la sesión donde los concejales decidirán renovar o no las patentes a los locales comerciales son bajas para los integrantes de la ONG «No más ruidos». Organización que se hiciera conocida por visibilizar el impacto negativo que tiene la convivencia barrial con los pubs.

«La verdad es que como todos los años, la renovación nos tiene muy preocupados pues el criterio de los concejales raya en la línea de la ética. Se apegan al tema económica y que nosotros estamos afectando sus ingresos (de los pubs). Entonces, el enfoque que tienen ellos es priorizar el tema económico por sobre la familia», resume la principal molestia de los vecinos del sector Playa Blanca, el vocero de la ONG Gonzalo Guerra.

El desánimo es comprensible al ver como las distintas puertas que han tocado para pedir ayuda con este tema no han arrojado resultados concretos. Incluso, asegura en esta entrevista, ya ni el llamado a Carabineros sirve de algo.

  • ¿Cuáles son los locales que hoy son los más conflictivos respecto a los ruidos molestos?
  • Actualmente hay un nuevo nicho de ruidos que está en el sector del Balneario Municipal. Ahí hay tres pubs pegados que son Patio 98, Enkay y Tribut. Esos tres son de los más complicados. Y del sector del Parque Croacia nosotros calificaríamos a ZenMori (Ex Balmori) y Maldita Barra como los más problemáticos.

Sin respuestas

En sus cuentas de redes sociales acostumbran a compartir videos de vecinos donde se evidencia el volumen con los cuales los pubs funcionan de noche sin dejar dormir a las familias que los colindan. Un ejemplo fue este registro del 22 de diciembre a unos 50 a 60 metros de distancia.

«A pesar de llamar a Carabineros que es nuestro reclamo inmediato, pues para pelear contra los pubs tenemos que hacerlo a través de la Superintendencia de Medioambiente pero esos procedimientos son largos, algunos llevan 2 a 3 años y las resoluciones demoran mucho en salir (…) muchas veces (los uniformados) no toman el registro, van a los pubs para hacer amonestaciones verbales que no quedan en anotaciones», acusa Guerra.

Además, asegura que estas situaciones terminan por apagar las esperanzas de solución por parte de los vecinos. A esto se suma que las multas que se pueden cursar con ínfimas comparadas con las utilidades diarias de estos recintos. Es por eso, que la única herramienta es la no renovación de patentes, proceso que se definirá este viernes en el concejo municipal.

Pero, como decíamos, no tienen fe en el cuerpo de ediles. «Pareciera que las autoridades se colocan siempre del lado de los agresores. Si nos ponemos a mirar los concejales pareciera que les importa más el tema económico que la salud y eso ya nos da malas sensaciones. Y la superintendencia que es lentísima donde se demoran como un mes en instalar el sonómetro por un rato»

  • ¿Se han juntado con los dueños de los pubs?
  • Es algo que está agotado. Incluso hace pocos días el Seremi de Medioambiente estaba llamando a los dueños de pubs a empatizar con los vecinos. Entonces, imagínate nosotros como ONG estamos viendo como llaman a nuestros agresores a que prácticamente tengan consideración con la gente violentada. Es como si les pidieran un favor cuando nosotros lo único que les pedimos es que respeten la ley.

Por último, el vocero de «No más ruidos» hace un último llamado a los concejales. «El llamado que hacemos es a que tengan un criterio como corresponde a una autoridad, que respondan a sus electores, que hagan lo que corresponde y que hagan su pega. Ellos tienen el poder de dirimir en estas funciones que son tan sensibles. Estos pub en barrios residenciales claramente agreden gente».