Analizarán cambios a la norma que crea el Servicio Nacional de Reinserción Social Juvenil

Esta nueva institucionalidad estará enfocada en un cien por ciento en la rehabilitación de niños, niñas y adolescentes infractores de ley. La idea es que reemplace al Departamento de Justicia Juvenil del Sename.

Listas para ser estudiadas en Sala quedaron las indicaciones realizadas al proyecto en primer trámite que crea el Servicio Nacional de Reinserción Social Juvenil e introduce modificaciones a la ley N° 20.084, sobre responsabilidad penal de adolescentes, y a otras normas que indica.

Esto luego que los integrantes de la Comisión de Educación sometieran a votación las disposiciones de autoría de los senadores y el Ejecutivo, así el texto -si es aprobado en una próxima sesión ordinaria- podría pasar a cursar su segundo trámite en la Cámara de Diputados.

La propuesta iniciada en mensaje, con anterioridad fue analizada por los integrantes de la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento que hizo ajustes de acuerdo a su competencia. Luego la Comisión de Hacienda revisó el contenido pero no realizó cambios. Ahora en Educación,  fueron varios tópicos abordados considerando la importancia de esta modificación normativa.

Cabe recordar que esta norma es considerada uno de los proyectos más importantes en materia de reinserción penal en los últimos años, puesto que el Servicio Nacional que crea vendrá a reemplazar al actual Servicio Nacional de Menores (Sename), institución altamente cuestionada en los últimos años, en lo relativo a niños, niñas y adolescentes infractores de ley. La inversión asociada supera los 900 millones de dólares (394 mil millones de pesos)

Proyecto

La propuesta aborda la definición de las bases legales que permitan implementar un modelo de intervención (técnico y profesionalizado) idóneo para cumplir con el fin de dar forma a una entidad pública especializada y altamente calificada que asuma responsabilidad directa, en coordinación con las demás agencias del Estado, del proceso de reinserción social de cada adolescente infractor.
Este objetivo implica  incorporar reglas que permitan alcanzar la especialización de los actores institucionales que intervienen en la gestión procesal de estos conflictos judiciales y la introducción de las correcciones indispensables a la ley N° 20.084.
El actual sistema de justicia juvenil no cuenta con un modelo único de intervención que establezca los objetivos y principales estrategias de acción para todos los ejecutores lo que impide a las autoridades evaluar su efectividad en el cumplimiento de sus objetivos. Por ello, se propone un diseño sistémico de la nueva estructura del servicio que se hará cargo de su ejecución.
Para la comprensión de la conducta infractora de ley, el modelo propuesto asume una postura teórica de criminología evolutiva y del ciclo vital. Así, la delincuencia juvenil se entiende como un aspecto de la trayectoria vital que debe comprenderse y tratarse en forma especializada con miras a la promoción del desarrollo del capital humano y social. La premisa fundamental es que todo menor puede y debe ser rehabilitado.
En lo concreto, se crearán centros de internación para aquellos menores infractores de ley que van a tener condiciones adecuadas, personal especializado y capacitado para enfrentar este tipo de situaciones y adicionalmente contiene  normas de especialidad. Habrá fiscales especializados en materia de justicia juvenil, jueces especializados y defensores especializados en ese tipo de justicia.
La propuesta también contempla un sistema de organismos colaboradores con altos estándares de calidad que van a estar incorporados dentro de la infraestructura, la mantención, la habitabilidad, pero también la calidad de atención y los programas de rehabilitación.