Reconocimiento destaca proyectos que aportan a la calidad de vida en las ciudades
Iniciativas Plazas Rendic y La Cantera de Antofagasta obtuvieron Premio Aporte Urbano 2019

A nivel local, el premio correspondió a la categoría “Mejor Proyecto de Espacio de Uso Público” que forma parte del programa Plazas - Antofagasta Limpia y Conectada de CREO Antofagasta.

La plaza Doctor Antonio Rendic y plaza La Cantera resultaron ganadoras del Premio Aporte Urbano (PAU) 2019, concurso que distingue los proyectos públicos o privados que constituyen un aporte a las ciudades chilenas y a la calidad de vida de sus habitantes.

Ambos espacios, ubicados en nuestra ciudad, compitieron en la categoría Mejor Proyecto de Espacio Público en este certamen que, por quinto año consecutivo impulsa y promueve la Cámara Chilena de la Construcción, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, el Colegio de Arquitectos, la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA), la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) y, por primera vez, el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano (CNDU).

“A través del PAU buscamos destacar aquellos proyectos a lo largo de todo Chile que son una contribución a la visión de las ciudades que debemos construir entre todos, al entorno, al desarrollo urbano y a la calidad de vida de las personas. En sus 5 años el premio ha logrado establecerse como un referente que incentiva la construcción de proyectos valiosos para la comunidad y los ganadores de este año demuestran el deseo y el compromiso de los equipos profesionales por contribuir en esa labor”, destacó Patricio Donoso, presidente de la Cámara Chilena de la Construcción.

En la misma línea el presidente regional de la CChC Antofagasta, Iván Jara Alarcón celebró este logro asegurando que “es una prueba del trabajo conjunto entre actores público-privados, la academia y sociedad civil que participan en CREO Antofagasta generando propuestas con una visión común de la ciudad en la que deseamos vivir, logrando más integración social y territorial”.

Por su parte, el ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, señaló que “Estamos muy contentos de participar en esta premiación, donde hay proyectos que promovemos desde el Minvu. Iniciativas que se destacan por su aporte a la integración social, pero también contribuyen a hacer más equitativo el territorio: un mejor equipamiento y espacio público es un beneficio que sin duda cambia la vida de las personas y mejora nuestras ciudades. Nuestro objetivo es derribar los muros de la segregación social y urbana y revertir la tendencia de nuestras ciudades. Destacar estos proyectos nos ayuda a visibilizar los cambios que estamos impulsando en la ciudad”.

Los ganadores reciben el reconocimiento en su calidad de titular del proyecto, pero a su vez representan al resto del equipo de profesionales y las compañías involucradas, tales como arquitectos, constructora, calculista, paisajista, entre otros.

El arquitecto Patricio Pinto, director de proyectos de CREO Antofagasta, quien asistió a la premiación realizada en Santiago, señaló que, “el recibir el Premio Aporte Urbano junto a Fundación Mi Parque, como mejor proyecto de espacio de uso público con las Plazas Doctor Antonio Rendic y La Cantera, nos llena de orgullo y pone de manifiesto la forma como trabaja CREO Antofagasta. Parte de nuestro trabajo consiste en integrar estrechamente a la comunidad, lo que ha permitido que los espacios se mantengan, se cuiden y sean escenario de sus propias actividades. Este es un gran impulso y reconocimiento al trabajo de articulación entre las organizaciones públicas, privadas, ciudadanas y académicas y al aporte de empresas como Escondida – BHP que han permitido desarrollar un proyecto de integración social y urbana en barrios donde más se necesita”.

Asimismo, el sociólogo y coordinador social de proyectos de CREO Antofagasta, Sergio Albornoz manifestó que “es un gran logro porque este es un trabajo en el que se integró desde siempre a la comunidad, tanto en el diseño, ellos siempre estuvieron considerados. Estas plazas son un triunfo para ellos, porque recogieron todas sus necesidades y anhelos.  Esto se evidencia en que hasta el día de hoy las plazas se mantienen impecables, la gente las cuida, que la ciudadanía está creyendo en Antofagasta”.

En esta oportunidad en el Premio Aporte Urbano también destacaron regiones como Valparaíso, Constitución y Puerto Varas, lo que evidencia que en todo Chile existen iniciativas que buscan hacer una propuesta de valor al entorno, al desarrollo urbano y a la construcción de ciudades que brinden mejor calidad de vida a las personas.

Los ganadores del PAU 2019 son:

  • Mejor Proyecto de Espacio de Uso Público: Plazas Antofagasta Limpia y Conectada – Antofagasta
  • Mejor Proyecto Inmobiliario de Densificación Equilibrada: Mirador Barón – Valparaíso
  • Mejor Proyecto de Integración Social: Mejoramiento Integral Condominio El Bosque 1 – Huechuraba
  • Mejor Proyecto de Equipamiento: Complejo Educacional Santa Olga – Constitución
  • Mejor Proyecto de Uso Mixto: Núcleo Tecnológico Bellavista – Recoleta
  • Mejor Proyecto de Intervención Patrimonial: Reconstrucción 3 Casonas Patrimoniales – Puerto Varas

Toda la información de los proyectos ganadores de este año y los anteriores se puede encontrar en: www.premioaporteurbano.cl

Plazas Antofagasta limpia y conectada

Las plazas Antofagasta Limpia y Conectada fueron ejecutadas por Fundación Mi Parque y se enmarcan dentro del plan seccional “Paseos Cerro a Mar”, liderado por CREO Antofagasta. Esta iniciativa busca mejorar la conectividad hacia el borde costero y mejorar los espacios públicos, junto con programas que aporten al desarrollo de la comuna. Concretamente, propone vías con prioridad peatonal que vinculen de manera gradual la parte alta de la ciudad, con los ejes longitudinales de transporte público, centros de barrio y el borde costero, transformándolos en ejes de integración barrial, conectando de manera segura y acogedora a los vecinos con el resto de la ciudad.

Con estas propuestas de alto estándar se pretende comprobar que la calidad del espacio público no radica en únicamente en su costo, sino también en el nivel de compromiso, organización, participación, apropiación y constante activación del espacio público.