Marcela Mercado: «El Estallido Social trajo consigo una reconstrucción del tejido social»

Marcela Mercado, gestora cultural y presidenta de la "Corporación Cultural La Toma" se refirió al estallido social que cumple más de 100 días.

Marcela Mercado

Es una de las voces conocidas por quienes marchan día a día en Antofagasta. Gestora cultural de profesión, presidenta de la Corporación Cultural «La Toma» y conductora radial del programa «La República de las Letras» en Radio Sol. Además, fue una de las creadoras del «Club de Lecturas Rebeldes» que nació en octubre del 2019 y quienes recientemente organizaron la presentación del libro “Jóvenes Pistoleros” del periodista Juan Cristóbal Peña. Se trata de Marcela Mercado -presidenta del con quien conversamos respecto a este estallido social que ya superó los 100 días.  

  • ¿En qué punto crees que se encuentra hoy el estallido social en Antofagasta?

Antofagasta ha sido señalada como una de las dos ciudades, junto con Santiago, donde el Estallido Social ha sido más activo, coincidiendo con el hecho de que se trata de las dos ciudades que presentan mayor nivel de endeudamiento familiar a nivel país. Este hecho se suma a otros como las más de 7000 familias en condición de campamento debido al problema de habitabilidad, casos como el de Chaqueta Blanca, Caso Main y otros que explican el “malestar” y la pérdida de legitimidad de las instituciones públicas y privadas en nuestra zona.

Es difícil señalar el momento en que se encuentra el Estallido Social. Yo diría que es algo que es posible pensarse, pero no determinarse, tal como es imposibles descubrir la naturaleza y origen del fenómeno, pues se trata de aquellos que no cargan sobre sí verdades «eternas» o «esenciales» sino que verdades «históricas» (entendiendo la Verdad no como una categoría necesaria para el pensamiento, sino más bien como una categoría del poder). Podemos señalar, entonces, que las causas, desarrollo y tiempos del “Estallido Social” es algo que se encuentra “En Construcción”

  • ¿Cuál crees que ha sido el rol de las mujeres en el estallido social en Antofagasta?

El 8 de marzo del año pasado, las mujeres protagonizamos una de las marchas más masivas e importantes a nivel local. Señalo esto porque es interesante revisar la forma en que los distintos momentos interpretan los acontecimientos. En dicha oportunidad, las mujeres marchamos por la despenalización del aborto, la precarización laboral, etc. Se trató de un movimiento con demandas fragmentadas, intenso, que terminó con barricadas frente a la Catedral de Antofagasta.

No es posible establecer esencias tras los desarrollos históricos, pero a nivel local podemos ver asomado un hilo que llega a formar una trama, una imagen, si pensamos en ese movimiento de mujeres de hace un año y el Estallido Social en nuestra ciudad.

  • ¿Qué opinas de la crítica que hacen en la Cámara de Comercio de Antofagasta respecto a que estas marchas en el centro y los casos de saqueos están destruyendo a pequeños comerciantes locales? En este sentido ¿crees que estos hechos golpean el fondo de las manifestaciones?

Johan Galtung es un premiado sociólogo y matemático noruego que se ha dedicado a estudiar la relación entre la violencia, la paz y los conflictos sociales. Galtung distingue entre la violencia directa, la violencia estructural y la violencia simbólica o cultural.

Para avanzar en entendernos como comunidad debemos partir situándonos acerca de qué violencia hablamos cuando hablamos de violencia. Por ejemplo, son violencia directa los saqueos, los perdigones. Otro tipo de violencia, cultural o simbólica, es cuando que marchan más de un millón de chilenos y aparece el Presidente sonriendo y señalando que está muy feliz de que los chilenos se expresen, cuando ese millón de personas está protestando en contra de él. Hablamos de la violencia estructural de las AFP, sistema protegido por la Constitución, donde el ahorro de los chilenos van a dar a Administradoras que le pasan ese dinero a los Bancos a tasas del 5% para que el Banco nos preste el mismo dinero al 40%.

Señalo todo esto porque la situación de los comerciantes agrupados en la Cámara de Comercio puede pensarse como violencia directa y como violencia simbólica cuando, por ejemplo, autoridades de gobierno aparecen en videos y fotografías junto al comercio ambulante, sin realizar ningún diálogo con los comerciantes establecidos formalmente,

Finalmente, Galtung distingue la Paz Positiva de la Paz Negativa. Sostiene que la Paz es Negativa cuando lo que hay es simplemente falta de violencia física, en cambio, la Paz es Positiva cuando se han superado los tres tipos de violencia señalados.

  • ¿Qué rol tienen las culturas y las artes en el estallido social? ¿Crees que han estado todos quienes deben estar en Antofagasta?

Es muy sencillo pensar que el grado de nuestro bienestar como ciudadanos o el alcance de nuestra libertad va en función sólo de lo que un gobierno o una autoridad pueda efectuar.

Esto es interesante de pensar en estos instantes de Estallido Social. Rosseau señala, refiriéndose a las ciencias, las letras y las artes, menos despóticas y quizás más poderosas, que extienden guirnaldas de flores sobre las cadenas que nos oprimen. Por ciencias, culturas y arte, se refiere a la cultura en general, es decir, todo aquello que se aprecia desde el Espíritu y no el cuerpo. La cultura, en este sentido no es tan violenta como un tanque, pero es quizás más poderosa. En un salto temporal, Michel Foucault asimila este concepto al discurso.

En este sentido, se han generado acciones artísticas y espacios de reflexión de gestores culturales y artistas que, definitivamente, han generado un discurso comprometido y democrático acerca del movimiento y, sin duda, han dotado de sentido al “Estallido Social”

  • ¿Qué es el Club de Lectoras Rebeldes y cómo ha sido el recibimiento del público?

El Club de Lectura Rebelde nace a una semana del Estallido Social, en esa especie de aturdimiento en que caímos todos. Comprometidos como estábamos con un cambio social, el primer momento del Estallido hablaba del malestar y de la falta de legitimidad de las instituciones. Hablaba, además de un movimiento que no admitía la política tradicional como forma de conducción.

Así, terminamos pensando en la Granja de los Animales de Orwell y viendo sus similitudes. Decidimos convocarnos a leer. Nosotros desde nuestro programa de radio La República de las Letras y la Escuela de Periodismo, el Centro de Alumnos de dicha carrera y las bibliotecas locales.

El resultado fue sorprendente. Hoy, llevamos 12 semanas leyendo cada semana un texto distinto. El grupo está conformado por profesores, artistas, secundarios, universitarios, etc. Hemos revisado desde Fernando Pessoa hasta llegar a formar una playlist del Estallido, reflexionando la riqueza del lenguaje que porta una canción. Hemos discutido los acontecimientos, apasionadamente, a la luz de la literatura, pasamos de ser un grupo de desconocidos ávidos lectores a un grupo sólido y comprometido que se ha reunido con Alberto Mayol para conversar acerca de las causas del movimiento social y la semana pasada organizó la presentación del libro “Jóvenes Pistoleros” del periodista Juan Cristóbal Peña.

  • ¿Cómo crees que evolucionará este estallido social durante el 2020?

Depende de múltiples factores y, por tratarse de un movimiento en construcción, sería arriesgado señalar algo determinado.

Se han elaborado distintos diagnósticos acerca del Estallido, siendo, uno de los más aceptados es el desarrollado por el sociólogo Alberto Mayol y que plasmó en su libro “Big Bang” lanzado el mes pasado. Mayol fue quien el año 2012 en su ensayo “El Derrumbe del Modelo” y en el corpus que construye luego de ese libro con “No al Lucro”(2012) y “Autopsia o de qué murieron las elites” (2016) elaboró la hipótesis del malestar y cómo la pérdida de legitimidad acarrearía el derrumbe del orden social en el que vivíamos hasta el 18 de octubre.

El Estallido Social trajo consigo una reconstrucción del tejido social y, también, un alto costo humano. Cientos de mutilados, detenidos, muertos.

Yo no tengo la respuesta acerca de nada, pero sí la fe puesta en aquello que señalara Arthur Rimbaud y que fuera invocado por el poeta Pablo Neruda en su discurso de aceptación del Premio Nobel el año 1971, “Sólo con una ardiente paciencia conquistaremos la espléndida ciudad que dará luz, justicia y dignidad a todos los hombres. Así la poesía no habrá cantado en vano.”