Antofagasta
Tensa relación entre Intendencia y el equipo de seguridad por control de orden público

Un duro enfrentamiento se vivió entre el Intendente y el equipo de seguridad pública integrado entre otros por el General Rodrigo Medina y la propia gobernadora Katherine López. La máxima autoridad regional emplazó a ambos por el mal manejo del orden público en Antofagasta.

Las cosas no andan bien entre la Intendencia y el equipo de seguridad pública integrado -entre otros- por la gobernadora de Antofagasta Katherine López (UDI) y el recién asumido General de Zona de Carabineros Rodrigo Medina.

Los recurrentes hechos vandálicos, la ausencia de una vocería de López desde que comenzó el estallido social en octubre y el errático mando de los uniformados que estos días generó polémica por la detención de equipos de prensa que estaban reporteando las marchas, terminó en un reto a puertas cerradas hacia ambos por parte del Intendente Edgar Blanco (RN).

Si la relación ya era tibia entre los tres, hoy derechamente está en el congelador. Eso pese a la necesaria coordinación que se requiere entre dichas autoridades para enfrentar los hechos de violencia que cada cierto tiempo vuelven a apoderarse de las jornadas de movilizaciones y que tienen a Antofagasta dentro de los puntos críticos a nivel nacional. Sin embargo, las señales que siguieron a aquel llamado de atención, no dejaron de sorprender.

Gobernadora en Santiago

Algunos presidentes de partidos locales ya plantean en los pasillos de la Intendencia un alto grado de preocupación por el rol que no está jugando la gobernadora. Pero, el nudo crítico está en que la injerencia sobre López es limitada pues el cupo de la gobernación pertenece a la UDI. Y, hasta ahora, no se vislumbra un eventual reemplazo ante un cambio de gabinete el cual, además, debería contar con la venia de los gremialistas.

No obstante aquello, el descontento con el actuar de López al interior de «Chile Vamos» se acrecentaron al ver que en la violenta jornada del viernes, esta se encontraba participando en el consejo general de su partido en Santiago. Sin embargo, las luces de alerta ese día se encendieron en el otro cuestionado, el General Medina. 

Carabineros ausentes

A la hora de buscar un motivo solo se entraría en el campo de las especulaciones; sin embargo, un dato es objetivo, y es que pese a que los hechos de violencia del pasado viernes se concentraron en calle Iquique hasta llegar a Salvador Allende (sin existir otros puntos de conflicto en paralelo a esa hora) Carabineros simplemente se ausentó de dichas emergencias.

Incluso al momento de realizar un ataque incendiario a la locomotora de la empresa FCAB y los otros hechos de violencia vividos en ese recorrido, en ningún momento llegó personal uniformado, haciendo solo presencia en el lugar pasada las 2 de la madrugada cuando ya los incidentes eran mucho menores.

Hay quienes interpretan esta inacción como una suerte de «gallito» del General Medina, mientras que fuentes de Timeline.cl aseguran que en el alto mando a nivel nacional están siguiendo con preocupación el actuar de recién llegado jefe de zona pues lejos de apaciguar las aguas como había sido encomendado en un comienzo, no ha hecho más que agitarlas en un ambiente ya convulsionado.

Hasta el momento el tema de garantizar la seguridad pública y los cuestionamientos hacia la inteligencia policial para determinar a quienes lideran los actos violentos siguen siendo tareas pendientes en una distante relación entre las autoridades la cual todavía resta por enfrentar venideros hechos de violencia en una estallido social que todavía no ve pronta salida.