Tocopillanos cuentan con su primera playa inclusiva

Un grupo de voluntarios de la Teletón, la Escuela Especial Pedro Aguirre Cerda, e integrantes del voluntariado corporativo de SQM, construyeron en la playa Covadonga dos rampas para facilitar el acceso a personas en situación de discapacidad.

Alberto Azua es padre de Milton, joven de 14 años que sufre de una discapacidad neuronal. Este tocopillano que además integra el voluntariado de Teletón ha dedicado los últimos años a convertir a Tocopilla en una ciudad inclusiva. Su último desafío fue transformar la playa Covadonga en un balneario apto para personas en situación de discapacidad; sueño que logró concretar con el apoyo de SQM, Teletón y representantes de la Escuela Especial Pedro Aguirre Cerda.

“Nuestras playas son muy bonitas y es necesario que todos, sin distinción, puedan disfrutarlas”, explicó Alberto Azua, coordinador Zonal del voluntariado de Teletón, quien además expresó que: “la idea nació ante la necesidad de brindarles a niños y adultos con discapacidad una vida más inclusiva, más integrada. A nivel estadístico, sabemos que casi el 90 por ciento de los niños discapacitados están a cargo sólo de sus madres, quienes deben hacer grandes esfuerzos para lidiar con la carencia de infraestructura que sufre Tocopilla, y este es un gran avance”.

Para la construcción de las dos rampas, una de 10 y las otra de 20 metros de longitud, fue clave el apoyo de los integrantes del voluntariado de SQM “Dale una Mano a Tu Comunidad”, quienes a través de esta intervención social dieron el vamos a su gestión 2020. 

Pablo Pisani, gerente de Comunicaciones, Sustentabilidad y Asuntos Públicos de SQM, destacó que: “esta iniciativa que no dudamos en apoyar va en línea con nuestra política de Diversidad e Inclusión, pues como compañía nos mueve el generar los espacios para que las personas en situación de discapacidad tengan igualdad de derechos. Estamos muy orgullosos de los resultados obtenidos, pues sin duda mejorará la calidad de vida de un alto número de familias tocopillanas”. 

La empresa minera además de apoyar la construcción de los accesos a través de su voluntariado corporativo aportó con materiales como: tubos de PVC, madera, y pernos de anclaje. Además, aportó con el asesoramiento de un arquitecto para el desarrollo y ejecución del proyecto.

Víctor Calderón es uno de los voluntarios de SQM quien participó en la construcción de los accesos inclusivos. El trabajador de SQM expresó que: “me siento muy orgulloso de haber sido parte de esta iniciativa que no tan solo beneficiará a personas en situación de discapacidad, sino que también a adultos mayores y otras personas con movilidad reducida. Una gran experiencia personal que aportará un granito de arena al desarrollo de la comunidad tocopillana”. 

Es importante destacar que esta iniciativa pionera en el puerto también se replicará en la playa El Salitre.