Entrevista
Wu Hsing-kuo, actor de “King Lear” el gran estreno internacional de Antof. A Mil 2020

Nacido en Taiwán en 1953, este interprete y director ha buscado desde los comienzos de su carrera una nueva forma de hacer teatro en su país. En 1986 fundo la compañía Contemporary Legend Theatre, dedicada a reversionar clásicos del teatro occidental en clave oriental. Durante años intentaron desarrollar este concepto, e incluso en los 90 se acercaron a al Theatre du Soleil para intercambiar experiencias, pero fue en 1998, y sin apoyo financiero, en donde la compañía se disolvió. Fue en ese momento cuando el artista creo en solitario King Lear.

Con el éxito de esa pieza, en 2011 refundó la compañía, con la que lleva quince años presentándose en todo el mundo y que hoy llega a Antofagasta gracias a Antof. a Mil, presentado por Fundación Teatro a Mil, Escondida | BHP, acogido a la Ley de Donaciones Culturales y cuenta con el patrocinio de las Ilustres Municipalidades de Antofagasta, Mejillones y San Pedro de Atacama, además de la Corporación Cultural de Antofagasta.

1- Cómo tratas el proceso creativo y encuentras la inspiración para representar los 10 personajes de King Lear?

King Lear es el primer monodrama de Contemporary Legend Theatre. Antes de esto ya había adaptado clásicos de Shakespeare como Macbeth, Hamlet y la tragedia griega Oresteia como producciones mucho más grandes, con elaborados sets, utilería, numerosos actores y orquestas. Aun así, luego de realizar Kingdom of Desire (una adaptación de Macbeth) en Palais des Papes durante el festival d’Avignon en 1998, me sentí extremadamente exhausto de esforzarme tanto para mantener la compañía así que decidí terminar sus operaciones. Durante este periodo, el director artístico del Le Théâtre du Soleil, Ariane Mnouchkine, vió Kingdom of Desire, me invitó a dar una charla sobre prácticas teatrales en Asia, en el Odéon Théâtre de l’Europe y una masterclass/taller en Arta – un centro de artes tradicionales.

En ese momento yo vivía en Francia, en un tipo de auto exhilio, actuaba irracionalmente, energizado por la rabia y desesperación de tener que cerrar mi compañía. De pronto me llegó la sugerencia del director de teatro japones Yukio Ninagawa. El Maestro Ninagawa también había visto mi producción de Kingdom of Desire en Tokio en 1993 y sugirió que deberíamos adaptar King Lear. El deseo de creación fue encendido en mí una vez más gracias a dos maestros de la comunidad teatral internacional y adaptar King Lear como un monodrama se convirtió en una válvula para mi autodestrucción. Justo cuando el gran director de teatro inglés, Peter Brook, dijo una vez, el teatro es el lugar donde estás constantemente destruyéndote y reinventándote. Previo a la creación de King Lear, había destruido mi compañía de teatro.

Dos años antes de dicha destrucción, debido a King Lear, me había encontrado a mí mismo una vez más, recolecté la fuerza necesaria para traer la compañía de regreso y mantenerla funcionado hasta hoy. He elegido del texto original a diez personajes representativos, que son el King Lear, sus tres hijas (Goneril, Regan y Cordelia), Earl of Gloster, Edgar, Edmund, Lear’s Fool, un perro y al actor Wu Hsing-Kuo. Se convirtieron en parte integral de mi King Lear, cada uno tiene su apariencia distintiva, personalidades e historias de vida que permiten formar una historia cohesionada y otorga integridad a este trabajo. Para distinguir un papel del otro en este monodrama, he empleado la fórmula de actuación de la ópera de Pekín para los personajes masculinos, femeninos, caras pintadas y comediantes.

Éste método da a cada personaje una voz propia y ayuda a la audiencia a diferenciarlos. Por lo tanto, la obra se vuelve fácil de seguir y la audiencia podrá apreciar la belleza única de la ópera de Pekín, parte del patrimonio cultural inmaterial de la UNESCO.

2- ¿Cuánto tiempo llevas desarrollando esta obra?

Esta obra está escrita, dirigida y actuada por un sólo hombre. Uno percibe la creatividad no solamente a través de la literatura, dirección, actuación, concepción, la presentación estilística y formativa, pero además del método de actuación, la integridad cultural y la experiencia. Como resultado, muchos críticos han considerado a esta obra como algo único al transformar el clásico de Shakespeare en parte de la memoria cultural propia. Luego del estreno del primer acto de King Lear en Francia en el 2000, regresé a Taiwan y en un año presenté esta obra completa con sus tres actos. The Play, Playing y A Player, que originalmente duraba 120 minutos. Desde entonces, King Lear ha recibido numerosas invitaciones internacionales y he tenido la oportunidad de refinar esta obra a una edición de 90 minutos.

3- La prensa señala que King Lear amplió el estilo de ópera china clásica. ¿Es la música un elemento esencial en esta obra?

Es una relación interdependiente entre la música y el drama. Basta decir que comparten una vida. Durante la actuación en la ópera de Pekín, el Lougo (grupo de percusión) articula las expresiones del actor, cada movimiento e intensifica cada emoción. En King Lear, una obra que nutrí con mi propia experiencia de vida, cada nota musical debe estar estrechamente conectada con cada emoción. Más aun, para representar eficazmente esta tragedia épica con solamente nueve músicos y un actor necesitamos respirar en sincronía. Sólo entonces, lo que he apuntado a expresar en King Lear, la esencia de la obra puede ser entregada a la audiencia y causar satisfacción.

4- ¿Cuáles son las disciplinas artísticas predominantes en King Lear?

La ópera de Pekín es una forma de arte que consiste en muchas disciplinas. Sus actores deben alcanzar un nivel de maestría en el arte del canto, elocución, gesticulación y acrobacia, lo que demora más de diez años en alcanzar. Estéticamente este arte es una combinación de ópera, baile, teatro, mímica, artes marciales, drama, etc. Lo que tiene su propia rica fórmula en los trajes, maquillaje y diseño de las máscaras. Con King Lear, en adición a usar elementos tradicionales he logrado deconstruir esta obra clásica, con metadrama y técnicas de montaje de forma de que la audiencia actual pueda, ya sea con una visión occidental y oriental, encontrar un lenguaje teatral que les hable, dándoles acceso a una comprensión de esta obra y eventualmente simpatizar consigo mismos. Por lo tanto, es muy difícil apuntar directamente a cuál disciplina artística prevalece. Si debo hacerlo diría que sería el baile para el primer acto; el drama par el segundo y la ópera para el tercero. Espero que esto ayude a la audiencia a comprender mi trabajo.

5- ¿Has escuchado del norte de Chile?

He oído de este lugar abundante en riquezas minerales, forestales y pesqueras, junto a una gran diversidad cultural. Durante el vuelo pude admirar desde la ventana del avión el magnífico paisaje rocoso y montañoso y los extensos desiertos. Me sorprendió la belleza del paisaje. El hotel en donde me estoy quedando da al océano desde donde puedo ver la bahía, los botes de pescadores que me recuerdan al norte de Taiwán. Además, considero que la gente aquí es muy amigable. La ciudad, para mí, tiene su propio misterio. Está ubicada en la cara opuesta del globo y se demora dos días en viajar hasta aquí en avión. Estamos encantados y apreciamos la invitación. Presentar las artes y la cultura de Taiwán en cada rincón del mundo y compartirla con la gente del norte de Chile será una experiencia única. Espero que la audiencia pueda disfrutarla.