Gobierno anunció querella contra detenido por ataque incendiario a tren

El Gerente General (s) de FCAB entregó más detalles del hecho y agregó que "apuntaron con un arma de fuego a la tripulación”.

Fue el propio ministro del Interior Gonzalo Blumel quien confirmó la noticia. El gobierno presentará una querella contra el, hasta ahora, único detenido por el atentado incendiario ocurrido en Antofagasta. Ante este hecho declaró que es «un hecho delictual grave, muy grave (…) vamos pedir las máximas sanciones que contempla la ley».

Hasta ahora no se han entregado más detalles del detenido sobre quien se solicitó ampliar el plazo para el control de detención a tres días.

El relato

Fue Marcos Sarmiento, Gerente General (s) FCAB quien entregó más detalles del ataque que afectó al convoy con sus dos operarios en su interior y que terminó con el ferrocarril incendiado desplazándose casi dos kilómetros sin nadie abordo.

De acuerdo al relato de los trabajadores que narra el ejecutivo, la máquina fue interceptada por un grupo de personas donde siete de ellos accedieron a la primera locomotora del convoy tras romper una de las ventanas. Sin embargo, esto sería solo el punto de partida de una situación que se volvió más violenta.

Sarmiento asegura que «a uno le lanzan una piedra y al ayudante le lanzan agua caliente que estaba en la máquina. Luego se sube un segundo grupo de manifestantes donde uno de ellos tenía un arma de fuego con el que amenazan a nuestra tripulación obligándola a bajar, amenazándolos de muerte».

https://twitter.com/i/status/1227062188814348289

Esto se debió, según cuentan desde FCAB, a que cuando los operarios logran descender de la máquina, «los manifestantes estaban al interior de la locomotora manipulando sus controles para luego prender fuego. Producto de esta manipulación de los controles la locomotora comenzó a desplazarse cerca de dos kilómetros logrando detenerse gracias al actuar de dos bomberos que eran ex ferroviarios y que tenían las competencias para detener el convoy».

Reacciones

El ministro del Interior Gonzalo Blumel anunció que el gobierno presentará una querella contra el único detenido por este atentado. «Este es un hecho delictual grave, muy grave (…) vamos pedir las máximas sanciones que contempla la ley», anunció la autoridad.

Por su parte, el propio dueño de la compañía Andrónico Luksic condenó el ataque señalando que «nada justifica que la vida de dos personas y la seguridad de una ciudad entera se pongan en riesgo ¡Chile necesita avanzar y con violencia eso nunca podrá ocurrir!».

La alcaldesa Karen Rojo por su parte indicó que «poner en riesgo vidas humanas en un ataque incendiario sin sentido a una locomotora en movimiento y que transportaba ácido sulfúrico, demuestra que la delincuencia no tiene límites. Llamo a todos a denunciar a los responsables y que se aplique el rigor de la ley». 

Mientras que el Intendente Edgar Blanco también se refirió al hecho: «Lo de ayer fue delincuencia pura y ya con ataque directo a personas para forzarlas a bajar del tren».