UDI evalúa intervenir el partido en Antofagasta tras crisis interna

En Santiago ya tendrían listo a quien sería el interventor quien vendría con facultades absolutas para hacer y deshacer dentro de la UDI a nivel regional y establecer incluso una nueva directiva.

Es tal la crisis interna que vive la UDI a nivel regional que ni siquiera está claro si tienen o no presidente a nivel regional. Esto luego que el Tribunal Supremo del partido decidiera sacar de su cargo a Diego Fernández -quien ostentaba ese cargo- y al secretario general Horacio Cortés. Ambos, a raíz de denuncias realizadas en contra de ambos por parte de propios militantes del gremialismo.

Sin embargo, los afectados con la medida presentaron una acción judicial contra quienes los destituyeron. Los acusan de no tener el poder para hacerlo pues no se habrían conformado como corresponde e incluso emitieron una declaración pública -firmada como directiva vigente- indicando que seguían en sus cargos sin haber perdido facultad alguna.

Espectáculo que pocas veces se había visto a nivel regional y que está siguiendo de cerca la directiva nacional quienes se reunirán este lunes en Santiago para debatir los cursos a seguir, siendo la carta que suena más probable la de establecer un interventor que ya tendría nombre y apellido.

El histórico

Cristian Leay, uno de los hombres históricos de la UDI, ex diputado y considerado al interior del gremialismo como uno de los discípulos directos de Jaime Guzmán, sería el nombre que corre con ventaja en caso que se opte por la intervención.

Cercanos al caso aseguran que en caso de concretarse Cristian Leay como interventor, vendría con facultades absolutas para hacer y deshacer a nivel local. Incluyendo el eliminar la estructura actual (que hoy es casi inexistente) y formar una directiva nueva. Su nombre sería clave pues también conoce de cerca la política local ya que en su momento hizo dupla para candidato a Senador con Carlos Cantero (RN), sumado a que cursó sus estudios superiores en Antofagasta.

Finalmente será este lunes cuando se debieran dar las primeras luces de salida a un conflicto que a nivel local tiene a la UDI totalmente quebrada de cara a momentos históricos como el plebiscito de abril y las elecciones municipales y de gobernador regional.