Cámara de Comercio de Antofagasta llama a denunciar a especuladores de precios

Presidente del gremio local la descartó que estemos frente a un problema inminente de desabastecimiento.

Foto: TVN

Este jueves comenzó el Estado de Emergencia en todo el territorio nacional y con ello también surgieron numerosas dudas respecto al funcionamiento del día a día. Al menos, en lo que respecta al comercio, fue el propio presidente del gremio a nivel local, Antonio Sánchez, quien aclaró varias dudas.

La primera de ellas es respecto al funcionamiento de los centros comerciales como el Mall. «Se llegó a un acuerdo de cerrar estos centros comerciales pero no en su totalidad. Quedan abiertos los supermercados que están en esos lugares, los que venden artículos para reparaciones del hogar y las farmacias. Eso sí, todos aquellos locales que quieran seguir vendiendo tanto comida como otros productos solo podrán hacerlo mediante Delivery (reparto a domicilio)».

El Presidente de la Cámara de Comercio de Antofagasta también descartó que estemos frente a un problema inminente de desabastecimiento y alentó a denunciar a los especuladores de precios.

  • ¿Es partidario que se limite la cantidad de artículos que se puedan vender en caso de aquellos productos de primera necesidad u otros similares?

Lamentablemente creo que sí es necesario pero no porque haya escasez de productos, pues no los hay. Lo que se ha producido en algunas ocasiones son quiebres de stock por sobreconsumo. Es decir, gente que está comprando -y es entendible- por la desesperación que acapara ciertos productos en caso de cuarentena pero también se ha detectado a personas que están comprando en exceso para luego revender a precios más elevados. Por lo tanto, para evitar esa compra orientada a la especulación creo que se hace necesario colocar un límite a la venta en cantidad de algunos productos esenciales.

  • ¿Eso debiera ser por ley o aplicarse como iniciativa del comercio?

No hay esa posibilidad de hacerlo legalmente. Creo que debe ser una iniciativa del comercio y así se ha hecho. Algunos supermercados ya están implementando aquella modalidad de venta máxima de algunos productos por persona pero repito que no es por la escasez sino que con al finalidad de evitar especulaciones sobre esos productos.

  • ¿Debería replicar aquello también el comercio más pequeño?

Efectivamente. Todos aquellos que observen que se está mal utilizando este momento por algunas personas debieran hacerlo. Además, hacemos un llamado a que la gente denuncie todo tipo de especulaciones. Estamos viendo que hoy día el comercio ambulante está vendiendo mascarillas, guantes y alcohol gel -que es falsificado- ha precios exagerados en la vía pública. También se debe denunciar a comerciantes que estuvieran especulando o aprovechándose de esta emergencia. 

  • ¿Qué rol cumplen los pequeños negocios en tiempos de pandemia como estos donde se debe evitar contacto con mucha gente como la que se ve en las grandes cadenas de supermercados?

Son muy importantes y no solo en estos casos. Ese comercio de cercanía permite solucionar el día de las personas pues al supermercado se va por las compras mayores pero hay muchas personas que tienen que recurrir al comercio de barrio. Recordemos también que en algunos sectores de Antofagasta desaparecieron comercios de grandes superficies que cerraron por lo que estaba sucediendo (estallido social), de ahí que estos pequeños negocios son mucho más relevantes.

  • ¿Es realista pensar que se pueda producir un desabastecimiento de alimentos en el futuro cercano?

Si bien no podemos asegurar qué ocurrirá más adelante, hoy día, consultadas no solo la Cámara de Comercio sino todas las otras asociaciones gremiales, agricultores especialmente, indican que están trabajando perfectamente bien. La cantidad de personas enfermas no implican que haya un problema grave en la producción de alimentos u otro tipo de productos por lo que escasez no hay ninguna. No hay razón para decir que se están produciendo menos productos. La agricultura y la industria está funcionando bien, no hay baja en la producción ni agrícola o industrial.