Senadoras valoran promulgación de Ley Gabriela

Ad portas de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer (8M), se materializó la iniciativa que amplió el delito de femicidio a las agresiones con resultado de muerte que se generen en el marco de un pololeo. No obstante, la ceremonia no estuvo exenta de polémica por la alocución del Presidente de la República y la inasistencia de algunas parlamentarias autoras.

Foto: Rock&Pop

A poco más de un mes de que fuera despachada por el Congreso Nacional, la denominada ley Gabriela fue promulgada en el Palacio de La Moneda. Hasta ese lugar llegaron familiares de Gabriela Alcaíno, quien falleciera junto a su madre Carolina Donoso, luego de ser atacadas por el ex pololo de la joven a mediados del 2018.

A partir de ahora, el delito de femicidio incluye a las relaciones de pololeo y noviazgo, considerando las razones de género. En el caso de Gabriela todo se acotó a homicidio simple puesto que la principal víctima y su agresor no vivían bajo el mismo techo, así el crimen no fue considerado femicidio. Con esta ley, la situación cambiará endureciendo las sanciones que van desde el presidio mayor en su grado máximo hasta el presidio perpetuo calificado, lo que significa que arriesga de 15 años y un día a 40 años de cárcel.

Dentro de las asistentes al acto de promulgación estuvieron algunas de las integrantes de la Comisión Especial de Mujer y Equidad de Género, quienes tuvieron un activo rol en la tramitación de la propuesta. Todas calificaron como histórico este momento.

Desprotección

En esa línea, la senadora Carmen Gloria Aravena manifestó que “estamos haciéndonos cargo en serio de una realidad lamentable, que es que las mujeres están más desprotegidas por su condición de mujeres y por lo mismo requieren de una mayor protección”.

La parlamentaria valoró que tras un año de tramitación en dicha instancia y la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento finalmente “hemos logrado darle curso a un texto legal que  aspira a resguardar a las mujeres y debe honrar a las más de 440 víctimas de femicidio que hemos lamentado durante la última década”.

Resaltó que la ley contempla también las relaciones de noviazgo y pololeo en la tipificación del delito de femicidio, lo que “es tremendamente relevante y tranquilizador”, precisando que la nueva normativa establece penas de presidio mayor en su grado máximo hasta presidio perpetuo, es decir, sobre los 20 años de cárcel, para este tipo de crímenes”.

Polémica ceremonia

En la misma línea, la senadora Ximena Órdenes valoró que la iniciativa se haya transformado en ley recordando la conmoción que generó en la opinión pública, la muerte de Gabriela y su madre. Sin embargo, la legisladora lamentó los dichos del presidente Sebastián Piñera en la ceremonia de promulgación.
El primer mandatario aseguró que “a veces no es solamente la voluntad de los hombres de abusar, sino también la posición de las mujeres de ser abusadas. Tenemos que corregir al que abusa y también tenemos que decirle a la persona abusada que no puede permitir que eso ocurra y que la sociedad entera la va a ayudar en respaldar y evitar que esos hechos sigan ocurriendo».
La legisladora calificó estas declaraciones como inapropiadas asegurando “que estas palabras contradicen el espíritu de la ley. Hubiera esperado del Presidente una reflexión con una lógica distinta”.
Ad portas de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer que se desarrollará el 8 de marzo próximo, la parlamentaria relevó esta ley mencionando que “lo que las mujeres hemos tratado de hacer en todo el mundo es poner en la agenda pública que más allá de los avances legislativos, es urgente que se registre un cambio cultural que apunte a una real equidad de género”.

Señales

Para la senadora Yasna Provoste, “lo fundamental ha sido compartir con la familia Alcaíno Donoso este duro camino que hoy terminó con la promulgación de esta ley. Esperamos que esta sea una oportunidad para que la sociedad se mueva con otros valores como es el respeto a todas las personas”.
En cuanto a su ausencia en la ceremonia de promulgación, la congresista explicó que “no quisimos asistir como una señal. Mientras el Gobierno no detenga la represión que hay y la violación a los derechos humanos, no nos parece adecuado festejar con el gobierno, y las palabras –desafortunadas- del presidente Piñera nos dan la razón”.

Un paseo de muchos

A su vez, la senadora Ximena Rincón recordó que esta iniciativa le tocó muy de cerca porque debió acompañar a la familia en su dolor y luego participó en la redacción del texto en sus distintas etapas.
“Hay que hacer un esfuerzo como país y entender que todos somos importantes, todos merecemos respeto, las mujeres y los hombres. En el caso de nosotras, muchas veces la falta de respeto termina en muertes. Me alegro por esta promulgación, pero es solo un paso de muchos que debemos dar”, hizo ver.