Activan operativos para visitar a adultos mayores sin red de apoyo en Antofagasta

Actualmente, el programa “Vínculos” atiende a alrededor de 600 personas en la Región de Antofagasta, el que es dirigido a personas mayores de 65 años que vivan solas o acompañadas de un pariente y que se encuentren en condición de pobreza, según el Registro Social de Hogares.

Foto: Radio Universidad de Chile

Una visita para conocer en terreno el estado de salud y las necesidades de adultos mayores sin red de apoyo realizaron profesionales del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama) y la Seremi de Desarrollo Social y Familia en el sector norte de Antofagasta.

El operativo contó con el apoyo de funcionarios de la municipalidad y consideró la visita a un total de 25 hogares en la ciudad, de los cuales 15 ya fueron encuestados en el recorrido realizado el último viernes a las personas pertenecientes al programa “Vínculos”.

El seremi de Desarrollo Social y Familia, Patricio Martínez, explicó que la iniciativa apunta a monitorear la condición de salud en que están los usuarios, cuáles son sus necesidades y qué necesitan para poder ayudarlos en sus requerimientos, más aún cuando este grupo etario es el de más alto riesgo debido al coronavirus.

Esta misma actividad será replicada en los próximos días en Tocopilla y San Pedro de Atacama, labor que estará a cargo de los equipos municipales respectivos, donde hay un importante número de usuarios. En la primera ciudad, también se hará entrega de canastas familiares.

Medidas

La encargada regional del programa “Vínculos” de la Seremi, Carolina Saavedra, manifestó que de las primeras 15 viviendas visitadas en Antofagasta, en 13 de ellas pudieron contactar a los adultos mayores, ya que hasta antes de este catastro la mayoría no contestaba los llamados telefónicos.

Además de verificar en terreno su estado de salud, este recorrido tuvo por objetivo activar una red de apoyo de los vecinos con estos usuarios, concretar la rápida y total vacunación contra la influenza en sus hogares y reforzar la información sobre las medidas de prevención ante la pandemia del coronavirus, especialmente de aquéllos con movilidad reducida.

“Estaban muy contentos, ansiosos y agradecidos por esta visita. Nos invitaban a pasar a sus viviendas, pero les explicábamos que no era conveniente por medidas preventivas. Nos agradecieron por la preocupación y activamos diversos protocolos para estar en permanente comunicación”, dijo Carolina Saavedra.

La profesional aseguró que los vecinos tendrán un rol fundamental para estar en contacto con las personas mayores que no cuentan con redes de apoyo efectivas, en especial al presentar alguna necesidad o requerimiento que no puedan cumplir por sus propios medios.