Alcaldes de la región dan portazo a la idea de volver a clases el 27 de abril

Alcaldes afirman que mientras no existan condiciones sanitarias propicias para las comunidades educativas, las clases presenciales no se retomarán.

Foto: Mega

La fecha de vuelta a clases de forma presencial es hoy la principal interrogante de padres y apoderados en todo Chile. Los mismos que ven con preocupación que este hecho signifique un riesgo para la salud de sus hijos y motivos tienen para estarlo pues según estimaciones del propio gobierno a fines de abril y principios de mayo se registraría el peak de casos por coronavirus.

Es por lo anterior que se encendieron las alertas en los distintos municipios del país tras escuchar al Ministro de Educación, Raúl Figueroa, quien solo planteó como «poco probable» que se vuelva a clases el 27 de abril dejando esto a manos de la cartera de Salud, y no descartarlo de plano. Postura que sí tomaron 60 alcaldes del país quienes a través de una carta derechamente dieron un portazo a la idea del retorno presencial a las aulas.

Dentro de los firmantes se encuentra la alcaldesa Karen Rojo, quien indicó que «la educación municipal de Antofagasta no volverá a clases el lunes 27 de abril, sino hasta que se cuenten con las condiciones sanitarias propicias para las comunidades educativas”.

Postura que también es compartida por sus pares de Calama y Sierra Gorda, quienes a través de redes sociales plantearon lo mismo.

«Frente a la confusión que se ha generado ante la eventual vuelta a clases el 27 de abril quiero ser claro que como alcalde de la ciudad no permitiré que nuestros alumnos y alumnas ingresen a clases en las condiciones actuales (…) Hago un llamado a no improvisar y lanzar este tipo de informaciones que ponen en alarma a la población y ponen en riesgo la salud de nuestra gente», indicó el alcalde Daniel Agusto.

Por su parte, José Guerrero, jefe comunal de Sierra Gorda indicó que «como Sostenedor de mi comuna no permitiré el ingreso de Estudiantes y Profesores. Tomo esta decisión a pesar que los recursos que ingresan por subvención puedan verse afectados, pero la Salud y la vida de nuestros Estudiantes, Profesores y Asistentes de la Educación está primero».

Antofagasta

La alcaldesa Karen Rojo profundizó en la postura indicando que «he estado conversando con todos los alcaldes de la región de Antofagasta y hemos tomado una determinación, los estudiantes de la educación municipal no volverán a clases el lunes 27 de abril, hoy ni el Ministro de Educación ni el de Salud pueden firmar un cheque en blanco porque no hay nadie que pueda garantizar la protección de los alumnos desde el punto de vista sanitario”.

Dentro de la justificación para esta postura indica que las condiciones idóneas no están dadas para que los escolares vuelvan a clases de forma presencial. Esto sin que quede claro todavía la fecha en la cual podrían retornar.    

Programa «Habilidades para la vida» 

Ante el anuncio del Ministerio de Educación de reformular los programas Habilidades para la Vida en sus fases 1, 2 y 3 conducentes a pesquisar y desarrollar estrategias de intervención en favor de alumnos que presentan un alto riesgo social, es que la Alcaldesa, Karen Rojo, envió un oficio al Ministro de Educación, Raúl Figueroa, para solicitarle que se de continuidad al convenio suscrito entre la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (JUNAEB) y CMDS, para seguir ejecutando esta iniciativa cuyo objetivo es velar por la buena salud mental del estudiantado. 

“Oficiamos al Ministro de Educación para que se pueda replantear esta decisión que se está tomando a nivel nacional, de modo que nuestros estudiantes puedan seguir siendo beneficiados con este programa, el que en la comuna de Antofagasta ayuda a más de 27 mil niñas, niños y adolescentes los que hoy son asesorados por un grupo de 28 profesionales que trabajan directamente con las unidades educativas en materia de detección de riesgos sociales como drogadicción, vulneración de derechos, entre otros, mediante intervenciones psicosociales”.

La Alcaldesa manifestó la necesidad de dar continuidad a este programa, en particular durante la crisis sanitaria que vive el país, donde lamentablemente se ha podido registrar un alza en las estadísticas de violencia intrafamiliar y vulneración de derechos.