Antofagasta: Solicitan vacunar contra la influenza los trabajadores con mayor contacto con la población

Oficio al Ministro de Salud apunta a inocular a trabajadores de farmacias, supermercados, bancos, entre otros.

Vacunación
Foto: IMA

La Alcaldesa Karen Rojo oficiará al Ministro de Salud, Jaime Mañalich y a la Subsecretaria del ramo, Paula Daza, con el fin de sumar a la campaña de vacunación contra influenza a los trabajadores de farmacias, supermercados, bancos y todos aquellos funcionarios que estén en contacto más directo con la comunidad durante la pandemia.

De acuerdo a lo manifestado por la autoridad comunal, “no es posible que aquellos trabajadores que están a cargo de desarrollar los servicio de primera necesidad no cuenten con una inmunización especial que resguarde su salud, más aún, cuando nos acercamos a las semanas más complejas de contagios de enfermedades víricas como la influenza y Covid -19 en el país.

“Los protocolos ministeriales están al debe con los trabajadores más expuestos a estas enfermedades, dejándolos ubicados en la última línea de priorización para ser inoculados contra la influenza, generando con ello una exposición innecesaria a miles de trabajadores a contraer enfermedades respiratorias graves. Lo más lógico, desde el punto de vista sanitario, es prevenir estas enfermedades y no asumir los costos de éstas, sostuvo Rojo.

La alcaldesa llamó al secretario de Estado “a abrir la campaña de vacunación utilizando nuestros mismos stock de vacunas, ya que llevamos un 75% de cobertura comunal y justamente el Item de “otras prioridades” es el más bajo con un 40% de cobertura, por tanto, aquí podemos cubrir esta petición que hacemos en nombre de miles de trabajadores que están a la espera de esta decisión.”

“Hoy más que nunca debemos proteger a quienes más se exponen al contagio del virus y una forma de hacerlo es inocularlos de manera urgente, previniendo así el contagio de influenza en las semanas más decisivas en el desarrollo del letal virus”, expresó.

La jefa comunal enfatizó “espero con urgencia la autorización del Ministerio de Salud, ya que estamos cercanos a las semanas de mayor circulación viral por influenza y si no hacemos algo exponemos a un mayor contagio a los funcionarios que prestan servicios básicos, donde nuestros vecinos adquieren  sus alimentos o medicamentos, como  son supermercados y farmacias».