Hasta baratas encontró la autoridad en fiscalización a locales de Antofagasta

Una fuente de soda al paso, ubicada afuera del “Parque Juan López”, no contaba con resolución sanitaria, no tenía agua potable y desperdicios eran botados a la alcantarilla.

Dos locales de venta de alimentos preparados quedaron con prohibición total de funcionamiento por graves deficiencias sanitarias y de seguridad. Medida aplicada por la Unidad de Alimentos de la Seremi de Salud, quienes al ser convocados a una fiscalización por la Gobernadora de Antofagasta, Katherine López, comprobaron la veracidad de las denuncias realizadas por vecinos.

Pese a existir la Resolución Exenta 200 del Ministerio de Salud, que prohíbe el consumo de alimentos al interior de los locales comerciales y que busca contener la propagación de contagios por coronavirus, sigue quedando en evidencia que los comerciantes no se encuentran acatando la normativa que rige desde el 20 de marzo pasado.

Graves deficiencias sanitarias

La Gobernadora Katherine López, explicó que “hemos realizado distintas diligencias y constatamos que algunos siguen haciendo caso omiso a esta instrucción, por lo tanto, se ha recurrido a cursar las infracciones que corresponden y someterse a la sanción que la autoridad sanitaria a dispuesto en esta oportunidad. Es importante recordar que esta es una normativa que busca controlar la propagación del Coronavirus. En Antofagasta tenemos casos que cada día van aumentado, por lo tanto, nuestro deber como autoridad es seguir haciendo estas fiscalizaciones para que la gente las pueda cumplir”.

Al Restaurante “Puerto Coquimbo”, ubicado en la Avenida Edmundo Pérez Zujovic, se decretó la prohibición de funcionamiento por graves deficiencias sanitarias. Entre ellas contaminación cruzada de alimentos, filtraciones de agua, presencia de grasa en piso y techo; máquinas frigoríficas, conservadoras y luminarias en mal estado, presencia de baratas vivas y muertas, extintores vencidos hace un año, baños en mal estado y el personal que laboraba en la cocina, no contaba con las mínimas medidas de seguridad y protección personal. Fiscalización que era observada por trabajadores de empresas cercanas al lugar que se encontraban a esa hora almorzando en el restaurante.

En el caso de la fuente de soda al paso “Donde la Rubia”, ubicada en la Avenida Pedro Aguirre Cerda afuera del “Parque Juan López”, no contaba con la resolución sanitaria que autoriza la venta y consumo de alimentos, no tenía agua potable, el piso de tierra y paredes de tela, los productos cárneos se encontraban vencidos y con mal olor, frutas y verduras en mal estado y los desperdicios eran botados mediante una conexión hechiza, directamente al alcantarillado público que se ubica en el lugar. En este local de paso, también se sorprendió a público sentado consumiendo alimentos.

Mientras que a la dueña del Restaurante “Ruka” ubicado en Oficina Petronila en La Chimba y que al momento de la fiscalización no se detectó la presencia de comensales en su interior, se le instruyó retirar sillas y mesas y sus productos solo pueden ser consumidos fuera de este.

Venta de frutas y verduras en «Puerto Seco»

A pesar que la Seremi de Salud decretó el domingo pasado, la prohibición de funcionamiento de la Vega Central de Antofagasta y los locatarios trasladados de manera provisoria hasta “Altos La Portada” para comercializar sus productos a mayoristas; camioneros y comerciantes fueron sorprendidos infringiendo la medida al estar vendiendo sus productos en la calle en el sector de “Puerto Seco”.

La Gobernadora de Antofagasta, Katherine López, dijo que “recibimos denuncias de personas que estarían vendiendo en el sector de Puerto Seco, a raíz del cierre temporal que se ha hecho de la Vega Central, por lo tanto, esa no es una condición que esté autorizada, no corresponde que ellos estén realizando esta actividad y se les ha solicitado que se retiren para que no se produzcan más contagios. Estas son medidas que muchas veces tienen otras implicancias, pero sin embargo, son medidas que se tienen que tomar por la vida de muchas personas vulnerables aquí en la región de Antofagasta”.