La salud está primero y la minería es importante

Por Diputada Paulina Núñez

Paulina NúñezLa propagación del COVID-19 en la región de Antofagasta es una situación a la que debemos poner especial atención, entendiendo que ésta concentra el 52% de la producción nacional de cobre, característica que conlleva la circulación masiva y permanente de trabajadores que se desempeñan en diversas faenas de la zona y que provienen de otras regiones del país.

Actualmente en la Región de Antofagasta se ha decretado una cuarentena preventiva, aduana sanitaria en los aeropuertos locales y en el de Santiago y toque de queda, sin duda estas medidas han ayudado a tener control y proteger la salud y la vida de los habitantes de nuestras nueve comunas.

Sin embargo debemos ser exageradamente precavidos y extremar las medidas ahora. Hace unos días conversé con el presidente Piñera para pedirle que evaluara el cierre de las fronteras de la Región, de esta forma proteger la salud de los habitantes de nuestra región y permitir que la actividad minera no se detenga. Así es, mientras las compañías mineras no entiendas que los turnos 7 x 7 deben ser modificados al menos a 14 x 14 tendremos que seguir solicitando medidas más rigurosas que permitan planificar el ingreso y salida de trabajadores. Sin la voluntariedad de la industria nos obligan a tomar medidas más exigentes.

Necesitamos aislar a nuestra región para no poner en riesgo la salud y la vida de los habitantes de las nueve comunas y que la minería siga funcionando con los trabajadores que permanezcan en nuestra región entendiendo que hay disponible mano de obra local.

Un cordón sanitario permitirá frenar el ingreso y salida constante que hemos tenido de trabajadores que vienen de zonas con mucho más contagio y que aumentan la probabilidad de contagio en nuestra zona.

Con la convicción de ser una buena decisión, nos vemos unido los siete parlamentarios. Deja de ser una solicitud propia o de unos pocos y se hace un llamado transversal y local. Fue así que enviamos una carta al Presidente de la República poniendo énfasis también en la comuna de San Pedro de Atacama y el Área de Desarrollo Indígena del Alto El Loa, entendiendo que se trata de territorios que podrían ser aún más vulnerables a la expansión del virus, por las características de las comunidades que los habitan, compuestas mayormente por adultos mayores y con grandes dificultades para acceder a servicios de salud.

Y no olvidemos que la región aloja uno de los destinos turísticos más reconocidos del mundo, como lo es el desierto de Atacama, cuyos principales atractivos se concentran mayormente en la comuna de San Pedro de Atacama y en el Área de Desarrollo Indígena del Alto El Loa, movilizando miles de turistas periódicamente.

La solicitud esta hecha. Seguiremos trabajando unidos, hoy esta crisis la debemos enfrentar sin pequeñeces y poniendo por delante la salud y la vida de nuestros compatriotas, eso está en juego. Nuestro deber es velar por el bienestar de los habitantes de nuestra región, ese es nuestro norte.