Abogados del Caso Main cuentan sus expectativas del juicio contra Karen Rojo

“Los juicios no se gana con trucos, trampas, ni portadas de periódicos. El Fiscal ha mantenido una tesis que no podrá acreditar en el juicio”, asegura el abogado defensor Fidel Castro. “Se acreditará que la alcaldesa, en su calidad de empleado público y en razón de su cargo, defraudó al Estado”, indica el abogado querellante Rolando Lorca.

Fidel Castro y Rolando Lorca

Los abogados Fidel Castro (defensor) y Rolando Lorca (querellante) han sido los rostros más emblemáticos desde la parte legal del denominado «Caso Main» que tiene como formalizados, entre otros, a la propia alcaldesa de Antofagasta Karen Rojo y cuya investigación por parte del Ministerio Público entró en su recta final para dar paso al juicio por los delitos de fraude al fisco y negociación incompatible.

Ante este escenario conversamos con ambos juristas respecto a lo que esperan como resultado de este proceso que comienza y cuál es el principal argumento para defender su posición.

Fidel Castro, abogado defensor de Karen Rojo. En todos los juicios, para efectos de proyectar un resultado, debe atenderse no sólo a la teoría del caso, sino que además, a la prueba que se produzca en él. En los juicios orales, la evaluación que se hace es en relación a los antecedentes de la Investigación, y estos van en contra de lo que el Fiscal ha sostenido. Los juicios no se gana con trucos, trampas, ni portadas de periódicos.

El Fiscal ha mantenido una tesis que no podrá acreditar en el Juicio, no sólo respecto de Karen Rojo Venegas, sino que además, de Edgardo Vergara Montt, pues los actos que le imputan son inexistentes. La Empresa MAIN prestó servicios a la CMDS, luego de haber sido contratada, dichos servicios fueron pagados contra el trabajo realizado, y eso, en ninguna parte puede ser constitutiva de delito.

Si el Fiscal quiere sostener su juicio sobre la base de testimonios de personas que han mentido reiteradamente y desatender su propia investigación, es un problema de él y no de la defensa. Esperamos que se dicte una sentencia absolutoria en este caso, y que aquellos que empujaron injustificadamente esta causa haciendo creer que hay responsabilidad penal, luego asuman sus responsabilidades, ya que el peor favor que se puede hacer al sistema judicial, es instrumentalizar procesos judiciales para perseguir fines diferentes a la justicia.

Rolando Lorca, abogado querellante. Del juicio esperamos dos hechos. El primero es que se dicte sentencia condenatoria a lo menos a la Sra. Alcaldesa por el delito de fraude al fisco y negociación incompatible. El principal argumento jurídico es que los hechos de la formalización del 15 de junio del año 2018 y su posterior reformalización, son constitutivos del delito de fraude al fisco previsto y sancionado en el artículo 239 del Código Penal y de dos delitos consumados de negociación incompatible, previsto y sancionado en el artículo 240 del mismo código.

Se acreditará que la alcaldesa, en su calidad de empleado público y en razón de su cargo, defraudaron al Estado más los otros dos imputados, provocando una pérdida patrimonial, lo que pudieron llevar a cabo mediante la celebración de contratos a honorarios con una entidad receptora de fondos fiscales (la CMDS y Corporación Cultural), actuando el empleado público en su condición de presidente del directorio de las mismas, encomendando la prestación de servicios, y los restantes acusados como sus cómplices; contratos donde se indicaban determinadas labores a efectuar, sin que éstas en definitiva se ejecutarán, desarrollando en cambio funciones de asesoría política a la persona de la Alcaldesa de la Municipalidad de Antofagasta.

En cuanto la acusada Karen Rojo, su conducta dio lugar al delito reiterado de fraude al Fisco y de negociación incompatible, pues ordenó contratar y contrató a una persona jurídica, en diversas oportunidades para que ejecutará trabajos de asesoría al directorio de la CMDS que aquella presidía, sabiendo que las labores no se iban a realizar pues los requería para que lo asesoraron en su calidad de Alcalde, respecto de su reelección como tal, por lo ella se resultó beneficiada de ese actuar reprochable.

El segundo hecho o expectativa que espero se configure es que esta condena y/o el proceso judicial propiamente tal, sea un disuasivo para aquellas personas que pretendan convertir un cargo público en una suerte de botín de pirata, por lo que espero que de rebote mejore la participación ciudadana en las cuestiones colectivas de nuestra comunidad. Porque somos parte de una comunidad, no solo somos titulares de derechos sino de deberes también, por lo que los ciudadanos de Antofagasta, deben interesarse evaluando a fondo a quienes deseen postularse a cargos de elección popular, como el municipio.

En otras palabras, que doña Karen Rojo Venegas, sea hoy un segundo alcalde de Antofagasta acusada de delitos ligados a corrupción, en 10 años, es responsabilidad de los poco más de 200.000 antofagastinos que no concurrieron a votar en octubre del año 2016 debiendo hacerlo, porque la actual alcaldesa fue tal obteniendo apenas 18.070 votos equivalentes al 28,1% del total de votantes, 65.992.-.

Esa contingencia repetida en un década, no es perjudicial sólo para la alcaldesa en términos de su prestigio social, es también perjudicial para la ciudad, constituye una muestra de que la hemos abandonado como el espacio público que nos cobija anteponiendo el individualismo antes que pensar el beneficio propio como colectivo, eso se ve de manera dramática con la calidad de los dirigentes de los partidos políticos de la ciudad.