Directora SernamEG: «Hoy las jóvenes se están atreviendo a denunciar mucho más»

Los llamados al fono-orientación habilitado para casos de Violencia Intrafamiliar han aumentado un 93% en la región de Antofagasta desde el inicio del confinamiento social producto de la pandemia.

Katherine Veas Ríos, directora regional (s) del SernamEG
Katherine Veas Ríos, directora regional (s) del SernamEG

Durante el primer trimestre de este año han ingresado 346 causas de violencia intrafamiliar (VIF) en el Tribunal de Familia de Antofagasta, 1.114 a la Fiscalía Regional y 200 al tribunal calameño. Si bien, los casos no muestran mayor diferencia con años anteriores, sí lo hicieron los llamados al fono de orientación gratuito para este tipo de situaciones los cuales se incrementaron en un 93,94% a nivel regional.

En conversación con Timeline.cl, Katherine Veas, directora (s) del Nacional de la Mujer y la Equidad de Género en Antofagasta, analizó el impacto de la violencia intrafamiliar en tiempos de pandemia. «No por estar en confinados los casos aumentan (…) En varios casos esto se venía arrastrando pero sin un estallido, pero con esta situación de encierro se han acelerado los procesos», indica.

  • ¿Qué significa que las etapas se aceleren?

Nosotros hablamos de círculo de la violencia que tiene varias etapas donde hay ciertos procesos que las parejas viven y que en este caso claramente se aceleran mucho más con una mayor convivencia. 

  • ¿En qué rango etario están centrados la mayor cantidad de llamados en busca de orientación por VIF?

Hoy las mujeres más jóvenes se están atreviendo a denunciar mucho más, conocen más plataformas de denuncias, manejan mucho mejor las redes sociales y también han recibido más rápido el mensaje de dar a conocer la situación, de buscar apoyo y de activar las redes cercanas que tienen para poder terminar con esta situación a diferencia de las mujeres más adultas que tienen otro tipo de cultura pues vienen con una educación mucho más sumisa y a muchas de ellas se les entregó un mensaje de que estar en pareja o en un matrimonio era prácticamente como aguantarlo todo y que debía mantenerse en esa situación. Así es que claramente las mujeres más jóvenes son las que hoy en día están denunciando mucho más y ellas mismas están empujando a que las mujeres más adultas también puedan denunciar.

  • Dentro de esta condición de pandemia ¿Existe alguna relación entre el grado de hacinamiento que se vive en un campamento con el aumento de las denuncias?

La violencia intrafamiliar es transversal, por eso es que no tiene relación con el espacio. Por ejemplo, podría haber una persona que estuviese viviendo violencia psicológica en un espacio muy amplio, en una casa muy grande y una persona que esté viviendo violencia física en uno muy reducido.

  • ¿Cuál es el principal tipo de violencia que se repite en estas solicitudes de apoyo que han recibido?

Es la violencia física que a su vez es la que más atemoriza a muchas mujeres y que finalmente las lleva a denunciar. Muchas veces la violencia psicológica pasa muy desapercibida, la tomamos como algo normal, incluso también la violencia económica que queda muy oculta entre cuatro paredes. Lo mismo con la violencia sexual, son violencias que no se reconocen a primera instancia.

  • ¿Cuál es el proceso que viven las víctimas después de denunciar?

Hay un proceso que es muy importante que viene después de hacer la denuncia que es donde la mujer tiene todo el impacto de lo que se viene más adelante, entendiendo que va a vivir una realidad muy diferente. Muchas veces la dependencia económica es uno de los factores muy importante donde las mujeres vienen aguantando por un tema de qué va a pasar con ellas y qué va a pasar con sus hijos. Cuando no hay autonomía económica claramente se incrementa con mayor rapidez esta posibilidad que ella pueda retornar con su agresor. Ahí es donde las mujeres necesitan mayor contención y apoyo familiar como también mayores redes para poder tener y contar con autonomía económica.

  • ¿Existe todavía una actitud de no meterse en el entorno cercano de una mujer víctima de VIF?

Lamentablemente eso todavía sigue ocurriendo. Siempre nos dijeron que en temas de casados no debíamos meternos pero hoy estamos haciendo un llamado a dejar de ser meros espectadores y accionar. No les pedimos a las personas que se involucren quizás en cosas mayores sino que lo que puedan entregar la orientación, quizá una palabra a aquella mujer que está viviendo algún tipo de violencia. Nosotros contamos con centro de la mujer y casa de acogida, para aquellas mujeres que estén viviendo violencia, pero además contamos con un centro de re-educación para hombres que está dirigido a quienes -quizás por temas culturales o por situaciones que vieron- son agresores pero quieren cambiar su conducta.

  • ¿Un hombre puede cambiar ese tipo de conducta?

Esto parte por la voluntad pues a nadie se le obliga a ser parte. Es necesaria la disposición que tiene cada uno de ellos pero y hemos tenido casos bien favorables donde realmente han logrado egresar de este proceso de intervención y vuelto a generar nuevos lazos. Hay un seguimiento del proceso después de egresar, tenemos varios casos que son exitosos y que en realidad el tema de que sea voluntario nos ayuda mucho porque ellos no se sienten obligados sino que están por su propia voluntad.

  • En aquellos casos donde el hombre agresor se separa de su pareja sin haber iniciado un tratamiento como el que comenta ¿Es probable que también sea violento con las parejas que tenga posteriormente?

Por supuesto que sí, es importante que aquel hombre que demostró contar con estos rasgos agresivos pueda sumarse a una terapia de re-educación. Nosotros hablamos del circulo de la violencia porque el hombre agrede, luego se arrepiente, cambia su conducta, viene el proceso de «re-enamoramiento» o de calma donde tiene una conducta intachable, incluso muy buena pero luego vuelve un tiempo de estrés para nuevamente darse la agresión. Entonces, es importante que él aprenda a manejar cómo puede enfrentar los conflictos, cómo puede también tener mayor tolerancia y eso tiene que ser trabajado a con un especialista.