ONU mujeres para América Latina y el Caribe expuso sobre panorama regional de la legislación sobre violencia contra la mujer

Dos representantes de dicho organismo entregaron un detallado informe sobre la materia a las senadoras de la comisión especial de la mujer y la igualdad de género.

Foto: Telesur

Un detallado análisis de la legislación sobre violencia contra la mujer que existen en distintos países de la región, hicieron las representantes de ONU Mujeres para América Latina y el Caribe, Yeliz Osman y María Inés Salamanca, ante la comisión encargada de conocer iniciativas y tramitar proyectos de ley relacionados con la mujer y la igualdad de género del Senado.

Ello, en el marco del estudio de las indicaciones al proyecto de ley sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia que está siendo votado en particular por dicha instancia. En la oportunidad también participaron la nueva Ministra de la Mujer y Equidad de Género, Macarena Santelices y la subsecretaria Carolina Cuevas. (Vea aquí la sesión)

Durante la sesión las representantes de ONU Mujeres para la región expusieron sobre los principales enfoques y aplicación de las leyes de violencia hacia las mujeres en América Latina y el Caribe y señalaron que la tendencia es contemplar una ley integral, más que leyes específicas.

María Inés Salamanca dio a conocer los estudios que se han realizado y puso a disposición una serie de medidas y recomendaciones que se han adoptado en la región respecto a la respuesta inmediata frente al Covid 19 y el impacto de la pandemia en el empleo, particularmente en el de las mujeres.

Por su parte, Yeliz Osman expuso sobre la legislación que se ha ido implementando en diversos países para combatir la violencia contra la mujer y en tal sentido, se refirió a la necesidad de contar con una ley integral para combatirla.

Agregó que «los países de latinoamerica han avanzado en leyes integrales, con excepción del Caribe donde aun se mantienen leyes específicas…las leyes integrales responden a la necesidad de los Estados de adaptar la legislación a los diversos problemas y temas que enfrentan las mujeres».

Explicó que ONU Mujeres desarrolló un marco modelo para ayudar a los países a elaborar leyes integrales y que es fundamental reconocer la violencia contra las mujeres como una forma de discriminación de género y establecer disposiciones que permitan hacer seguimientos de la implementación y contar con planes nacionales.

En tal sentido, se refirió a la creación de comités interministeriales para asegurar la aplicación efectiva de las medidas y contar con un enfoque amplio no solo en la sanción sino que también en la protección y la educación.

Recordó la importancia de priorizar el empoderamiento económico de las mujeres y de avanzar mucho más en la promoción de los derechos.

Sobre el impacto de la pandemia, las representantes de ONU Mujeres señalaron que hay una tendencia preocupante respecto del aumento de llamadas que reciben las líneas de atención de violencia contra las mujeres y que si bien, aun no cuentan con datos suficientes como para hacer una comparación, se ha registrado un aumento que fluctúa entre el 30% y el 80%.

Tras la exposición, la Comisión siguió analizando las indicaciones del proyecto  y solicitaron al Ejecutivo que estudie cambios a algunas definiciones que se están abordando en la iniciativa.