Clúster de Energía entrega catastro de proveedores en tiempos de Covid-19

Pese a la crisis sanitaria, el programa de Corfo Antofagasta, suma oportunidades para proveedores locales y busca tener un mayor alcance en certificación y capacitación de capital humano para la industria.

Junto a representantes del sector público, privado y académico, se llevó a cabo la tercera sesión del Consejo Directivo Ampliado del Clúster de Energía, programa que se encuentra a cuatro meses de terminar su segundo año de ejecución.

La sesión tuvo como objetivo reunir a toda su gobernanza, dando a conocer las actividades que ha desarrollado el programa para fortalecer la industria energética de la Región de Antofagasta, y fomentar la coordinación de los diversos actores públicos y privados del territorio, en beneficio a los proveedores de productos y servicios.

Las instituciones que son parte de este programa liderado por Corfo Antofagsta, son Seremi de Energía y Economía, ENGIE, Cerro Dominador, Gasco GLP, Asociación de Industriales de Antofagasta (AIA), Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Enel, Mainstream, ProChile, Comité Solar, Gobierno Regional, Unidad Regional de Asuntos Internacionales (URAI), Universidad Católica del Norte, Universidad de Antofagasta, Asociación de Municipalidades Antofagasta y Comité Regional.

Para el Seremi de Energía, Aldo Erazo, “sin duda, estamos muy contentos de los avances que en poco tiempo ha alcanzado el programa, como por ejemplo en materia de Capital Humano y la caracterización de proveedores de la industria energética, pues nos ha permitido prepararnos para el futuro y desarrollar los perfiles de los técnicos y profesionales que requiere la industria, pero además nos servirá para proyectar un mercado de proveedores en torno al sector energético, que no sólo pueda prestar servicios para la región de Antofagasta, sino que también podríamos internacionalizar y transformar esta región como una plataforma de mercados en torno a las energías renovables”.

Además de conocer los proyectos, el informe de caracterización actual de empresas del Clúster de Energía, se pusieron sobre la mesa los resultados de la encuesta aplicada a proveedores respecto a la situación actual de COVID-19, la cual arrojó que un 50% de ellos han sufrido una disminución de adjudicación de contratos y el 80% requiere algún tipo de financiamiento.

Bajo este contexto, el Director de Corfo Antofagasta, Luis Alberto Gaete, destacó que “para nosotros es muy satisfactorio tener una alta convocatoria en nuestra tercera sesión del directorio del programa Clúster de Energía, donde pudimos entregar datos duros sobre catastro de proveedores y su situación en tiempos de COVID-19. Esto nos da a conocer con exactitud los problemas que debemos atacar para ayudar a nuestros trabajadores locales y ponernos de acuerdo como industria en realizar un plan de trabajo concreto y eficiente”.

Para Diego Sepúlveda, subgerente de Negocios Regional de GASCO GLP S.A, “las cifras presentadas hoy nos dan una alerta hacia dónde avanzar y cómo debemos ser capaces de adaptarnos a una realidad que ya está instalada. Como Gasco continuaremos con fuerza nuestro plan de transformación energética sostenible, ya que vemos al COVID-19 como una oportunidad de fortalecer la eficiencia energética, a través del uso de nuevas tecnologías y la digitalización, lo que demandará un apoyo importante de aliados y proveedores capacitados para su implementación”.

Finalmente, la actividad terminó con una votación unánime a favor, por parte de los miembros titulares, para dar consentimiento a la integración del Centro Entrenamiento Industrial y Minero de Antofagasta (CEIM) como nuevo integrante de la gobernanza del Clúster de Energía de Corfo Antofagasta, abriendo un nuevo abanico de posibilidades y trabajo en conjunto.

El objetivo del programa es la búsqueda de contribuciones al fortalecimiento de las empresas proveedoras y emprendimientos de la industria energética de la Región de Antofagasta, mediante el desarrollo de acciones que permitan mejorar el estándar de los servicios, con un mayor nivel de competencias y conocimientos de técnicos, logrando además un mayor vínculo con las universidades, centros tecnológicos e instituciones educacionales a nivel regional.