Habilitarán la «Estación Valdivia» de Antofagasta

Son varios los inmuebles que forman parte de la historia de Antofagasta y uno de ellos es la Estación Nueva o también conocida popularmente como “Estación Valdivia” que desde el centro alto de la ciudad aún conserva una arquitectura que nos transporta al siglo pasado, cuando todavía eran posibles los viajes de pasajeros a diferentes puntos del país y la región. Lugar que quedará totalmente habilitado en un proyecto de FCAB y Antofagasta Minerals.

“La habilitación de esta  potente infraestructura, ha sido uno de los grandes anhelos de los propios vecinos del sector. Así lo hemos constatado en las distintas reuniones de participación ciudadana que sostuvimos con ellos en el marco de nuestro Plan de Reconversión de Patios Ferroviarios”, señaló la gerente general de FCAB, Katharina Jenny.

Hace dos años el Grupo AMSA, a través de su empresa FCAB, vio la necesidad de estudiar en qué condiciones se encontraba el inmueble y llevó a cabo un detallado trabajo con importantes consultores especializados, como lo es Atisba y Cyparq, quienes revisaron los aspectos técnicos y levantaron un diagnóstico certero de la estructura.

El gerente de Asuntos Públicos Norte  de AMSA, Anibal Chamorro comentó que «desde Antofagasta Minerals nos interesa ser parte relevante de este proyecto, porque nos permitirá contribuir a recuperar un patrimonio que nos enorgullecen como antofagastinos. Esperamos trabajar en los próximos meses junto al FCAB, los vecinos y autoridades para definir el mejor destino para este edificio, que es parte de nuestra historia”.

Relacionamiento Urbano

Una vez que se confirmó que la estación estaba en condiciones de ser habilitada, se trabajó en una imagen objetivo y hoy están avanzando en generar un modelo de gestión el cual contemplará la participación de los vecinos, actores locales y también autoridades.

Visión que comparte el seremi del MINVU, Julio Santander, quien señaló que «el relacionamiento activo es la manera correcta de hacer ciudad, así lo hemos impulsado desde nuestra seremía, creemos que los procesos de participación ciudadana deben ser tempranas y también muy activas, en co-diseño y ocupando instrumentos modernos de medición y opinión. Algo por ser antiguo no necesariamente constituye patrimonio, por tanto los procesos de vinculación con diversos actores permite centrar el debate y buscar qué es lo que la gente necesita o le pide a su ciudad para potenciar identidad y arraigo”. 

“La Estación Valdivia es un ícono que marca cómo la ciudad fue creciendo en torno a las instalaciones del Ferrocarril; que en un comienzo estuvo ligada a grupos de trabajadores ferroviarios y sus familias. Pero hoy, representa una historia de preservación de un patrimonio urbano y arquitectónico que debe ir de la mano con el desarrollo de la ciudad”, manifestó la gerente general de FCAB.

Un nuevo barrio para Antofagasta

El nuevo barrio de la Estación Valdivia permitirá consolidar la integración del FCAB con la ciudad de Antofagasta, aportando lugares que rescaten la memoria, permitan tener un lugar de encuentro ciudadano y que aporten a la regeneración económica del sector.

En este sentido, el arquitecto Jorge Luis Honores señaló que “la visión de recuperación urbana del centro de la ciudad, especialmente en el ámbito del patrimonio histórico, es prioritaria en la cual el proyecto de habilitación de la estación Valdivia responde a una necesidad ciudadana de construir memoria a través de habilitación de lugares, y este lugar o proyecto consolida la conexión histórica entre el barrio con el centro a través de la calle Latorre conexión Valdivia”.

A su vez el seremi de Vivienda y Urbanismo, Julio Santander valoró el trabajo realizado por FCAB y señaló que desde el MINVU están impulsando un plan de Regeneración de Áreas Centrales para el Barrio Estación, cuyo objetivo es transformar de manera integral y a largo plazo, los centros urbanos que cuentan con una gran historia, muy valorados por sus habitantes y que, por diversas razones, se encuentran deteriorados. 

“Desde Antofagasta buscamos potenciar que las áreas centrales no se degraden en sus usos desde lo habitacional, porque si la gente va abandonando el vivir en el centro  se pierde toda la potencia del lugar. Es por esto que hoy buscamos recuperar y poner en valor un edificio que es parte de la historia de Antofagasta”, expresó el seremi del MINVU.

“Estamos muy contentos de poder compartir esta noticia con la comunidad y resaltar el trabajo que hemos realizado junto al equipo desde hace dos años. Este hecho marca el inicio de un camino a largo plazo que recorreremos en conjunto con los vecinos, las autoridades y nuestros propios trabajadores”, finalizó la gerente de FCAB.

Plan de Reconversión de Patios Ferroviarios

La habilitación de la Estación Valdivia es parte del Plan de Reconversión de Patios Ferroviarios el cual busca transformar el actual sitio industrial, en un nuevo espacio urbano sostenible, inclusivo y catalizador de futuro para Antofagasta. Ese es el desafío que asumió FCAB y que busca que las actuales instalaciones de la empresa se transformen a futuro en un nuevo barrio para uso urbano, lo que implica trasladar sus instalaciones de mantenimiento y de servicio fuera de la ciudad.

Jaime Henríquez, Gerente de Sustentabilidad y Desarrollo Territorial de FCAB, quien está a cargo del Plan, comentó que, en septiembre del 2019, ingresamos al SEA el Estudio de Impacto Ambiental de la primera etapa del Plan de Reconversión, el Proyecto de Habilitación de Suelos. Hoy nos encontramos en el desarrollo de la ADENDA 2, esperando ser aprobado a principio del próximo año. Este estudio requirió, en primer término, un estudio de caracterización, que permitió determinar las medidas de remediación necesarias. 

Una vez aprobado el EIA se implementará la habilitación de los suelos de los patios ferroviarios, para continuar posteriormente con el desarrollo de las siguientes dos fases del Plan: el Traslado Progresivo de Operaciones y el Desarrollo Urbano. La ejecución de la primera etapa es un trabajo a largo plazo, proyectado en un período de 8 a 10 años, que se llevará a cabo por etapas.