Ex Seremi de Antofagasta sufrió grave accidente automovilístico

"Mirando esto desde afuera es un milagro para mí", indicó la exautoridad en conversación con Timeline.cl

Este lunes parecía un día normal para Felipe Lerzundi, exSeremi de Medioambiente de Antofagasta, quien a primera hora comenzaba su viaje desde Antofagasta en dirección a la comunidad de Peine donde trabaja como Ingeniero asesorando a dicha comunidad. Sin embargo, faltando solo 30 kilómetros para llegar al lugar, la lluvia que se registró en el sector le jugó una mala pasada.

En conversación con Timeline.cl, el profesional explicó desde la clínica donde está internado en la ciudad de Calama, que «en ese instante se intensificaron las lluvias y el camino de bischofita, al entrar en contacto con el agua, se convirtió en un jaboncillo. Iba a una velocidad normal cuando pierdo el control del vehículo, traté de frenar en seco y perdí definitivamente el control».

 

Posteriormente, se volcó en al menos cuatro oportunidades quedando atrapado al interior del jeep que manejaba. Al verse en esa situación, tuvo que patear la puerta para salir del vehículo pues la puerta estaba atrapada.

«Luego corrí a pedir ayuda. En eso pasó un vehículo con trabajadores que me prestaron ayuda para recolectar mis cosas que quedaron por todos lados y me llevaron al acceso a Albemarle donde esperé a un compañero de trabajo que me llevó a la posta de Peine», indica Lerzundi quien posteriormente fue trasladado a la posta de San Pedro de Atacama y luego a una Clínica en Calama donde se encuentra actualmente superando las heridas que dejó este hecho pero encontrándose fuera de riesgo vital y afortunadamente sin fracturas.

«»Quisiera agradecer el apoyo de la Comunidad Atacameña de Peine, doña Amanda Barrera, a su directorio, a los colegas de trabajo y a los amigos de estos años de trabajo en el Salar quienes me han prestado apoyo de todo tipo acompañándome como una verdadera familia. Mirando esto desde afuera es un milagro para mí. Yo cito a Dios, la Virgen y San Roque, patrono de Peine y San Lucas patrono de Toconao. He aprendido bastante de la cosmovisión y sincretismo andino y definitivamente me salvaron, no la cuento dos veces», concluyó Lerzundi.