Intensas negociaciones: Ningún concejal tendría la mayoría absoluta en la primera votación

Este martes se realizará la sesión extraordinaria en el concejo municipal para elegir quien reemplazará a Karen Rojo tras la suspensión del cargo de alcaldesa. Ningún edil ha querido adelantar su votación pero todavía no habría consenso en ninguno de los dos bloques políticos.

Foto: I.M.A.

Tras la suspensión de Karen Rojo como alcaldesa de Antofagasta comenzó una intensa negociación en distintos bloques con los concejales para decidir cuál de ellos será quien la sustituya hasta el mes de abril, fecha en la cual se realizarán las elecciones municipales; o bien, hasta que se resuelva el juicio en su contra por los delitos de fraude al fisco y del cual ha alegado inocencia en un video subido a su red social. 

Misterio que se resolverá este martes a las 09:40 horas cuando comience la sesión extraordinaria en el concejo municipal donde los diez ediles deberán decidir votar por quien de ellos sucederá a Rojo. Según estipula la ley, para que alguien gane en esta primera votación deberá lograr una mayoría absoluta, es decir, al menos seis votos de sus pares. Sin embargo, este es el escenario menos probable.

Ventaja opositora, pero…

En caso que esto no se zanje en la primera votación, se deberá realizar una segunda pero solo con las dos primeras mayorías relativas. Aquí será el momento clave pues de acuerdo a la configuración política del actual concejo municipal, existen cinco concejales ligados a la centro izquierda como son Doris Navarro (IND), Ignacio Pozo (PR), Wilson Díaz (PS), Gonzalo Dantagnan (DC) y Camilo Kong (IND-ex MA), faltando conseguir solo un voto para asegurar el triunfo.

Por su parte, en la vereda del frente el oficialismo cuenta con cuatro representantes: Roberto Solo (UDI), Felix Acori (RN), Luis Aguilera (RN) y Gonzalo Santolaya (UDI). Sin embargo, la ventaja radica en que este último sacó la primera mayoría en la elección popular, lo que podría equilibrar la balanza a su favor.

A los nueve previamente señalados se suma el concejal independiente Jonathan Velásquez quien -al igual que sus colegas- no ha querido adelantar su votación.

El gran «pero» de todo esto, es el riesgo que concejales se abstengan de la votación desequilibrando la ventaja de la centro izquierda y facilitando así el triunfo rival. Sin embargo, en Chile Vamos tampoco estarían los votos suficientemente cuadrados detrás de una sola figura política por lo que puede darse un tercer escenario.

«En caso de no lograrse nuevamente la mayoría absoluta en esta segunda votación, o produciéndose empate, será considerado alcalde aquél de los dos concejales que hubiere obtenido mayor número de preferencias ciudadanas en la elección municipal respectiva». Es decir, si ninguna de las dos opciones logra los seis votos será alcalde de forma inmediata aquel de ambos que sacó más votos en la municipal que los llevó al cargo, siendo solo aquí que tiene un peso específico la elección popular obtenida en las urnas. Escenario donde corre con ventaja Gonzalo Santolaya (UDI), pues fue la primera mayoría en dicha oportunidad.

A 24 horas de la elección, sigue siendo todo un misterio como también las consecuencias políticas que podría generar esta votación de cara a una elección municipal que está a la vuelta de la esquina y que -si los tiempos dan- podría tener compitiendo también a la propia Rojo quien de salir absuelta sería una de las cartas para retomar el mando municipal del cual hoy fue alejada por la justicia.