La minería y su modelo de valor 

Columna de Sergio Molina Berríos, gerente general de la Asociación de Industriales de Mejillones

Sergio Molina Berríos, gerente general de la Asociación de Industriales de Mejillones
Sergio Molina Berríos, gerente general de la Asociación de Industriales de Mejillones

Cuando celebramos el  Mes de la Minería y el 10 de agosto festejamos el Día del Minero, es necesario detenernos a reflexionar sobre la importancia de este sector pero también de sus avances y modelos que son dignos de seguir.

Por eso saludamos con especial afecto a toda la minería de la región y el país,  que en estos tiempos de pandemia ha demostrado una vez más lo importante que es como motor para el crecimiento nacional, mientras que en nuestra región aporta cerca del 75 por ciento del PIB y representa el 94 por ciento de las exportaciones.

Más allá de las cifras,  que en estos  momentos compromete a la Asociación de Industriales de Mejillones como plataforma de servicios mineros, debemos seguir trabajando con los mejores estándares del mundo en temas como el respeto a los trabajadores y cuidado de las comunidades, tal como lo hace el sector minero en medio del Covid-19.

Tras diversas buenas prácticas, los focos de contagio registrados en este sector son mínimos y en términos de medida, muy por debajo de las tasas de incidencia a nivel nacional. Esto ha permitido la continuidad de las operaciones y como plataforma de servicio seguir operando y sostener con empleo a miles de personas.

En este último tiempo la minería ha avanzado, pero debe fortalecer aspectos claves para la vida humana como la sustentabilidad ambiental, lograr un encuentro y armonía con las comunidades, incrementar la productividad y llevar adelante una plataforma efectiva para el crecimiento.

Para ello es necesario continuar con los esfuerzos en materias de innovación social, desarrollo de las organizaciones y avances en las áreas de ciencia y tecnología.

Creemos que en la búsqueda del progreso sostenible, incluyente y solidario, la minería tiene que convertirse en una fuente de inspiración para las generaciones siguientes, abriendo espacios científicos y antropológicos.

En el caso de los industriales de Mejillones, que funcionamos como plataforma de servicios para la minería, hemos estado innovando en temas de seguridad, cuidado ambiental y comunidades,  teniendo como referente el trabajo riguroso que cumple la minería.

Atrás quedaron los tiempos de una minería con bajos estándares y en la actualidad el factor sustentabilidad está instalado para que el negocio siga siendo exitoso y mirado con consideración por los compradores de productos mineros en todo el mundo.

En temas de sustentabilidad y respeto, como asociación miramos esas buenas prácticas de la minería y buscamos replicarlas con mucha pertinencia local. Para ello, debemos construir una agenda común  entre la industria minera, los proveedores, la sociedad científica, las comunidades involucradas y el Estado.

Creemos que alcanzar los grandes desafíos seguirá siendo posible, mientras el sector minero, principal pilar de la economía, siga  mirando hacia el futuro, buscando la optimización, entregando beneficios y la comunidad sepa que es un motivo de orgullo para el país.