Más capital humano, la pieza clave para la transición energética 

Por Aldo Erazo, Seremi de Energía, Presidente del programa Clúster de Energía de Corfo Antofagasta 

Aldo Erazo, Seremi de Energía

La energía que producimos está pasando por un proceso de cambio radical. No hace muchos años atrás las centrales solares y eólicas eran consideradas curiosidades que veíamos con lejanía y era algo impensado que existieran plantas como las de Europa en nuestro país. Hoy el escenario es diametralmente opuesto y en seis años en la región pasamos de tener cero por ciento de energías renovables a contar con un 19% de esta fuente en nuestra matriz.

La irrupción de las nuevas fuentes de generación ha creado un gran dinamismo y profundos cambios, los que se vinculan principalmente con transformaciones tecnológicas. Esto da cuenta que la transición energética avanza y nos impone múltiples desafíos siendo uno de los más imperiosos el de contar con capital humano con mayor nivel de especialización y formación académica, cuyas capacidades sean permanentemente actualizadas, respondiendo de esta forma a los requerimiento actuales y futuros de la industria.

Bajo este escenario, el programa de Gobierno del Presidente Sebastián Piñera establece la necesidad de contar con un marco de cualificaciones para la formación técnica y profesional, respondiendo a esto, el Ministerio de Energía, impulsó la Mesa +Capital Humano, cuyo trabajo se alinea al eje 7 “Educación y Capacitación” de la Ruta Energética 2018-2022. Esta instancia es conformada por actores, públicos, privados y la academia. En la región como seremia, este trabajo lo lideremos junto al Clúster de Energía de Corfo, y hemos desarrollado una intensa labor orientada a desarrollar capital humano regional, difundir los estudios de brecha del sector y apoyar en el proceso de poblamiento del Marco de Cualificación en esta materia.

Fruto de este trabajo colaborativo entre las distintas instituciones y la empresa Cerro Dominador, en el mes de julio logramos el primer gran hito, pues presentamos de forma oficial los perfiles para técnicos y profesionales en el área de concentración solar de potencia y sus planes formativos. Este resultado, es un paso de mucha significancia para la región, pues nos permitirá comenzar a identificar las principales trayectorias de desarrollo de competencias asociadas al sector, pero también nos abre una serie de oportunidades para el perfeccionamiento del capital humano para esta industria y la vinculación con el mundo de la formación.

Esto, nos impulsa a seguir trabajando, de forma coordinada, sinérgica y mancomunada para avanzar con el poblamiento del Marco de Cualificaciones, pues este proyecto permitirá a los centros de formación orientar la oferta formativa hacia las reales necesidades de competencias de la industria y, además, entregará datos sobre los tipos de capacidades de los técnicos. 

Esperamos seguir aportando a fortalecer el vínculo entre el mundo educativo, que capacita y forma a profesionales, con el mundo laboral y la industria, pues de esta manera, tendremos trabajadores mejor preparados para los requerimientos actuales y futuros para el rubro energético y del país. Sin duda, la Ruta Energética 2018-2022, nos ha dado una guía clara para abordar los desafíos que nos impone la transición energética.