Alcalde de Calama pide que se levante la cuarentena después de las fiestas patrias

Diversas voces ponen en duda la efectividad del confinamiento en la región. El presidente de la Cámara de Comercio de Antofagasta plantea que "el estancamiento de las cifras indica que la cuarentena ya no es solución y no se justifica”. Por otra parte, el exIntendente Pablo Toloza señaló que “es necesario avanzar a una nueva etapa, de lo contrario el remedio será peor que la enfermedad”.

Calama
Calama | Foto: La Tercera

¿Están siendo efectivas las cuarentenas en nuestra región? Esa es la pregunta que ronda tras el tiempo que ha durado esta medida en las comunas de Antofagasta, Calama y Mejillones. Confinamiento de carácter indefinido que solo ha logrado sortear Tocopilla que se encuentra en la Fase 2 del Plan «Paso a Paso».

Una de las ciudades que ha mostrado bajas cifras respecto a la cantidad de contagios diarios, la trazabilidad y el uso de camas críticas, es Calama; sin embargo, esto no ha sido suficiente para que el Ministerio de Salud permita avanzar a la siguiente fase.

La seremi de Salud, Rossana Díaz, se refirió al tema indicando que en este caso el problema no está en las cifras sino en las conductas de algunos calameños. «Calama si bien ha mejorado sus números (…) siguen haciendo fiestas por lo que no están las mejores condiciones para pasar a la Fase 2 (…) Incluso hemos visto videos sobre cómo contratan Mariachis para las fiestas. Podemos tener buenos números, pero si nuestra actitud no cambia, no nos conviene ir a una etapa dos por el momento», indicó en el último punto de prensa.

El alcalde de dicha comuna, Daniel Agusto, también cree que se debe mantener el confinamiento pero que este debe tener un límite. En conversación con Timeline.cl indicó que «la cuarentena en Calama efectivamente se debe extender hasta después del 18 de Septiembre, no queremos retroceder en el control de esta pandemia ni generar rebrotes por apurar el desconfinamiento. Luego de esa fecha creo que es el momento de pasar a la etapa 2 de transición para abrir una ventana de oportunidad para muchas personas, emprendedores y comerciantes que lo están pasando muy mal y de paso comenzar un incipiente proceso de reactivación económica en nuestra comuna, claro que con mucha responsabilidad respetando lo que se puede o no hacer en las etapas sucesivas».

«La cuarentena no es solución»

Una de las voces detractoras de la extensión de la cuarentena en la región versus los datos que miden su impacto es Antonio Sánchez, presidente de la Cámara de Comercio de Antofagasta. El dirigente gremial asegura que «el estancamiento de las cifras indica que la cuarentena ya no es solución y no se justifica. Tampoco es decir que todo control se acaba. Debemos avanzar en un sistema que permita desarrollar la vida y las actividades cotidianas en el entendido que el virus nos acompañará por largo rato todavía».

Respecto al impacto que ha tenido este extenso confinamiento plantea que «el comercio, las actividades empresariales de diverso orden, la educación, las funciones públicas, deberán continuar con medidas de protección que disminuyan las posibilidades de contagio. Se debería poner especial énfasis en el uso de residencias sanitarias. Ha resultado evidente que el encierro prolongado ha terminado siendo burlado tanto por la propia necesidad de las personas, ya sea económicas como por la propias naturaleza humana». 

En la misma línea, el exIntendente de Antofagasta Pablo Toloza indicó que «es evidente que las ultimas cifras ya no justifican la medida de cuarentena implementada por el Gobierno, máxime si es evidente que la ciudadania no la esta cumpliendo con la rigurosidad requerida, y estos último producto de lo prolongada de la medida. Solo cabe recordar que Calama cumplió 3 meses de cuarentena y Antofagasta en total llevamos más tiempo aún. Si a lo anterior le sumamos que la cesantía esta en niveles más altos que el promedio nacional, y como necesaria consecuencia las familias se esta viendo afectada en sus ingresos, proliferando las ollas comunes».

A lo anterior agregó que «existe un natural desgaste psicologico, como lo que han refrendados diversos estudios aumentando los problemas de convivencia, hace necesario avanzar a una nueva etapa, de lo contrario el remedio será peor que la enfermedad. Es imperioso que el Intendente Regional ponga estos antecedentes en manos de las autoridades de salud a nivel central y se pueda levantar esta medida».