Director del Servicio de Salud Antofagasta: «El trabajo realizado está rindiendo sus frutos»

El último Informe Epidemiológico mostró una avance significativo en los indicadores que miden el impacto del coronavirus en nuestra región, lo que permite vislumbrar un inminente desconfinamiento. Para el Director del Servicio de Salud de Antofagasta, Héctor Vallejos, se logró sortear de manera airosa la primera ola del virus pero advierte que nadie sabe cómo será la segunda, por lo que recalca que el rol de la ciudadanía será clave.

Héctor Vallejos, Director del Servicio de Salud Antofagasta
Héctor Vallejos, Director del Servicio de Salud Antofagasta

Fue tras la renuncia de su antecesor que Héctor Vallejos Pérez asumió en noviembre del 2019 como director subrogante del Servicio de Salud de Antofagasta. Hoy, tras haber ganado un concurso de Alta Dirección Pública, ya lo hace como titular del organismo y desde esta nueva etapa es que conversó con Timeline.cl sobre el impacto del coronavirus en nuestra región.

Los temores de la población en un comienzo eran bastantes y justificados pues en Europa se llegó en su momento al temido «protocolo de la última cama». Sin embargo, hasta ahora, aquello se logró evitar pese a que por momentos hubo mucha presión sobre el sistema de salud a nivel regional que incluso motivó la derivación de pacientes graves desde Calama hacia otras regiones del país.

Si bien en su balance general señala que «salimos airosos en un proceso que nos permitió salvar miles de vidas», también es precavido respecto a lo que podría ser un rebrote como se ha visto hasta ahora en España y también en el extremo sur de nuestro país. Eso sí, advierte que es clave el comportamiento de las personas.

  • Hoy las cifras de contagios son mucho mejores que hace un mes ¿Qué explicación tiene de aquello?

Esto es una suma de estrategias, de planificación anticipada y, por sobre, todo el trabajo mancomunado que llevamos adelante con la Red Asistencial. En lo medular dimos una cobertura constante a la comunidad; contratamos número importante de funcionarios de la salud; adaptamos y abrimos nuevos espacios para pacientes Covid-19 e hicimos un trabajo constante en materia de comunicación para sensibilizar a la población, de lo vital que era cortar la cadena de contagios. A ello sumar que cuando vivimos los momentos más complejos articulamos la Red nacional para el traslado de pacientes. Sabíamos que no sería fácil, pero todo el trabajo realizado está rindiendo sus frutos, lo que no significa que esto haya terminado y tampoco que nosotros bajaremos los brazos.   

  • ¿Es posible pensar que a este ritmo Antofagasta y Mejillones salgan de cuarentena?

Si mantenemos este ritmo en octubre podríamos avanzar y pensar en un paso dos, pero no depende directamente de nosotros. Esa es una evaluación que realiza el Minsal, donde el Ministro Paris, ha tenido una especial atención con nuestra región, reconociendo la labor y resiliencia que tuvo Calama como ejemplo para el resto del país. El que salgamos o no, va depender del comportamiento de la población, del respeto al distanciamiento social y mantener las medidas de higiene que se deben mantener. Nosotros continuaremos nuestro trabajo de articular la red y socializar con la comunidad los avances y necesidades de apoyo por parte de la gente, para que esto no se siga propagando. 

  • ¿Cuáles son los principales desafíos que ha planteado este virus en la red de salud regional? 

La coordinación entre las distintas entidades que funcionan en el ámbito de la salud. La gente debe saber que el traslado de pacientes, la atención masiva de persona y la trazabilidad de contagiados es una tarea titánica, que, si bien ha tenido sus errores, creo que la hemos sobrellevado de buena manera. Nuestra región además presenta una distancia geográfica importante entre comunas, por lo que llegar de manera oportuna a las distintas necesidades también fue un desafío. En síntesis, nos hizo ver muchas necesidades, que, si bien las pudimos cubrir con fluidez, nos dejó tareas para futuras pruebas de esta naturaleza. 

  • ¿Cómo cree que resistió la red de salud regional esta primera ola del coronavirus?

Fue difícil, no estuvo exenta de complicaciones, pero creo que salimos airosos en un proceso que nos permitió salvar miles de vidas, si tomamos en contexto lo complejo y destructivo que es este virus. Señalar que no lo logramos solos. Fue gracias a la visión de nuestro Subsecretario y Ministro, quienes dispusieron la Red Nacional para la atención de pacientes, con la finalidad que a ninguna persona le faltara una cama.  

  • ¿Está preparada la red a nivel regional para una segunda ola?

Creo que se han sacado lecciones importantes y a pesar que tenemos equipos bastantes desgastados, no bajaremos lo brazos. Esto para nosotros no ha terminado. Hemos activado protocolos de apoyo psicológico, social y también de turnos para mantener el funcionamiento. No sabemos a ciencia cierta lo que nos depara el futuro, pero apelando al comportamiento de las personas, creo que podremos superar esta pandemia.

  • ¿Qué palabras tendría para el personal de la salud, en estos momentos?

Han sido fundamentales e indispensables. Sin el compromiso de todas y todos habría resultado muy difícil mantener los niveles de asistencialidad exhibidos aún en los momentos más complejos.

Como dije, estamos todos y todas muy cansados/as, pero la moral está intacta y sabemos que nos debemos a nuestros usuarios y usuarias.

Un gran saludo y mis especiales agradecimientos a quienes hicieron posible este gran logro. No hablo sólo de los hospitales de referencia. También me refiero a los comunitarios, quienes enfrentaron desafíos para los cuales probablemente no tenían data anterior.