Explosión en domicilio dejó al descubierto un laboratorio de derivados de Cannabis

Una llamada por una presunta explosión al interior de un domicilio ubicado en calle Estación Latorre activó los protocolos de unidades de emergencia que concurrieron al lugar confirmando una deflagración de gas, en la oportunidad personal de Bomberos indicó que habría dejado un número indeterminado de lesionados que se habrían trasladado a centros asistenciales por sus propios medios, hoy se sabe que fueron 4 hombres que resultaron con quemaduras de gravedad y 1 mujer sin lesiones.

Tras la investigación de OS7 de Carabineros a cargo de las diligencias y Labocar, se pudo determinar que en realidad se trataba de un laboratorio clandestino donde era procesado hachís de butano, un derivado del cannabis y que por su alta concentración de psicoactivos se convierte en uno de los productos más potentes de esta planta. Según confirmó Carabineros, este tipo de procesos es inédito en nuestra región y su comercialización en países como Europa alcanza el precio de casi $8.000 pesos chilenos, valorizando esta incautación de 3,45 kilogramos de aceite de hachís butano en más de 24 millones de pesos.

Los imputados fueron identificados como una mujer de iniciales JRCE y los hombres CANC de 32 años, MJAC 19 años, SOVC de 61 y RNGA de 21 años se encuentran formalizados por tráfico de drogas, pese a que los últimos 4 se encuentran internados en el Hospital Regional debido a la gravedad de sus lesiones.

Del inmueble fueron incautadas diferentes evidencias asociadas al caso como dinero en efectivo, 14 cartuchos calibre 9mm, celulares, 2 plantas de marihuana de 68 a 84 cm, marihuana a granel distribuida en diferentes envases, resina de marihuana, aceite de cannabis entre otros, arrojando un total de 6,44 kilogramos de droga incautada.