Gobierno sufre revés judicial por atentado incendiario a la Intendencia

Corte de Apelaciones revocó prisión preventiva que tenía uno de los tres imputados por el ataque incendiario a la Intendencia de Antofagasta el pasado 12 de noviembre del 2019. La abogada defensora del joven investigado acusa sesgo del Ministerio Público pues los videos que se ocuparon para dejarlo privado de libertad fueron -a su vez- los que permitieron que se revirtiera la medida.

Foto: SoyChile.cl

El 12 de noviembre del 2019 es una fecha que se marcó con fuego en el inconsciente colectivo de Antofagasta. Ese día se registraron serios disturbios siendo los más graves los atentados incendiarios que terminaron con la destrucción total de la Farmacia Cruz Verde de calle Baquedano con Matta y el edificio de la Cooperativa de Carabineros que culminaron con actos vandálicos contra la Intendencia Regional que incluyeron un incendio en el hall del lugar.

Respecto a este último hecho hubo novedades el recién pasado 19 de junio cuando se daba a conocer -por parte de la policía y el gobierno- la detención de tres sujetos sindicados como responsables del atentado que afectó al recinto que alberga al gobierno regional.

En dicha formalización -de la cual es parte querellante la Intendencia Regional de Antofagasta- el Ministerio Público logró que uno de los imputados de 24 años quedara con la medida cautelar más dura que contempla la ley, la prisión preventiva. Jornada clave que hoy está siendo cuestionada por la abogada defensora del joven cuyo caso tomó posterior a dicha determinación del magistrado.

La primera línea

El imputado en cuestión se llama Cristian Manzano Abarca, nombre que su abogada Karina Trujillo, en conversación con Timeline.cl, solicitó revelar pues asegura que los cargos por los cuales se le formalizó son totalmente falsos. Eso sí, transparenta -al igual que su defendido lo hiciera en la audiencia de formalización- Manzano sí manipuló bombas molotov pero que en ningún caso fueron las que tuvieron relación con el ataque al edificio de Plaza Colón. Indica que una de ellas terminó impactando un basurero en calles distantes a la Intendencia y la otra no alcanzó a generar fuego pues se apagó en el aire.

A lo anterior, también suma que su defendido ingresó hasta el segundo piso de la Intendencia aquella jornada del 12 de noviembre del 2019 con el objetivo de provocar daño, pero que del delito de incendio por el cual se le persigue judicialmente, es totalmente inocente. Postura que ya logró un triunfo en la Corte de Apelaciones de Antofagasta donde revocaron la prisión preventiva.

Pero ¿cómo logró aquello? La respuesta está en los mismos registros audiovisuales con los cuales el Ministerio Público, a través del Fiscal Cristian Aguilar, logró en la audiencia de formalización que Manzano fuera a esperar el periodo de investigación a la cárcel, y ahí radica, según Trujillo, lo grave de esta situación.

El video

La abogada defensora asegura que al revisar los registros audiovisuales completos que existen en la carpeta de investigación se observan graves inconsistencias entre el relato de la Fiscalía y lo que grabaron las cámaras. La primera de ellas radica en la vestimenta y tatuaje característico de Manzano, los cuales no coincidirían con quien aparecería a rostro descubierto provocando el fuego en la Intendencia.

Sin embargo, el vicio de origen, plantea Trujillo, está en que el video tuvo en su momento a la vista el magistrado que determinó la prisión preventiva era una versión editada del material completo, situación que luego, con mayor detención, sería presentado a la Corte de Apelaciones quienes sí lo pudieron tener a la vista y dejaron sin efecto dicha medida cautelar.

«El Ministerio Público, para justificar la prisión preventiva de mi defendido señala de manera textual que si bien existe una serie de videos, por temas de extensión, van a mostrar una parte resumida (…) Eso, más la declaración de dos funcionarios encubiertos de la PDI quienes afirman haber estado en el momento que mi representado sale de la Intendencia, lanza «algo», que presumen es líquido que habría avivado el incendio (…) Entonces, el juez cuando resuelve, señala que los antecedentes presentados por el Ministerio Público le resultan insuficientes para establecer el delito de incendio y la participación de Manzano, pero inclina la balanza porque hay una declaración de mi representando quien reconoce haber participado en la manifestación, haber movido las vallas papales, haber causado daño y haber lanzado una carpeta al fuego, en base a eso fue la prisión preventiva», indica Trujillo.

El incendio en la Intendencia

Los 11 videos que están en la carpeta, asegura Trujillo, lejos de inculpar a Manzano, lo exculpan y con ese argumento fue a la Corte de Apelaciones de Antofagasta donde -tras un primer intento fallido- pudo sacar de prisión preventiva a su defendido.

«Demostramos que el Ministerio Público se sesgó con mi representado. En uno de los videos de redes sociales se muestra que un sujeto vestido de negro va llegando a la Intendencia, donde aún no hay fuego. Luego, este sujeto de unos 17 años sale con una suerte de pistola y tras de sí comienza esta llamarada en el hall de la Intendencia. Bueno, ese sujeto no lo están investigando pese a que se le ve la cara, la ropa, etc. Él habría sido el que originó el incendio (…) Luego hay otro video donde se observa también un tipo de negro pero más mayor que está en el costado oriente del ingreso de la Intendencia, se acerca al fuego que se había iniciado y le lanza un líquido y tampoco está siendo investigado.», dice la defensora.

Para Trujillo, se busca utilizar a Manzano como chivo expiatorio de daños que -al menos el incendio- indica que no provocó. Además, otro hecho en esta primera parte del proceso que logró poner en tela de juicio los registros audiovisuales fue la vestimenta que tenía su defendido: «Ese día vestía una ropa bien identificable. Andaba con una polera manga corta del equipo de básquetbol de Los Ángeles Lakers, una mochila, se cubría la mitad de la cara con un pañuelo blanco, un jockey rojo, un short negro floreado con blanco y unas zapatillas. Pero lo que más insistían para efectos de la identificación de mi representado como autor del incendio era un tatuaje en el brazo derecho de Cobreloa».

La otra denuncia: El tatuaje

La abogada Karina Trujillo en esta parte se detiene un segundo pues acusa que la información de dicho tatuaje habría sido obtenido de forma irregular por la PDI pues se gesta en una declaración que Manzano da a la policía en calidad de víctima de un eventual delito de maltrato por parte de Carabineros que habría sufrido con anterioridad y que precisamente cayó en manos de la Policía de Investigaciones. Pero, lo que él no sabía, es que mientras prestaba declaración por aquello, en paralelo estaba siendo investigado por el atentado contra la Intendencia.

«A mi juicio la PDI tuvo una actitud absolutamente ilícita (…) En esa oportunidad le toman declaración como víctima y le preguntan si quedan vestigios de las agresiones, ante lo cual responde que sí. Acto seguido le piden que firme un acta de autorización voluntaria para ver las lesiones, acepta, se saca la ropa, le sacan fotos al tatuaje y toda esa información se la invocan luego como imputado. Es decir, le sacan la información como víctima y la utilizan como imputado, lo cual infringe tratados internacionales». 

Actualmente, Manzano -al igual que los otros dos coimputados- está con arresto domiciliario mientras espera el juicio en su contra en una causa que se acerca a su cierre y con ello la decisión del Ministerio Público de prosperar o no con la acusación. Juicio, que de llevarse a cabo, estará marcado por el peso de la prueba presentada por la parte acusatoria que en segunda instancia la Corte de Apelaciones invalidó. Hechos que, de igual forma, buscan esclarecer lo ocurrido en en una de las jornadas más violentas que vivió Antofagasta desde el inicio del estallido social.