Antofagasta: Locales de atención de público podrán ocupar calzadas en Fase 3

Concejo municipal aprobó eximir de pago a comerciantes locales que decidan usar espacio de uso público para cumplir con el protocolo solicitado por la autoridad sanitaria.

De forma unánime el concejo municipal modificó la ordenanza sobre derechos municipales por permisos concesiones y servicios, que permitirá eximir de cobro a aquellos restaurantes, fuentes de soda, cafés y salones de té u otros que presten servicios de atención de público y que para cumplir con los protocolos sanitarios deban utilizar la calzada de uso público.

La iniciativa busca impulsar el proceso de reactivación económica de los comerciantes de la comuna, liberándolos del pago del uso del bien, cuando la comuna avance a fase 3 y puedan abrir sus negocios, manteniendo el distanciamiento social en espacios abiertos.

Al respecto el Alcalde Ignacio Pozo explicó “tenemos que prepararnos como Municipalidad de Antofagasta a la Fase 3, estamos en un periodo de desconfinamiento, es por ello que el concejo municipal en pleno ha aprobado una modificación a la ordenanza que regula el cobro de espacios públicos para los vendedores del comercio establecido, eximiendo de cobro para poder usar el espacio público como las veredas. Hemos hecho este trabajo junto a la seremi de transporte y el gobierno regional para no entorpecer el paso del peatón y poder tener un paso tres seguro».

Desde el municipio explicaron eso sí que los contribuyentes tienen que solicitar el permiso el que será evaluado por las instancias municipales y en base a ello, se les otorgará esa autorización que por el caso especial de Covid va estar exenta del pago de derechos municipales.

Los locales de comidas y restaurants podrán hacer uso del espacio público avanzando sobre la calzada para lograr una ampliación transitoria, a fin de generar espacio para el distanciamiento social.

Recordemos que la autoridad sanitaria en Fase 3 permite la atención de público en restaurantes, cafés y análogos sólo en lugares abiertos hasta el 25% de su capacidad o guardando una distancia mínima de dos metros lineales entre mesas.