Estudiante del espectro autista generó emprendimiento sustentable en Antofagasta

“Me gustaría ayudar a otros niños que tienen autismo para demostrarles que pueden descubrir que son buenos en una cosa; ya sea música, arte, baile o cualquier disciplina", indicó Breydan Ángel, estudiante de la Escuela “República de Argentina”.

Si bien la pandemia por Covid ha generado múltiples impactos negativos en la sociedad, también ha constituido una oportunidad para que niños, niñas y adolescentes exploten sus talentos y puedan dedicar tiempo a sus aficiones.

Este es el caso del joven Breydan Ángel, alumno de 8vo básico de la Escuela “República de Argentina” D-90 y quien durante este año ha implementado su propio emprendimiento gracias a la elaboración de cajas organizadoras y alcancías confeccionadas con elementos reutilizados, primordialmente cartón, trabajos inspirados en juegos de video que ya están siendo altamente demandados por la comunidad.

Breydan forma parte del Programa de Integración Escolar (PIE) dada su condición; a temprana edad fue diagnosticado con Trastorno del Espectro Autista (TEA), lo que asegura, no ha sido impedimento para que desarrolle sus múltiples talentos: es músico, artista plástico y además realiza manualidades.   

Precisamente en esta última afición trabaja junto a sus padres en la confección de alegres ornamentos, para los cuales utiliza cola fría, goma eva, papel de diario, rollos de papel higiénico o de toallas de papel absorbente; algunos de estos insumos son donados por vecinos y amigos para que este joven pueda vender estos productos a módicos precios, recursos que espera le permitan alcanzar su próximo sueño, construir manualidades utilizando para ello la madera.

Proyectos

Breydan manifiesta que le “gustaría ayudar a otros niños que tienen autismo para demostrarles que pueden descubrir que son buenos en una cosa ya sea música, arte, baile, o cualquier disciplina y para eso yo quiero demostrarles que pueden lograr algo en la vida, eso me encantaría”.

Yerko Ángel, papá de Breydan, sostiene que “una de las metas de mi hijo es dar clases por Zoom a otros niños que presentan su misma condición; si alguien quiere llamarlo y preguntarle cosas él está dispuesto a contestar, por ejemplo hay muchas mamitas que ven a sus pequeños reflejados en él”.

En tanto, Jessica Claro, mamá de Breydan, comentó que su pupilo “ha tenido muchos sueños, él canta, es muy participativo y ahora está realizando estas manualidades porque es la manera que él ha encontrado de desestresarse en esta cuarentena”.

Quienes deseen conocer el trabajo manual que realiza Breydan o deseen donar materiales en buenas condiciones pueden hacerlo a través del Facebook de su padre, Yerko Ángel Alfaro.