ONU Mujeres: Reactivan importante agenda transformadora para promover la igualdad de género

Las y los líderes asumen compromisos concretos para acelerar el logro de la igualdad de género, dado que la COVID-19 amenaza con hacer mella en los logros cosechados en las últimas décadas.

Más de 100 países se comprometieron con adoptar medidas concretas que permitirán fomentar la igualdad de género para las mujeres y las niñas de todo el mundo en la reunión virtual de alto nivel durante la Asamblea General de las Naciones Unidas. Esta reunión —titulada «Accelerating the realization of gender equality and the empowerment of all women and girls» (Aceleración del logro de la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas)— marcó el 25º aniversario de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing , la guía más completa para el empoderamiento de las mujeres y las niñas.

La Declaración y Plataforma de Acción de Beijing es un firme llamado a tomar medidas tendientes a eliminar las barreras sistemáticas y estructurales que impiden a las mujeres y las niñas poder gozar de los derechos humanos en los ámbitos social, económico, político y ambiental. Además, describe una amplia lista de medidas de política para alcanzar la visión. Sin embargo, 25 años después de su adopción, las y los líderes mundiales reconocieron que no se logró la redistribución del poder y los recursos entre las mujeres y los hombres en las esferas pública y privada, que está íntimamente unida a los objetivos más generales de conseguir la igualdad para todas las personas. En términos generales, el progreso conseguido dista mucho del compromiso que adoptaron los Estados en 1995.

En una declaración política aprobada durante el 64º período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, celebrado en marzo de 2020, los Estados miembros reafirmaron su voluntad política de adoptar medidas. Asimismo, reconocieron los nuevos retos que han surgido e identificaron los medios específicos para resolver estas deficiencias y retos. Algunas de estas deficiencias y retos abarcan eliminar las leyes discriminatorias; derribar las barreras estructurales, las normas sociales discriminatorias y los estereotipos de género, incluso en los medios; igualar los compromisos en materia de igualdad de género con la financiación adecuada; fortalecer las instituciones para promover la igualdad de género; aprovechar el potencial de la tecnología y la innovación para mejorar la vida de las mujeres y las niñas; recopilar, analizar y utilizar con regularidad las estadísticas de género; y reforzar la cooperación internacional para cumplir los compromisos en pro de la igualdad de género.

El informe del Secretario General sobre el examen y evaluación de la aplicación de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, con las aportaciones de 173 países, reveló que los compromisos no han ido acompañados de medidas, inversiones o rendición de cuentas y que la decisión de abordar los síntomas en lugar de las causas condujo a una crisis perpetua.

Sumado a esto, los profundos efectos sociales y económicos de la pandemia de la COVID-19 están afectando de manera desproporcionada a las mujeres de todo el mundo, desde el aumento significativo en los casos de violencia contra las mujeres, incluida la violencia contra las mujeres y las niñas en el ámbito privado, hasta la desventaja de las mujeres en los mercados laborales, lo que significa realizar la mayor parte del trabajo doméstico y de cuidado no remunerado y un incremento estimado de 9,1 % del índice de pobreza para las mujeres. Se calcula que, debido a la pandemia, en 2021, otras 47 millones de mujeres y niñas caerán en la extrema pobreza, con lo que el total de mujeres pobres ascenderá a 435 millones. Las consecuencias de la pandemia amenazan con echar por tierra décadas de progreso y muchos de los logros que tanto ha costado conseguir.

Durante la reunión, las y los líderes reafirmaron su compromiso con convertir a la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing en una realidad viva para todas las mujeres y las niñas. En este sentido, acelerarán las medidas encaminadas a conseguir el Objetivo de Desarrollo Sostenible 5 sobre la igualdad de género. Por otra parte, trabajarán para la ulterior ejecución de la resolución 1325 del Consejo de Seguridad sobre las mujeres, la paz y la seguridad, la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, el Protocolo de Maputo, el Convenio de Estambul y otros instrumentos y tratados. Las y los participantes en las Coaliciones para la Acción del Foro Generación Igualdad adoptarán medidas concretas para obtener resultados cuantificables.

La labor realizada hasta la fecha en un amplio abanico de esferas es ahora un punto de partida para seguir avanzando. Se tomarán medidas para combatir todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas, mitigar el efecto del cambio climático y lograr la igualdad de género en la vida pública y política, incluso en los parlamentos, países y sociedades de todo el mundo. Esto comprenderá la aplicación de medidas de protección social, los subsidios salariales y los servicios de atención para contrarrestar los efectos específicos de género de la pandemia de la COVID-19, el fortalecimiento del derecho de propiedad de las tierras, las medidas para asegurar la igualdad de remuneración y el apoyo a las mujeres en la economía informal y las mujeres empresarias. Asimismo, es necesario intensificar la colaboración con la sociedad civil a fin de crear espacios seguros para las mujeres y las niñas donde puedan expresarse y ejercer su liderazgo, y garantizar el disfrute de los derechos humanos.

Si bien la pandemia de la COVID-19 planteó nuevos retos, las y los líderes se comprometieron a aprovechar la oportunidad de generar un cambio transformador, por ende, seguirán centrándose en cerrar la brecha digital de género para asegurar que las mujeres y las niñas puedan contribuir a la tecnología y la innovación, y beneficiarse de ellas.

«En 1995, las naciones del mundo adoptaron la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing. La agenda global más completa y transformadora para lograr la igualdad de género. Sin duda, hemos hecho grandes avances. De todos modos, ningún país puede proclamar haber conseguido la igualdad de género, y la crisis actual amenaza con anular los logros obtenidos con gran esfuerzo», expresó el Sr. Volkan Bozkir, Presidente del 75º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas. «El debate de hoy pone de manifiesto que aún nos queda un largo camino por recorrer. Pero, al mismo tiempo, demuestra que estamos comprometidos y comprometidas con acelerar la concreción de la igualdad de género», añadió el Presidente de la Asamblea General.

En la apertura de la reunión de alto nivel, el Secretario General António Guterres pidió hacer un esfuerzo considerable para cumplir con la promesa incumplida de la Plataforma de Acción de Beijing. «Comienza con la representación equitativa de las mujeres en las posiciones de liderazgo, en los gobiernos, las salas de juntas, las negociaciones climáticas y de paz; en otras palabras, en todos los ámbitos donde se toman decisiones que repercuten en la vida de las personas». Y añadió lo siguiente: «Para lograr este objetivo, deberemos aplicar medidas específicas, entre ellas, la acción afirmativa y las cuotas. Esta es una cuestión de derechos humanos y una obligación social y económica».

A partir de las bases establecidas por representantes gubernamentales y más de 30.000 representantes de la sociedad civil que asistieron a la Cuarta Conferencia Mundial de la Mujer y su Foro de ONG en Huairou, China, resulta imperioso reconstruir mejor después de la pandemia. Esto significa poner a las mujeres en el centro del proceso de toma de decisiones y realizar los cambios estructurales que permitan hacerlo de forma deliberada.

ONU Mujeres solicitó que se adopten medidas destinadas a cambiar el curso de la historia para las mujeres y las niñas, a través de un liderazgo audaz, una voluntad política inquebrantable e inversiones urgentes, en especial, en las organizaciones de mujeres, ministerios y organismos de la mujer, y con feministas jóvenes que lleven adelante el cambio.

«Este es el momento de las personas innovadoras, tanto jóvenes como de edad avanzada», expresó Phumzile Mlambo-Ngcuka, Directora Ejecutiva de ONU Mujeres. «Las mujeres reclaman que se alcance un 50 % de representación o igualdad en todas las esferas, a saber: los gabinetes, las juntas corporativas y en toda la economía, incluidas las mujeres como beneficiarias de los paquetes de estímulo financiero por la COVID-19, la participación en todos los procesos de paz y el cierre de la brecha digital», expresó. «Necesitamos adoptar medidas audaces importantes, no graduales. Las mujeres de todo el mundo creen en las Naciones Unidas y en la solidaridad de las naciones. Y que nosotros, los pueblos, podemos cambiar el futuro», añadió la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres.

Xi Jinping, Presidente de la República Popular China, país anfitrión de la Conferencia de Beijing, pidió que la protección de los intereses y derechos de las mujeres se convierta en un compromiso nacional. Además, anunció la contribución de USD 10 millones a ONU Mujeres en los próximos cinco años.

La década de acción de las Naciones Unidas para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible es la oportunidad que tiene el mundo de cambiar la vida de las generaciones presentes y futuras de mujeres y niñas. En apoyo de la década de acción de las Naciones Unidas, ONU Mujeres lanzó seis Coaliciones para la Acción, que son alianzas globales, innovadoras y de participación múltiple para movilizar a los Gobiernos, la sociedad civil, las organizaciones de jóvenes, los organismos de las Naciones Unidas y el sector privado a fin de impulsar acciones colectivas y promover una mayor inversión para lograr resultados concretos y transformadores en beneficio de la igualdad de género. Las Coaliciones para la Acción se presentarán en el Foro Generación Igualdad, una reunión mundial en pos de la igualdad de género, convocada por ONU Mujeres y copresidida por los Gobiernos de México y Francia, con el liderazgo y la participación de la sociedad civil. En sus declaraciones, el Sr. Emmanuel Macron, Presidente de Francia, anunció que el Foro se llevará a cabo en junio de 2021, en París, Francia. El Foro significará un momento vital para el activismo, la solidaridad feminista y el liderazgo juvenil para lograr un cambio transformador.

Fuente: https://www.unwomen.org/