Servicio de Salud de Antofagasta: Generan Programa de Contención Emocional para funcionarios

"Nos estamos preparando ante un posible rebrote, por lo tanto, es imposible que nosotros en esta etapa disminuyamos nuestra dotación, lo que debe dar tranquilidad a la ciudadanía”, indicó Rodrigo Sánchez, subdirector de Desarrollo y Gestión de las Personas.

Rodrigo Sánchez, subdirector de Desarrollo y Gestión de las Personas.
Rodrigo Sánchez, subdirector de Desarrollo y Gestión de las Personas.

“El Servicio de Salud de Antofagasta se adelantó a la temática de salud mental para funcionarios y funcionarias de la red pública de la salud regional, incluso antes de la pandemia. A través de la Subdirección de las Personas, el equipo de desarrollo organizacional, calidad de vida y salud ocupacional, nos dimos la tarea de generar un programa de contención emocional”, señala Rodrigo Sánchez, subdirector de Desarrollo y Gestión de las Personas, quien fue abordado por el primer informe de síntomas depresivos y malestar psicológico en los trabajadores de salud pública.

De acuerdo a los datos recogidos en el informe, la Alteración del sueño, cansancio o falta de energía, la falta de apetito o comer en exceso y depresión, marcan las preferencias en todo el país, tanto en hombres y mujeres dependientes de todos los Servicios de Salud de Chile.

Sobre la incidencia de la sintomatología que ha dejado la crisis sanitaria en los profesionales, el directivo mostró su tranquilidad, respecto a lo que ocurre en la región de Antofagasta, indicando que “la temática de funcionarios internos fue abordada en su momento, con un proceso de contención que nos permitió generar una administración del servicio de salud mental. De hecho, apostamos también a una dupla sico-social, que incluye un sicólogo y un trabajador social, con quienes hemos abordado las necesidades de los trabajadores de la salud”.

Sánchez agregó que, junto con implementar talleres de salud mental y de auto cuidado para trabajadores internos, en las unidades de Urgencia de los hospitales de Antofagasta y Calama, también se han tomado consideraciones de usuarios y personas que han tenido coronavirus, además de otras patologías, para ser tratadas con los profesionales presentes en los recintos.

“El estudio comentado muestra que la salud mental se deteriora, hay aspectos fundamentales como la pérdida del apetito, se pierden nociones y se irrita con la familia y eso hay que administrarlo. Como Servicio de Salud, veníamos planificando desde marzo esta situación y actualmente tenemos más de 50 sicólogos en la red completa, más de 16 trabajadores sociales y hoy damos soporte a todos los centros hospitalarios de nuestra región de Antofagasta”, detalló.

Preparados para la post pandemia

El lunes recién pasado, Antofagasta y Mejillones concluyeron 97 días de cuarentena. El 21 de septiembre lo hizo Calama y antes la primera comuna en salir fue Tocopilla. Así la región quedó libre de confinamiento obligatorio debido a la pandemia de coronavirus.

La red pública asistencial de salud durante más de seis meses, concentró gran parte de su tarea en la atención de las necesidades derivadas del Covid-19.

Sánchez, destacó que durante la emergencia sanitaria se incorporaron más de 2.500 profesionales en los distintos establecimientos públicos de la región, es decir un aumento de casi el 50% de la dotación original y comentó que frente a la probabilidad de rebrotes y con el fin de dar descanso al personal con mayor carga laboral, cuentan con la disponibilidad presupuestaria para mantener los funcionarios contratados hasta fines del año en curso.

El personero explicó que el SSA tiene una dotación habitual que bordea los 5.500 funcionarios. “Por la pandemia llegamos a tener casi 2.500 funcionarios contratados de forma adicional, tanto en Antofagasta como Calama y en otros establecimientos de la región. Nos estamos preparando ante un posible rebrote, por lo tanto, es imposible que nosotros en esta etapa disminuyamos nuestra dotación, lo que debe dar tranquilidad a la ciudadanía”.

Infraestructura

Durante la pandemia, la red asistencial incorporó a su funcionamiento 4 pisos del ex Hospital Regional, implementó el hospital de campaña de Mejillones en las instalaciones del Complejo Polideportivo Centenario y planeó la apertura del anexo del Hospital de Calama, entregado en concesión por Codelco Norte.

“Se trata de mayor capacidad y operatividad. En el caso del anexo del ex Hospital Regional de Antofagasta, se incorporó una ocupación de 22 pacientes, 5 de ellos son covid y los mantenemos de respaldo, para comenzar con el plan de recuperación y ver la posibilidad de implementar además un par de pabellones más.

Respeto al Hospital de Campaña, aún no tiene ocupación, gracias a la respuesta de la red, pero está instalado mientras dure la pandemia, mientras que el anexo de Calama lo planificamos como dispositivo de rehabilitación, recibiendo autorización desde el Minsal”, señaló Sánchez.