Alberto Undurraga, precandidato presidencial: «El próximo Presidente de Chile debe tener olor a alcalde»

Alberto Undurraga, precandidato presidencial DC
Recursos naturales, impuestos territoriales y desarrollo regional fueron parte de los temas que el precandidato presidencial de la Democracia Cristiana (DC), Alberto Undurraga, conversó con Timeline.cl en su paso por la región de Antofagasta donde se reunió con distintos dirigentes y actores sociales.
– En el marco de una nueva Constitución ¿Usted cree que se debiera nacionalizar empresas estratégicas?

Los recursos naturales son de todos los chilenos y chilenas. Ello no obsta a que el estado pueda definir reglas para que puedan ser gestionados por privados. En ese caso, junto con la protección del medioambiente debemos asegurarnos que se tenga una justa retribución al estado por ello.– Si de usted dependiera ¿Qué cambios incorporaría a una nueva Constitución respecto a la relación de los territorios con las industrias?

Las inversiones tienen que tener una retribución específica en el territorio donde se ejecutan. Y ello es válido para mineras, forestales y proyectos de energía e industriales, entre otros.

– ¿Cree que las regiones que sufren las externalidades negativas de la actividad industrial debieran recibir una tributación diferenciada por parte de las empresas en desmedro de recursos que podrían ir a las arcas fiscales del país?

No lo llamaría en desmedro de recursos fiscales, sino que hacer justicia con territorios y comunidades que reciben las externalidades negativas de proyectos. Y en ese sentido es justo que haya una tributación especial.

– ¿Qué cambio realizaría usted en concreto para el desarrollo de las regiones?

Justamente relacionado con lo anterior, el mayor poder de las regiones se ve en el presupuesto, con tres bajadas: En gasto, salvo lo que expresamente se defina nacional, en todo el resto la decisión se debe tomar 100% en la región. Respecto a que es de resorte nacional, la lista debe ser corta y acotada. En ingresos de las regiones, este debe estar parametrizado en función de las brechas para alcanzar los estándares sociales. Es importante que esté parametrizado para que no dependa del nivel central cuánto presupuesto se asigna a cada región. Si fuera dependiente del nivel central los gobernadores – y las regiones – perderían autonomía política a través del presupuesto, como sucede en otros países; y en nuevos ingresos, relacionado con la pregunta anterior, las regiones deberían tener opciones de tener impuestos regionales. Ello se puede acotar, pero debemos abrirnos a esa discusión.

– Usted fue Ministro de Obras Públicas ¿Cree que el modelo de las autopistas concesionadas es un camino que se debe seguir fortaleciendo o se debe cambiar?

En materia de infraestructura lo importante es el orden de las preguntas. Primero qué país (o región) queremos, segundo qué infraestructura necesitamos, luego cómo la financiamos. Con los actuales niveles tributarios las concesiones siguen siendo una necesidad para el financiamiento, pero debemos revisar las políticas tarifarias, de manera que sean equitativas.

– Por último ¿Qué lo hace a usted mejor opción que los otros precandidatos presidenciales que asoman en la Ex Nueva Mayoría?

Tenemos que construir un liderazgo de mayoría, con primarias participativas sucesivas, primero para elegir el candidato de cada partido, luego entre quienes ganemos en cada partido, para elegir el candidato de la coalición. En paralelo tenemos que construir participativamente el programa de gobierno, convocando al menos a 400.000 personas en ello.

Para todo esto se requieren liderazgos que combinen la visión de país y conocimiento del territorio, lo que desarrollé como ministro de Obras Públicas, con la mirada cercana, participativa y sentido de urgencia que da el haber sido alcalde, donde me desempeñe por dos periodos en Maipú. El próximo Presidente de Chile debe tener olor a alcalde.