Familia antofagastina lanza inédita campaña para que Bomberos enfrente emergencias con niños autistas

"En el caso particular de los equipos de emergencia es fundamental puesto que una situación de apremio puede provocar una crisis sensorial o descompensación que puede descolocar a los voluntarios o dificultar su labor, más aun pensando que los cuidadores puedan estar involucrados en la emergencia", asegura Daniela Cárdenas quien ya está recibiendo requerimientos de otras regiones.

Daniela Cárdenas y Mario Cortés iban de viaje con su hijo Fernando cuando una pregunta les despertó un temor que luego desembocaría en una inédita campaña: ¿Qué pasaría si nos ocurriera un accidente donde ambos quedamos inconscientes y Bomberos debiera interactuar con nuestro hijo? Incertidumbre no menor entendiendo que este tiene autismo.

«La primera idea fue marcar el vehículo y le colocamos un sticker donde dice que va una persona con autismo arriba del auto, de igual forma nosotros llevamos siempre una botella de la calma que ayudaría a mantener la calma a Fernando en situaciones de estrés o redirigir su atención fuera del evento de estrés hacia algo que a él le gustara. De ahí que extrapolamos esto a qué pasaría si hubiera un incendio en la casa y los bomberos no supieran cómo acercarse a Fernando, y a partir de este miedo supimos que él tenía que hacer una relación con Bomberos. Luego lo extrapolamos al resto de las familias pues nuestros hijos tienen características especiales, muchos no hablan, tienen mutismo selectivo, otros no permiten que los tomen y en una situación de estrés hay una alta posibilidad que se descompensen sin que el resto sepa qué les pasa», comenta Daniela en conversación con Timeline.cl quien además es una de las creadores de la Fundación Soy Autismo.

Esa idea luego se plasmó en una campaña que actualmente están desarrollando y consiste en entregar Cajas de la Calma a diversas compañías de Bomberos de Antofagasta e incluso de otras partes de Chile pues la idea ha tenido una gran recepción por parte de los voluntarios. Incluso, su hijo Fernando toma un rol protagonista en este pues le sirve para sociabilizar con los bomberos a quienes les explica qué tienen las cajas. 

  • ¿En qué consisten las Cajas de la Calma?

El objetivo de las Cajas de la Calma es tener reunidos una serie de objetos o herramientas que devuelvan la calma a una persona con autismo en una situación de descompensación a través de estímulos sensoriales o que permitan redirigir su atención a un objeto de sus interés.

  • ¿Qué contienen?

En el caso particular de las Cajas de la Calma que Fundación Yo Soy Autismo está distribuyendo, contienen botellas de la calma, spinner, fidget, una libreta para escribir o dibujar, lápices de colores, masas play doh, limpiapipas, burbujas, juguetes, pelota antistress, pulsera sensorial y algunos caramelos. Además contiene un llavero de pictos  que permitan la comunicación entre los voluntarios y la persona con autismo, además de determinar si tiene algún dolor.

  • ¿Por qué es importante esta campaña?

Como Fundación creemos que es importante que los voluntarios de Bomberos sepan de Autismo para que puedan afrontar de mejor manera el contacto en una emergencia. Algunas personas con autismo no son verbales o tienen mutismo selectivo, no tienen contacto visual o son escapistas, a veces dependen de sus cuidadores, por tanto sabemos que en una situación de incendio o accidente vehicular se podrían dificultar las cosas. Eso nos llevó a crear la campaña Gestión de Emergencia en Personas con Autismo y comenzamos con una academia en la Séptima Compañía de Bomberos de Antofagasta. Luego surge la idea de implementar las cajas de la calma para que las mantuvieran en  sus carros, convirtiéndose en una herramienta para el momento de emergencia.

  • ¿Cuál ha sido la recepción que han tenido de Bomberos a quienes les han pasado estas cajas?

Hasta hoy hemos logrado el contacto con 5 Compañías de Bomberos de la ciudad de Antofagasta, la Séptima, la Décima, la Cuarta, la Octava y la Sexta. Además, la Segunda Compañía de Mejillones, la totalidad de Compañías de Taltal, de El Salvador y de Yumbel.

En las academias han participado gran parte de voluntarios que han tenido la iniciativa de conocer sobre el Trastorno de Espectro Autista, recibiendo el conocimiento y generando una serie de preguntas relacionadas con la labor que desarrollan.

Toda la participación ha sido voluntaria y entusiasta y se han demostrado agradecidos de conocer un mundo que hasta ahora desconocían.

  • ¿Las elaboran con presupuesto familiar?¿Piden ayuda?¿Cómo lo hacen?

Para implementar las Cajas de la Calma hemos ocupado fondos propios de Fundación Yo Soy Autismo y donación de familias de TEApaño y amigos que siempre nos están apoyando, quienes han aportado con la compra y entrega de los objetos o la entrega de juguetes usados pero en buen estado. Además, recibimos la donación de pelotas anti stress por parte de la ACHS. Para lo anterior, generamos una campaña en redes sociales, lo que nos permitió implementar 20 Cajas de la Calma, cantidad suficiente para aportar 2 cajas a cada Compañía de Bomberos que ha participado de esta Campaña.

  • ¿Crees que debiera existir una política pública que permitiera incorporar este tipo de elementos en distintas unidades de emergencia a nivel país?

Creemos que es absolutamente necesario que se implementen políticas públicas para que todas las instituciones que de algún u otro modo interactúan con personas con autismo conozcan de la condición, de las características de los autistas, de sus dificultades, fortalezas y necesidades. En el caso particular de los equipos de emergencia es fundamental puesto que una situación de apremio puede provocar una crisis sensorial o descompensación que puede descolocar a los voluntarios o dificultar su labor, más aun pensando que los cuidadores puedan estar involucrados en la emergencia.

Y esto no solo con personas con autismo, sino con personas que estén en situación de discapacidad. Los voluntarios debieran tener conocimiento en PECS (sistema de comunicación aumentativa que utilizan muchos autistas), en lengua de señas u otras herramientas que permitan una real comunicación con los afectados.

  • Si alguien quisiera apoyarlos con esta iniciativa ¿cómo lo puede hacer?

Finalmente, este trabajo no solo depende de Bomberos, las familias también deben aportar, yendo a los cuarteles, instando a que sus hijos o familiares con autismo conozcan a bomberos, interactúen con ellos, que se ganen su confianza. Asimismo, es fundamental que el entorno sepa que en las casa hay una persona con autismo, para que, en caso de producirse una emergencia, se advierta a Bomberos de esta situación y ellos sepan que deben actuar de la manera en que se les ha capacitado. Para esto, los mismos Bomberos nos sugirieron la importancia de identificar los vehículos y los domicilios con alguna señal característica que dé cuenta que en ellos hay una persona con autismo. En nuestro caso particular tenemos stickers que así lo indican en la puerta de nuestra casa y en el vehículo.

Como Fundación nos gustaría implementar muchas más Cajas de la Calma para Bomberos, para equipos de emergencia y para las mismas familias que tal vez no tengan los recursos para implementar una propia, para eso si alguien desea ayudarnos, puede contactarnos a través de nuestras redes sociales TEAPAÑO AUTISMO en Facebook o FUNDACION YO SOY AUTISMO en Facebook o Instagram.

También queremos generar una entrega masiva de stickers para que las familias se sumen identificando sus domicilios y vehículos así que nos gustaría lograr fondos suficientes para adquirirlos.