Héctor Vallejos: «La respuesta clínica hacia la comunidad estuvo a la altura de las circunstancias»

El director del Servicio de Salud de Antofagasta también se refirió sobre una eventual segunda ola del coronavirus en nuestra región ante lo cual destacó que hoy se cuenta con "un sistema mucho más robusto, con mayor cantidad de mano de obra especializada y mayor experiencia". Además señaló que se aumentó un 300% las camas críticas y que una vez terminada la pandemia se decidirá cómo serán distribuidas.

Héctor Vallejos, Director del Servicio de Salud de Antofagasta

El 2020 será un año inolvidable, sin lugar a dudas. Asistimos a la propagación del SARS COV II, usualmente conocido como COVID-19, una enfermedad cuya velocidad de diseminación la convirtió rápidamente en una pandemia mundial que tensionó al máximo todas las redes sanitarias del orbe y la nacional y regional no fueron la excepción.

El Servicio de Salud Antofagasta es el ente administrador de la Red Asistencial e, incluso, posee la referencia en la Macro Zona Norte en variadas áreas clínicas. Por ello, además de hacer frente al desafío diario de salvar vidas, a través de todos sus dispositivos de salud, tuvo que maximizar sus esfuerzos técnicos y humanos con la finalidad de prepararse para otros retos de igual importancia, como reorganizar intervenciones quirúrgicas, retomar el trabajo de las listas de espera, retomar los campos clínicos y finalmente proyectar un 2021 que presentará múltiples tareas heredadas por la crisis sanitaria.

El director de esta institución pública, Héctor Vallejos, aseguró que se ha hecho un trabajo constante, a conciencia, con un gran sacrificio personal y técnico para dar la máxima cobertura posible a las necesidades de la comunidad regional. 

  • ¿Cree usted que la preparación anticipada permitió a la región sobrellevar el virus?

Esto no ha terminado, pero el trabajo ha sido arduo y permanente. Desde que visualizamos la magnitud de lo podríamos afrontar, levantamos un plan de trabajo junto al Gobierno Regional, para prepararnos y ver las necesidades más imperiosas para las distintas comunas. Perdimos muchas vidas, pero si no hubiésemos levantado una estrategia de apoyo a los recintos, la realidad sería muy distinta y quizás hoy estaríamos lamentado cifras mucho más altas. Me atrevería a decir que la respuesta clínica hacia la comunidad estuvo a la altura de las circunstancias. 

  • ¿Qué cambiaría o rectificaría en el proceso vivido?

No sé si cambiaría, pero se nos habría simplificado el panorama si los insumos o el capital humano hubiesen estado disponibles de manera inmediata, pero sabíamos de la alta demanda que existía en todo el mundo por los implementos de protección y ventiladores, además de la alta demanda por personal especializado en el país.

  • ¿Queda la región más preparada para afrontar desafíos de esta envergadura?

Sin duda, como te comenté anteriormente, todo lo que necesitábamos desde un principio, lo tuvimos con diferencias de tiempos entendibles, pero hoy la región cuenta con un sistema mucho más robusto, con mayor cantidad de mano de obra especializada, ya que, por lo vivido, cuentan con una mayor experiencia y nosotros nos preocupamos de capacitar a un grupo importante de profesionales. En equipamiento también hay un refuerzo importante, de hecho, aumentamos en 300% las camas críticas, con todo lo que ello implica, y que una vez terminada la pandemia se decidirá como serán distribuidos.

  • Hemos visto una reactivación del virus en Europa, en este sentido ¿Qué medidas tomarán en caso de un rebrote?

Tal como señaló hace algunos días el ministro Enrique Paris, tenemos un plan de preparación en caso de recibir un rebrote del virus, cuya magnitud sea similar o mayor al que hemos vivido. La estrategia contempla poner a disposición todos los recursos sanitarios de carácter públicos y privados, para que nadie quede sin recibir atención y no falten camas. También tenemos contemplada la utilización de la Red a nivel nacional y si es necesario la volveremos a trasladar pacientes a otras zonas del país.

  • ¿Están contemplando retomar el funcionamiento de los campos clínicos?

Ese es un compromiso asumido por el ministro Paris y lo estamos trabajando. Ya nos hemos reunido con la universidad de Antofagasta y afinando los detalles que los estudiantes de las áreas de la salud retomen sus internados y prácticas, con la finalidad que se sumen al desafío que tenemos como región. Las fechas aún no están definidas, pero en un corto plazo debiéramos tener operativo nuevamente los campos clínicos en Antofagasta.

  • Si bien deben seguir alerta por el Covid-19 ¿Cómo abordarán los desafíos de las listas de espera?

Estamos trabajando hace un buen rato en este desafío, para dar cobertura y solución con prontitud. Incluso junto a la dirección de Gestión de Red Asistencial, del Minsal, hemos levantado una estrategia para avanzar con las distintas comunas, manteniendo un trabajo en Red y que pronto daremos a conocer con más especificaciones. Los vecinos de nuestra región deben saber que estamos trabajando en todos los frentes.

Asimismo, el Departamento de Asuntos Públicos y Gestión Usuaria ha desarrollado una estrategia territorial para optimizar el contacto con usuarios y usuarias, además de fortalecer la campaña de actualización de antecedentes que nos permita identificar correctamente a quienes recurren a nuestros servicios asistenciales.

Claramente, nuestra tarea consiste en articularlos eficientemente en lo interno, sin dejar de lado las relaciones con el Inter sector, representado por otros organismos del Estado que poseen una gran experiencia en vinculación con la sociedad organizada.