Región de Antofagasta: Comercio, hotelería y gastronomía perdieron 25 mil empleos en un año

Estas actividades económicas representaron la mitad de los puestos de trabajo perdidos en la región de Antofagasta durante los últimos doce meses de acuerdo a informe de la Cámara de Comercio local. A partir de este lunes, y tras largo tiempo sin poder hacerlo, los restaurantes podrán volver a abrir sus puertas atendiendo a un 25% de su capacidad.

En un año nuestra región ha perdido 50.890 puestos de trabajo. Así de categórico es el análisis realizado por la Cámara de Comercio de Antofagasta (CCST) a las últimas cifras entregadas por el INE respecto a la tasa de desocupación. Sin embargo, al revisar el detalle, el escenario afectó con mayor fuerza a tres actividades como son elcomercio, la hotelería y gastronomía quienes perdieron -en mismo periodo de tiempo- más de 25 mil empleos.

Este lunes comienza una nueva etapa del Plan Paso a Paso para las comunas de Antofagasta y Mejillones lo que ya previamente fue destacado por el presidente de la Cámara de Comercio de Antofagasta Antonio Sánchez quien en conversación con Timeline.cl indicó que «este avance es un respiro para el sector que ha resultado más perjudicado con la pandemia, como lo es el gastronómico», lo que podría dar un alivio al actual escenario y poder repuntar en parte lo perdido.

Otras actividades económicas

Este reporte del INE, analizado por la propia asociación gremial, muestra por un lado la realidad de la minería la cual vuelve a ocupar el puesto de sector con mayor cantidad de ocupados en nuestra región con el 18,2% de los trabajadores, seguido de Comercio con el 16,8%. Todos los demás sectores se ubican bajo el 10% de participación en la contratación regional.

De igual forma, al momento de comparar las cifras con el trimestre anterior, la mayor pérdida de puestos de trabajo se produce en el sector servicios sociales y de salud que pierde 1.637 trabajadores, seguido de actividades de servicios administrativos y de apoyo que disminuye en 1.304.

Leve baja del desempleo pero sigue histórico

El mismo reporte del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) centrándose en esta oportunidad en el último trimestre  móvil julio-septiembre determinó que en nuestra región se registró una baja en la tasa de desocupación respecto del trimestre anterior llegando a 12,5%. Pese a esto último, esta cifra es la tercera más alta de toda la década tras que cubre la nueva calibración del empleo en base al censo del año 2017.

Con las cifras del último trimestre, la región de Antofagasta bajó al quinto lugar entre las regiones con mayor tasa de desocupación, ranking que lidera Valparaíso con 14,4% mientras que en el otro extremo se ubica Aysén con 6,7%. De igual forma, en esta entrega del INE se observa que son 12 las regiones del país que registraron tasas de desocupación por sobre el 10%.

Fuerza de trabajo y desocupación

El INE registra en esta entrega que después de la leve recuperación de puestos de trabajo del trimestre móvil anterior, en esta ocasión, los ocupados se mantienen en el mismo número, 273 mil. La fuerza de trabajo después de la también leve recuperación de la entrega anterior, ahora registra otra baja.

El informe de la CCST también alerta que a igual trimestre del año anterior, nuestra región pierde la impresionante cifra de 50.600 puestos de trabajo, lo que refleja la gravedad del periodo que se está viviendo hoy en la economía regional.

La pérdida en la ocupación registrada en los últimos meses también es histórica, desde el año 1986 hasta el año pasado nunca se había registrado una perdida en la ocupación de 3 dígitos, es decir de más de 100 mil personas, sin embargo en el actual registro, julio septiembre de 2020 aún cuando, respecto al trimestre anterior, se crearon 173 mil nuevos puestos de trabajo, respecto de igual trimestre del año anterior, se disminuyó en 1 millón 630 mil los ocupados.

La baja de la tasa de desocupación en el actual registro, respecto del trimestre anterior, no es producto de un importante aumento regional de la ocupación. En esta muestra los ocupados aumentan sólo en 270 personas, pero la fuerza de trabajo disminuye en mil, producto de esto los desocupados disminuyen en 1.270. En general son las fuertes disminuciones de la fuerza de trabajo, que se produce por desencanto, porque los posibles trabajadores estiman que aunque busquen no podrán encontrar trabajo, lo que ha impedido que la tasa de desocupación haya aumentado con mayor intensidad, concluye el informe de la CCSV.