Aves y fauna recuperaron su sector a una década del cierre de la playa en La Portada

Conaf y especialista reconocen una notable recuperación del ecosistema en el monumento natural ubicado a 18 kilómetros al norte de Antofagasta. Además, debido a la pandemia, aumentó la presencia de zorros en el sector.

La Portada | Foto: Timeline.cl
La Portada | Foto: Timeline.cl

Una década cerrada al público lleva la playa del Monumento Natural La Portada. Y aunque inicialmente la medida era para resguardar la seguridad de los visitantes por desprendimientos en el acantilado, en estos diez años las aves y la fauna recuperaron el sector del que fueron desplazados por la presencia humana, por lo que en el corto plazo ni siquiera está pensada la posibilidad de una apertura de la zona al público.

El director regional de Conaf, Cristian Salas, recordó que en mayo del año 2010, la institución cerró el acceso a la playa, debido a la constante erosión del acantilado ubicado en el extremo norte de Antofagasta, lo que provocaba derrumbes en las escaleras de acceso al monumento. A eso había que sumar que en aquella época, se registraba una frecuente actividad sísmica y todo ello era un riesgo para los visitantes.

“La decisión primero fue por seguridad, pero luego nuestros equipos de guardaparques notaron que la ausencia de personas en la playa y las cavernas, fue muy beneficiosa para el ecosistema”, manifestó Salas. Los reportes advertían el retorno de fauna marina y terrestre, junto a aves de tipo guanera.

Estas últimas, explicó el director de Conaf, son esenciales para mantener el arco de La Portada, ya que el monumento es del mismo material de los acantilados, por lo que el guano de las aves sirve como cemento natural que impide que la erosión se agudice.

“Cuando el acceso a la playa estaba permitido, después de cada fin de semana el equipo de guardaparques sacaba toneladas de basura. Encontraban restos en la playa y desechos orgánicos e inorgánicos en las cavernas, que alejaban a la fauna del sector”, detalló.

Zorros

Algunas especies que habitan en los acantilados de unos 50 metros son el chungungo, el lobo fino, pingüino de Humboldt, gaviotín monja y gaviotas, entre otros. Pero Salas añadió que en los últimos meses debido a la pandemia y la menor circulación de personas, se ha incrementado con mayor fuerza el avistamiento de zorros. “Es usual ver zorros en La Portada, pero ahora se ven con mayor frecuencia dicen nuestros guardaparques”, precisó.

Carlos Guerra, director del Centro Regional de Estudios y Educación Ambiental (CREA) de la Universidad de Antofagasta, dijo que es un hecho que cuando se ejecutan medidas territoriales, como la restricción de acceso, se reduce drásticamente el impacto humano.

“Ha sido provechoso, hemos visto una colonia de pingüinos, hay aves como piqueros y guanayes cuando la bahía tiene peces. La protección de la vida silvestre está muy bien encaminada”, aseguró el académico.

Sin embargo, matizó en que esto debe ser compatible con el objetivo de la conservación, si es para educación, para la ciencia o para el disfrute de la comunidad.

“Muchas veces se protege un sector con tanto celo, que se le quita esa zona como un bien propio de las personas y la gente termina desamparando el lugar al no sentirse parte. Eso es un problema porque la protección pasa a manos de una institución que queda sola finalmente”, apuntó.

Para Guerra, hay que buscar puntos de encuentro entre las personas que quieren disfrutar ese territorio, y determinar hasta qué medida aquello es posible, “un equilibrio entre la protección y el disfrute, para que tenga un impacto en la calidad de vida de las personas”.

Deberían mejorarse el acceso por tierra, añadió el director del CREA, junto con implementar acceso por mar y apoyar a emprendedores para que potencien el turismo.

El director de Conaf manifestó que actualmente tienen dos proyectos para el monumento natural. Uno de ellos es con el municipio e incluye mejoras para el lugar y el ordenamiento del sector, con estacionamientos y un espacio para guiar a los senderos establecidos.

Otra iniciativa es con el Gobierno Regional, para elaborar un proyecto de mejora y mantención, agregando que las faenas que se han instalado en los últimos años en el área, están fuera de la zona protegida.

Salas recordó que La Portada cuenta con senderos en la zona norte y sur del monumento para realizar caminatas, habilitados para un máximo de 50 personas. Y recalcó que las visitas a áreas protegidas como este monumento, deben ser respetuosas con el medioambiente, con el patrimonio arqueológico y con los guardaparques.