Celulares, sierras y clonazepam estaban ocultas en madera terciada que intentaron ingresar a la cárcel de Antofagasta

El destinatario era un interno condenado por los delitos de robo con violencia, robo con fuerza en lugar habitado y porte de arma blanca.

Fue tras un minucioso trabajo de revisión por parte del personal del Centro de Cumplimiento Penitenciario de Antofagasta el que permitió incautar una serie de elementos prohibidos que pretendían ser ingresados al recinto, ocultos en planchas de madera terciada.

Los funcionarios de la unidad penal lograron percatarse que dos de las planchas presentaban signos de intervención por lo que fueron retiradas y derivadas al sector de guardia armada para su revisión.

De esta manera se encontraron 19 celulares, 22 chips y una llave para su instalación, 3 sierras, 17 cables usb, 5 manos libres, 28 comprimidos rotulados de clonazepam y 1 envoltorio que contenía una sustancia vegetal, elementos prohibidos que pretendían ser ingresados y que fueron entregados en la unidad penal mediante encomienda.

El material iba dirigido al interno de iniciales J.L.O.C. condenado por los delitos de robo con violencia, robo con fuerza en lugar habitado y porte de arma blanca. De los hechos se dio cuenta al fiscal de turno, quien instruyó que personal del Equipo de Canes Adiestrados (ECA) de Antofagasta realice las pruebas de campo para determinar el tipo de sustancia vegetal encontrada y posteriormente se remitan la totalidad de antecedentes al Ministerio Público.