Colegio Médico de Antofagasta pide establecer aforo máximo en las playas

El facultativo advierte que es un error relajar las medidas para el ingreso de turistas extranjeros a nuestro país y le preocupa el relajo que se está viendo en la comunidad al momento de asistir a los diversos balnearios de la zona. Por otra parte, es partidario de una vuelta a clases presencial, así como retomar otras actividades físicas, pero con ciertos resguardos.

Balneario Municipal de Antofagasta | Foto: Timeline.cl
Balneario Municipal de Antofagasta | Foto: Timeline.cl

«En general he visto un buen comportamiento respecto al uso de la mascarilla», es el balance general que hace el Doctor Hugo Benítez, presidente del Colegio Médico de Antofagasta quien -en conversación con Timeline.cl- se refirió a la eventual segunda ola del coronavirus que podría golpear nuestra zona. Ante esto, el facultativo es optimista, pues indica que ha visto una mayor conciencia respecto al uso de este elemento de protección versus el observado por los europeos.

Benítez también advierte que es necesario volver a la normalidad incluso antes que esté la población vacunada, incluyendo las clases presenciales. Eso sí, con una disminución de la cantidad de niños por sala. También pide mayor fiscalización en los viajes interregionales y advierte que donde sí ha observado un mayor relajo de la población local es al momento de asistir a las playas de la zona, de ahí que pide se establezcan ciertas restricciones.

  • ¿Qué medidas de seguridad se deben reforzar en nuestro país? 

Las medidas de seguridad de la autoridad sanitaria tiene que estar en las fiscalizaciones, principalmente en el  traslado de una región a otra, ahí tiene que haber mayor fiscalización. Yo viaje a Santiago y no me paró nadie, el fin de semana pasado me fui de ida y este fin de semana me fui de vuelta, por vía terrestre y nadie me paró, ni Carabineros.

  • ¿Debiéramos temer por una segunda ola en Antofagasta?

En la región de Antofagasta yo no tengo tanto temor a una segunda ola, salvo que la autoridad relaje las medidas sanitarias de la gente que está viniendo de otros países, porque si nosotros estamos llamando a que vengan los turistas, la mayor parte viene de Europa, donde hay muchas personas que se están contagiando, así obviamente que tendremos una segunda ola porque el virus se traslada porque los seres humanos nos contagiamos y contagiamos a otras personas, entonces por lo tanto depende del comportamiento del ser humano, y el ser humano, si bien cierto muchas veces tropieza con la misma piedra, aprende, y nosotros hemos tenido menos casos que en Europa, y obviamente menos muertes que en Europa, en cantidad y en proporción, porque finalmente de alguna manera allá se presentó primero, bueno primero en China pero no le hicieron mucho caso a las cosas y cuando llegó a Europa los pilló mal, y nosotros reaccionamos hoy día en forma tardía pero también en forma más precoz que lo que reaccionaron los europeos, sobre todo en Italia.

  • ¿Cuál es su mirada respecto a las vacunas que ya están siendo implementadas en algunas partes del mundo y que en algún momento llegarán a Chile? ¿Son efectivas?

Si bien es cierto la vacuna es una buena solución, mientras no esté vacunado el 80% de la población nosotros tenemos que seguir usando las medidas sanitarias porque si usted vacuna solamente a los más viejitos, hay personas de 40 años que se infectan y también han estado graves en la UCI y les ha costado salir. Entonces, mientras nosotros no tengamos disponibilidad de vacuna para el 80, 90% de la población, igual hay que seguir manteniendo las medidas sanitarias porque además esto ha cumplido otro rol que la gente a lo mejor no se ha dado cuenta como el hecho que desaparecieron las amigdalitis, desaparecieron los resfríos, desaparecieron las otras gripes, y eso no es por el coronavirus, es porque nosotros estamos teniendo medidas higiénicas más extremas, entonces no estamos en contacto con todos los bichos en este momento.

  • ¿Debiera ser una costumbre andar con mascarilla cuando pase la pandemia?

Se demostró que las mascarillas sirven, entonces si usted está resfriado, cómprese una mascarilla para no contagiar al resto. Si andas resfriado en la casa, te pones una mascarilla y eso va a parar el contagio bastante junto con lavarse bien las manos.

Vuelta a la normalidad

El Presidente del Colegio Médico de Antofagasta también se refirió a una vuelta presencial de ciertas actividades que se habían suspendido en esta modalidad por el coronavirus, siendo una de ellas las clases. Ante esto, Benítez es claro en indicar que se debe volver a la normalidad incluso antes que esté la mayoría de la población vacunada. Eso sí, es necesario que se realicen cambios estructurales para aquello.

«Vengo sosteniendo hace mucho rato que las actividades deberían volver a la normalidad pero con precauciones; es decir, debe disminuirse el hacinamiento en los colegios, porque si un niño se contagia, probablemente en una sala de 40 va a contagiar a todos, y cuando ya pillen a esas personas, ya van a haber contagiado a 40 familias (…) Obviamente tenemos que aprovechar este momento para hacer la Reforma de Educación que hay que hacer y no meter más de 20 niños por sala ¿Cómo lo van a hacer? ya ese es otro problema pero tienen que hacerlo», indicó.

Para esto último, el facultativo también es claro en indicar que «lo que nosotros tenemos que controlar y vigilar no es a la población sana», haciendo referencia que la clave radica en el seguimiento de quienes dieron positivo al virus y su posterior trazabilidad y asilamiento. Eso, sin descartar otras medidas que sí -advierte- se está transformando en foco de relajo como son los balnearios de Antofagasta.

«Hoy tenemos 10 casos diarios en toda la región, entonces cómo vamos a tener a toda la gente encerrada en sus casas por 10 casos (…) eso sí, otro por ejemplo es que eso si bien uno puede ir a la playa, ahí debería haber una aforo, pintar en la playa o por último poner quitasoles y debajo de estos pones 3 a 4 personas, entonces donde hay un quitasol se puede ir y si no hay quitasol usted no tiene posibilidad de entrar hasta que la persona se vaya», propone el Colegio Médico que suma la idea -permitir un mayor tránsito- que se establezca un límite de hora para los asistentes a estos lugares.