Indicación de regreso a clases presenciales en marzo genera debate en plena cuarentena

Desde el Ministerio de Educación señalaron que la asistencia al aula será obligatoria, en la medida que la situación sanitaria lo permita. Establecimientos ya enviaron sus planes de retorno, pero alcaldes de la región de Antofagasta evaluarán la situación para no exponer a sus comunidades.

Foto: La Tercera

Con Antofagasta cumpliendo una tercera cuarenta debido al brusco aumento de contagios por coronavirus, el retorno a clases presenciales que el Ministerio de Educación planteó para el primero de marzo, parece un escenario cada vez más difícil de cumplir.

Si el confinamiento se extendiera solo durante 30 días finalizaría el 14 de febrero, y dos semanas después según lo que adelantó el ministerio, comenzarán las clases presenciales.

El seremi de Educación, Hugo Keith, explicó que cada sostenedor y establecimiento han tomado medidas según las recomendaciones de los ministerios de Educación y Salud. La idea es cumplir con los protocolos de distanciamiento físico y esto dependerá de cómo sea el estado epidemiológico de la emergencia en cada comuna.

“Cada establecimiento ha trabajado en esto y enviaron sus planes de retorno, considerando cualquiera de las opciones que la pandemia pueda presentar, teniendo como base principal el retorno a clases presenciales”, manifestó el seremi. Los pilares para desarrollar esto son la seguridad sanitaria, con gradualidad y la flexibilidad, ya que no todos los planteles pueden regresar de manera simultánea. “Lo que no quedó como pilar es la voluntariedad, ya que las clases ahora son obligatorias, en la medida que la pandemia lo permita”, enfatizó.

Cifra de contagios

Desde la Coordinadora de Colegios Subvencionados del Norte (Copanor), que agrupa a 35 mil estudiantes en la región, apuntaron a los comentarios que realizó el ministro de Educación, Raúl Figueroa, respecto de la incidencia de contagios en la reapertura de los establecimientos al final del 2020. Según la estadística del Mineduc, un 15% de los recintos registró algún caso de covid. La coordinadora indicó que las cifras presentadas tenían una intencionalidad política, ya que ese retorno a clases fue un fracaso por el número de recintos que retomaron su actividad.

“La cantidad de alumnos que volvió a clases fue muy reducida y el tiempo que estuvieron en clases fue aún menor. Todo lo relacionado con el retorno del 2020 es con muestras poco significativas. Hay que aceptar que lo más probable, al menos en Antofagasta, es que en marzo tampoco volvamos de modo presencial”, manifestaron desde la Copanor.

Y añadieron que es posible que la actual cuarentena se extienda hasta mediados de febrero, a dos semanas de la fecha anunciada por el ministerio, por lo que proyectan que ese proceso educativo sea similar a lo ocurrido al final del año pasado. Además, un punto positivo es que ya cuentan con más experiencia para clases remotas, por lo que es un sistema a poner en práctica mientras las condiciones sanitarias no permitan retornar.

Mejillones es la otra comuna de la región que está en cuarentena por el aumento de contagios, y en el 2020 también vivió un confinamiento de tres meses. El alcalde Sergio Vega sostuvo que en el actual escenario es un desacierto hablar de un retorno a clases.

“La cantidad de contagios ha subido exponencialmente y estamos en un contexto de extrema complejidad en el ámbito hospitalario. Exponer a nuestros niños, niñas y adolescentes es una irresponsabilidad”, aseguró Vega.

Frente a la misma consulta durante una entrevista por streaming con Timeline.cl, el alcalde de Calama Daniel Agusto, fue categórico en manifestar que es difícil que los planteles que dependen de su municipio se reintegren con clases presenciales.

“Observaré en qué fase estemos y la cantidad de contagios, porque no voy a exponer a las comunidades educativas a posibles rebrotes. Rechacé tajantemente que volviéramos el último trimestre del año pasado de forma presencial. Tenemos una comisión para el plan de retorno, pero todo está supeditado a cómo se desarrollen los contagios en la comuna y no pondremos ninguna presión a la comunidad”, subrayó el alcalde.

Agusto detalló que en caso de que las condiciones lo permitan, bajo ninguna circunstancia ingresará el 100% de los alumnos, y dosificarán con plataformas remotas y educación presencial.

Efectos en los niños

El pediatra y epidemiólogo Antonio Cárdenas, advirtió que aún es prematuro determinar si es factible retomar las clases presenciales en marzo. Sin embargo, pidió tomar en cuenta los efectos en salud mental que tiene en los niños un estado de cuarentena permanente, y que se arrastra desde octubre del 2019.

“Hay que buscar un método que permita conjugar el resguardo de la salud con un retorno inteligente y gradual a clases, con jornadas diferenciadas por curso”, explicó. El pediatra precisó que en toda la pandemia, cerca de dos mil menores se han infectado con covid y de ellos, solo 20 requirieron hospitalización y evolucionaron favorablemente.

Cárdenas especificó que por la pandemia, en su consulta ha visto dos fenómenos en los niños. Uno de ellos es la obesidad, ya que están todo el día encerrado frente a pantallas, y algunos casos de pre diabetes. El otro fenómeno es el síndrome ansioso, ya que el encierro sobre expone a los menores a información de la pandemia. Esta afección se manifiesta con pesadillas, trastornos conductuales o taquicardias, los que se apaciguan una vez que realizan exámenes.

“Debemos considerar todos los elementos, el encierro y la salud mental son factores importantes, por eso debemos contar con fórmulas que cuiden estos dos elementos. Otro aspecto es el impacto de las vacunas, Israel con una alta tasa de vacunación luego de tres semanas tiene una caída de un 33% de la infección, lamentablemente con el ritmo que llevamos en Chile falta mucho para que estemos vacunados”, concluyó el epidemiólogo.