Intendente de Antofagasta: «Me encantaría seguir apoyando en lo público pero no necesariamente en procesos eleccionarios»

En conversación con Timeline.cl, Edgar Blanco descartó los rumores de su eventual renuncia y aseguró que aceptaría con gusto el desafío de continuar como Delegado Presidencial una vez que se elimine el cargo de Intendente. Además, analizó la baja participación que hubo en las primarias para gobernador regional y adelantó las potestades que tendrá este nuevo cargo.

Intendente Edgar Blanco | Foto: Cedida
Intendente Edgar Blanco | Foto: Cedida

Por Jorge Ortiz.

«Hay rumores de mi renuncia semana por medio (…) Mientras el Presidente quiera que yo siga ayudándolo aquí, representando la región, voy a seguir». Así responde el Intendente Edgar Blanco a una duda que se instaló desde hace un tiempo en el mundo político local respecto a su eventual salida voluntaria del cargo.

En conversación con Timeline.cl, la autoridad analizó el escenario político local, la próxima elección de gobernador regional, sus aspiraciones en el mundo público donde descarta interés en ser parte de alguna elección popular.

Respecto a la elección de Gobernador Regional, nuevo cargo que modificará el actual sistema eliminando el puesto de Intendente, Blanco adelanta algunas novedades respecto a este proceso y también analiza el impacto político que tendrá el ganador de dicha competencia electoral.

  • Una vez que asuma el nuevo gobernador regional y se elimine el cargo que usted ocupa ¿Le gustaría seguir en calidad de Delegado Presidencial? 

El paso a Delegación Presidencial lo venimos trabajando hace más de un año pues no solamente existe un intercambio de competencia, hay detalles incluso como hasta la oficina que ocupará pues este edificio completo es del Gobierno del Interior, no del gobierno regional. Solamente en la capital regional (Antofagasta) desaparece la gobernación y se suma la delegación presidencial; van a existir delegaciones provinciales que van a ser en este caso la de Tocopilla y la del Loa, esas van a seguir funcionando.

Se separa el rol de gobierno regional y uno se enfoca principalmente en las tareas que tiene el Ministerio del Interior que es seguridad pública, migraciones, relación entre los ministerios, bajar el plan de gobierno a la realidad regional, esas tareas siguen y también continúa siendo el representante del Presidente, por eso se llama delegado presidencial, entonces son desafíos distintos que me gustaría asumirlo si es que se da esta continuidad.

  • Cuál será uno de los principales desafíos que cree tendrá el Delegado Presidencial?

Una de las cosas más importante que yo creo va a tener que asumir el delegado presidencial será bajar la Ley de Migraciones, que se acaba de promulgar, y para nuestra región es particularmente necesaria tenerla porque nosotros tenemos extranjería y migraciones por parte de la Intendencia y también por parte de la Gobernación (provincial), entonces hoy día esos servicios se van a fusionar.

  • Intendente, sobre el cargo que tiene pesa también ser el líder el oficialismo y desde esa mirada ¿Qué le parece la baja participación que tuvieron las primarias para elegir gobernador regional al interior de ambos bloques políticos locales?

Yo creo que existe falta de información. Hay varios hechos que se ven relacionados con la participación en las primarias, primero estamos en COVID que intrínsecamente baja la participación que vayan a tener las personas en los procesos eleccionarios. Saquemos el plebiscito pues sabíamos que iba a tener una participación histórica por todo lo que envuelve el proceso del cambio de la Constitución; sin embargo, también nos refleja la distancia o lejanía que se ha generado entre las personas que están en política y la sociedad en general. Creo que eso exige un desafío importante porque no da lo mismo quien gobierne y eso debiese tenerlo súper claro.

También es particularmente importante el hecho que los movimientos sociales se están manifestando en la calle en gran cantidad de personas, pero cuando vemos un proceso eleccionario no vemos esa misma cantidad. Entonces, estar en contra de lo que se está haciendo pero no es capaz de ir  a expresar esa opinión en una urna, yo creo que ese match hay que lograrlo.

  • En el caso que exista una segunda vuelta en la elección de gobernador regional, esta será una elección en solitario, distinta a la de abril donde estará acompañada de la municipal, constituyente, etc. En caso que en esa instancia participe nuevamente poca gente ¿Cree que tendrá un efecto en la representatividad del nuevo cargo?

Yo creo que no hay duda que en término de peso político, que una persona que tenga más del 40% de los votos en una elección, va a ser gravitante en la política regional, de eso no hay duda y los parlamentarios pueden estar preocupados de aquello, pero es un hecho. Y si tenemos una segunda vuelta va a tener más del 50% de los votos, es una persona con un peso político importante en la región, pero lo que yo creo que hay que trabajar es para poder lograr participación más allá del encantamiento del proceso político es el entender qué significa un gobernador regional. Lamentablemente hoy día nosotros preguntamos en la calle y la gente no tiene idea lo que es un gobernador regional, cuáles van a ser sus facultades, qué va a poder hacer y que no, cómo el actuar o el pensamiento del gobernador regional puede cambiar el desarrollo mismo de la región, las estrategias que se van a llevar, cuánto va a ser el presupuesto que va a poder administrar. Entonces una vez que podamos informar vamos a poder tener una mayor participación en la elección, no necesariamente porque se encanten con un movimiento o con un partido político en particular.

  • ¿Cuál será el principal rol que tendrá el Gobernador Regional?

El gobernador regional va a administrar todo los recursos que tiene hoy el Gobierno Regional. O sea, se va poner en algún minuto la camiseta de Presidente del Consejo Regional (CORE) quien tiene la potestad de ver qué proyectos se llevan o no a la mesa, cómo se va a desarrollar la estrategia de desarrollo regional, hacia donde van los énfasis en los fondos que se van a administrar, cómo quiere que los convenios de colaboración que se hacen en los ministerios se desarrollen en la región.

El gobernador regional perfectamente puede continuar con las políticas que tenemos hoy en día de mesa de regionales del agua, proyectos en los bordes costeros, proyectos viales que son convenios de programación. A lo mejor el gobernador regional tiene pensada otra cosa y va a reforzar el trabajo en la Salud Primaria, reforzará el trabajo en los proyectos conjunto con los municipios. El gobernador regional va a poder definir un poco estos casi 85 mil millones de pesos que administra el CORE hoy en día; entonces es una figura de administración mayor a los alcaldes y con una llegada directa con los ministerios en Santiago.

Futuro político

La llegada de Edgar Blanco a la Intendencia fue intensa y no ha parado hasta el día de hoy. Su paso de Seremi del MOP al cargo que ocupa actualmente fue justo en el comienzo del estallido social, proceso que en Antofagasta se vivió con mayor intensidad que en otras partes del país. Seguido a lo anterior, la pandemia. Ambos hechos generaron necesariamente un mayor posicionamiento público que en circunstancias normales podría derivar en una futura participación en elección popular. Sin embargo, Blanco cierra dicha puerta.

  • Pese a que está inhabilitado para participar de las próximas elecciones que se vivirán este 2021. De no haberlo estado ¿A qué cargo le hubiese gustar postular mediante voto popular?

Yo no me veo habiendo postulado en las próximas elecciones pues estoy enfocado 100% en la crisis y en poder sacar adelante la región. A mí me encantaría seguir trabajando en lo público, me he encantado con el servicio público. Obras públicas es un ministerio en el que uno solamente cuentas buenas noticias, aparte de ser muy técnico, es muy bonito el trabajo que ahí se hace. En la Intendencia está el poder conjugar la parte técnica con la parte crisis de este año y también con la parte política. Creo que eso amplió mucho el aspecto de conocimiento e interacción que uno puede ir desarrollando, ambos cargos tienen una cosa que encanta; sin embargo, de aquí a futuro me encantaría seguir apoyando en lo público pero no necesariamente en procesos eleccionarios.

  • ¿Siempre en Antofagasta?

No necesariamente en Antofagasta, yo creo que aquí hay posibilidades de poder representar a la región en otras esferas y eso sería a lo mejor en Santiago, en un próximo gobierno.