MOP entrega dos nuevas vías aluvionales en quebrada de Jardines del Sur

Más de 10 millones de dólares fue el costo de construcción correspondiente a la primera y segunda etapa de las obras de control aluvional ubicada en la quebrada de Jardines del Sur, contemplando trabajos en el afluente norte, afluente sur y cauce principal.

Encabezó la ceremonia de inauguración el Subsecretario de Obras Públicas, Cristóbal Leturia. La autoridad recalcó que “Chile es un país de catástrofes naturales. Recordamos con pesar el aluvión que afectó a Antofagasta en 1991. Hoy inauguramos estas vías aluvionales. Obras que salvan vidas y que tiene una solución de largo plazo. Podría registrarse un nuevo aluvión este año, 50 o 100 años más y estas obras permanecerán. La construcción de estas vías no previenen un aluvión –los desastres naturales no se pueden prevenir- pero sí se pueden encauzar. De suceder un nuevo evento ya no tendría las consecuencias catastróficas de caer en la ciudad”.

El Intendente (i) Nalto Espinoza destacó “es un orgullo inaugurar estas obras que le darán tranquilidad a un gran sector de vecinos de la ciudad frente a estos eventos que la naturaleza nos trae. El Gobierno del Presidente Sebastián Piñera seguirá apoyando y trabajando en pos de la tranquilidad de la ciudadanía. Queremos que Antofagasta sea una ciudad segura por tanto debemos protegernos de estos fenómenos”.

Control de desastres

El secretario regional de Obras Públicas, Patricio Labbé, enfatizó que el ministerio sirve en cumplir su rol primordial, “y entrega a la ciudadanía estas obras para proteger a las familias de las duras condiciones climáticas que  afectan las zonas costeras del Desierto de Atacama. La enorme inversión que hoy nos acoge viene en buena hora a ofrecer una estructura permanente de resguardo para la población dispuesta aguas-abajo de la quebrada, aumentando ostensiblemente los estándares en seguridad, control de desastres, teniendo como objetivo último la integridad de las personas y sus viviendas”.

Las faenas de este proyecto se materializaron a través de dos etapas. La primera consideró la construcción de 43 muros estabilizadores de pendiente en afluente sur que contaron con un financiamiento proveniente e del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) por un monto final de $4.209.800.766,  para ejecutar en un plazo de 273 días corridos.

La segunda etapa consideró la construcción de dos muros estabilizadores de pendiente en el afluente sur, 46 muros estabilizadores de pendiente en afluente norte, 7 muros estabilizadores de pendiente en cauce principal con un total de 98 muros estabilizadores en las etapas 1 y 2, con  un monto final de $3.332.045.134.-, ejecutados en 310 días corridos. Estas obras forman parte del convenio de programación “Mitigación de desastres aluvionales y evacuación de aguas lluvias, Región de Antofagasta 2015-2020”.