Partidos versus independientes: Anticipan un incierto escenario en la elección de alcalde en Antofagasta

“Esta es una elección de nichos. Wilson Díaz debe recoger todos los votos de la ex Concertación, Soto hacer lo suyo con toda la derecha o no tendrá opción, y los independientes todo el segmento que es anti partidos políticos. Me puedo equivocar, pero no veo un candidato que arrase, será una elección muy pareja”, analizó el Doctor en Ciencias Políticas Cristian Zamorano, uno de los expertos consultados.

Municipalidad de Antofagasta
Municipalidad de Antofagasta

Jonathan Mondaca E.

La plataforma institucional con la que cuenta el alcalde Wilson Díaz, le otorgaría una hipotética ventaja respecto de los otros seis candidatos que el próximo 11 de abril, también van a la elección para el cargo de jefe comunal de Antofagasta. Sin embargo, el sector de la ex Concertación presentó dos nombres por lo que podría dividir votos, en la derecha el postulante tiene el desafío de convocar a todo el oficialismo, mientras que una amplia presencia de independientes deja el escenario abierto para los comicios. Ese es el escenario que ven los expertos consultados por Timeline.cl.

El Servicio Electoral (Servel) publicó la aceptación de candidaturas y en ella aparecen siete postulantes: Díaz (PS), el ex concejero regional Pablo Iriarte (PC), el concejal UDI Roberto Soto que representa a la derecha y los independientes Fabián Ossandón, Jonathan Velásquez (concejal), Sebastián Videla y María Inés Verdugo.

La doctora en Ciencias Políticas, Francis Espinoza, explicó que adelantar qué candidato tendrá éxito en la elección es complejo. Sin embargo, sostuvo que los postulantes que “están ocupando cargos tienen toda la plataforma institucional para hacer campaña y lo están haciendo como siempre ha sido observado en otros períodos”.

Que esta elección de alcalde cuente con cuatro candidatos independientes debería beneficiar a los partidos políticos, por la dispersión de votos que ello implica, dijo la académica. Pero advirtió que la figura de independencia política ha cambiado a partir del plebiscito del 25 de octubre, proceso en el que fueron validados con más del 80% de los sufragios que obtuvo la Convención Constituyente, en desmedro de la mixta, que involucraba la participación de la clase política.

Nuevo tipo de independencia política

“Lo interesante es que antes la independencia política era considerada un concepto mentiroso, porque siempre se tiene el ‘corazoncito’ en alguna parte del espectro ideológico: izquierda, centro, derecha, sus matices y extremos. Por otra parte, alguien que no era aceptado por su partido para una elección, levantaba una candidatura independiente. Por ende, la política era más una actitud caprichosa que un servicio público. Con la constituyente ha aparecido otro tipo de independencia más cercana a la ciudadanía”, manifestó Espinoza.

La gran diferencia, añadió, es que ahora los independientes son candidatos más atractivos porque van fuera de la política tradicional, y los que pierden votos son los partidos tradicionales. “Prueba de ello es que los partidos se están acercando cada vez más a liderazgos con más votación popular que político partidista”, recalcó. La doctora en Ciencias Políticas apuntó a que se extraña una mayor participación de mujeres en el proceso, aunque la ciudadanía valora la meritocracia, como en el caso de María Inés Verdugo.

El Cientista Político y Magister de la Universidad de Chile Matías Díaz también coincidió en que quienes tienen una plataforma institucional, están mejor posicionados para los comicios de abril. “Wilson Díaz corre con ventaja por tener la visibilidad que le otorga la plataforma del municipio, aunque la dispersión de votos debido a la cantidad de candidatos con identificación de izquierda podría jugarle en contra”, dijo.

Sobre el sector de la derecha, que en primarias internas votó por Roberto Soto, señaló que si actúan de manera disciplinada como en el pacto para constituyentes y votan por el concejal UDI, éste podría llegar a la alcaldía. “Hay que ver cómo se desarrollan las candidaturas de los independientes, que generalmente quitan votos a los distintos sectores políticos”, subrayó Díaz.

Un análisis a tres frentes

Para el doctor en Ciencias Políticas, Cristian Zamorano, la elección debe ser analizada en tres frentes, izquierda, derecha e independientes. En el sector de la ex Concertación el favorito es Díaz, por la plataforma que ofrece la municipalidad, pero la gran desventaja es el breve periodo que tiene para mostrar su trabajo, ya que antes no era tan conocido.

“La caída de (Fernando) San Román (quedó fuera por cifra de patrocinantes) beneficia a la izquierda, voto que quizás quedaría en Pablo Iriarte (candidato PC) porque tiene una legitimidad del movimiento social, ya que estuvo ahí. Si (la izquierda) presentara un solo candidato sería mucho más fácil. Por otra parte, la derecha tiene un solo postulante, pero no todo el sector lo apoya y a su vez él está eligiendo con quién trabajar. Eso le puede jugar en contra, pero es su opción”, expuso Zamorano.

Para el cientista político, entre los independientes hay dos candidatos fuertes: Sebastián Videla y Jonathan Velásquez. “La pregunta es si la influencia en redes sociales de Velásquez y el trabajo social en televisión que hizo Videla, se traducen en votos. Ambos tienen perfiles muy similares, fuerte presencia en redes sociales y salen del mundo de la televisión, quizás tienen la misma clientela política, por lo que dividirían votos”, detalló.

Y añadió que el punto débil de Videla es que ya le están recordando el vínculo de asesor que tuvo con Karen Rojo en su primera administración, mientras que el de Velásquez es su poca participación en terreno, en comparación a Videla. Además, valoró que María Inés Verdugo lograra superar el proceso y presentarse a la elección, siendo en definitiva, la única mujer que postula al cargo.

“Esta es una elección de nichos. Díaz debe recoger todos los votos de la ex Concertación, Soto hacer lo suyo con toda la derecha o no tendrá opción, y los independientes todo el segmento que es anti partidos políticos. Me puedo equivocar, pero no veo un candidato que arrase, será una elección muy pareja”, anticipó Zamorano.