Campañas en tiempo de Vacuna

"Es difícil dimensionar lo gravitante de estas elecciones, en medio de una pandemia, y nuestra ciudad además en cuarentena. La primera es, y así lo espero, el inicio sin retorno a la anhelada descentralización", Pablo Toloza, abogado y exIntendente de Antofagasta.

Pablo Toloza
Pablo Toloza

Junto con la campaña de vacunación, que cabe señalar hasta el momento ha sido exitosa, se ha iniciado otra campaña menos glamorosa pero de una vital trascendencia para el país, algunos dirán que otra campaña de vacunación, me refiero a la campaña electoral, proceso que en mí opinión debe ser uno de los más importantes desde el retorno a la democracia. Será la primera elección de Gobernador Regional y también la primera de Constituyentes, estas dos elecciones, flanqueadas por la elección de carácter local como las de Alcaldes y Concejales.

Es difícil dimensionar lo gravitante de estas elecciones, en medio de una pandemia, y nuestra ciudad además en cuarentena. La primera es, y así lo espero, el inicio sin retorno a la anhelada descentralización, se termina con la figura del Intendente Regional designado por el Presidente de la República, por tanto su representante en la Región, por el Gobernador Regional, elegido por la ciudadanía y que debe tener a lo menos un 40% de apoyo en las urnas, en otras columnas, me he referido a que esta persona será un León sin dientes, pero es un paso y una plataforma para que desde ahí, no escuchemos más, como ha tocado a quienes dirigimos la Región, la frase “Esto es Política Nacional” lo que quiere decir que la decisión se tomó en Santiago desde un escritorio entre las cuatro manzanas del poder, pensando en un Chile agrícola pero que se sustenta de la minería.

La otra elección que nos enfrentamos, es la de Constituyentes, figura aún más extraña, pues nunca en nuestra historia se han elegido a las personas que deberán pensar, razonar, dialogar y redactar la Constitución, cuerpo legal que, a lo menos , regirá nuestros destinos los próximos 60 años. En toda nuestra vida, como país,  hemos tenido diez constituciones y la mayoría de ellas al inicio de nuestra independencia, hay países como Estados Unidos que ha tenido y tienen una sola Constitución que entró en vigencia en 1789, y que ha sufrido modificaciones conocida como enmiendas.

No es difícil entonces, dimensionar la trascendencia de esta elección, pero sí, difícil de comprenderla en una sociedad como la nuestra donde la inmediatez es un valor casi supremo. En esta elección se trata de elegir a personas que redactarán una norma que sentará las bases para el desarrollo de nuestros hijos, nietos y bisnietos, personas que tendrán la misión de consensuar, las diferentes miradas que cada grupo tiene del cómo debería ser este Chile en el futuro, personas que no pueden dejarse llevar por quien grita más fuerte, por quien golpea la mesa más duro, ni personas que quieran un aplauso fácil y populista, y todo además en un ambiente de increpación total.

Estamos iniciando un proceso trascendente para la historia del país, para nuestra democracia, para nuestra libertad y todo, en medio de una pandemia que hace más de 100 años no enfrentábamos, donde la libertad es un bien, abrazar a los nuestros padres se ha transformado en un anhelo y la vacuna una esperanza.