Colegio Médico de Antofagasta y el fin de la cuarentena: “La decisión es un poco arriesgada”

La Doctora Pamela Schellman, presidenta del gremio a nivel local, dijo que los cambios observados en las cifras no son significativos para avanzar con tranquilidad a la Fase 2. Además, advirtió que las autoridades no han querido entregarles información para determinar si los contagios provienen de algunas actividades productivas en específico o si se generan en la ciudad, por lo que ahora la solicitaron por Ley de Transparencia.

Doctora Pamela Schellman, presidenta del Colegio Médico de Antofagasta
Doctora Pamela Schellman, presidenta del Colegio Médico de Antofagasta

Por Jonathan Mondaca E.

El descenso en la tasa de positividad y de casos nuevos reportados por covid fueron los factores determinantes para que hoy culmine la cuarentena que regía en Antofagasta desde el 14 de enero. A pesar de que mejoraron los indicadores, las autoridades reconocieron que las cifras no son las ideales y por ello desde el Colegio Médico declararon que la medida es arriesgada ya que no hay un cambio significativo que de tranquilidad para avanzar a la Fase 2.

Aunque el confinamiento debía terminar el jueves pasado, la restricción fue extendida debido a que las cifras de la pandemia en Antofagasta no presentaban mejoras luego de cuatro semanas de cuarentena. Pero el gobierno informó ayer que el escenario cambió, terminando con la medida durante la madrugada.

En el reporte de la emergencia, la seremi de Salud Rossana Díaz, explicó al ser consultada por el fin de la cuarentena, que la positividad de los exámenes tuvo un descenso, el lunes bajó a un 4% y en algunas jornadas en pleno confinamiento ese número llegó al 13%. Además, si bien la ocupación de camas críticas en la ciudad es del 94%, a nivel nacional ese indicador en la red integrada de salud es menor al 90%, lo que permite concretar traslados, a lo que añadió la tendencia en la disminución de los casos diarios.

“(Antofagasta) sigue teniendo altos casos activos, pero estábamos mucho más arriba 15 días atrás. No digo que sea lo ideal, necesitamos que la gente se ponga la camiseta y siga con el autocuidado, porque en diez días el comité de expertos nos podría evaluar y nos devuelven a cuarentena”, aseguró la seremi de Salud.

Causas de la persistencia de casos

La presidenta del Colegio Médico en Antofagasta, la pediatra Pamela Schellman, sostuvo que no aprecian cambios significativos en las cifras que den tranquilidad en el avance a la Fase 2. “Todos queremos cambiar de fase, hay muchos efectos secundarios de las cuarentenas prolongadas, pero si nos preguntan cómo vemos la medida, nos parece que es una decisión un poco arriesgada”, declaró.

En lo que va del año, se han trasladado casi cien pacientes críticos por covid a Santiago y el 2020, entre mayo y agosto, los meses más difíciles de la pandemia, fueron 52.

La especialista dijo que ante la persistencia de los malos números en la comuna, es necesario buscar las causas. Esto, ya que los permisos de vacaciones no tienen incidencia en zonas en cuarentena, por lo que creen como gremio que los contagios están asociados a diferentes actividades productivas. Y recordó que la segunda semana de enero propusieron a las autoridades analizar estos datos, junto con aplicar aforo en los buses de transporte de personal y los vuelos que traen trabajadores.

“Hay que evaluar epidemiológicamente dónde tenemos la mayor cantidad de contagios. Eso tiene que ver con la trazabilidad, por lo que hay forma de saber si los números tienen que ver con población vulnerable que debe salir todos los días a trabajar o corresponde a un determinado sector de la comuna, o son trabajadores que circulan por la región por sus actividades productivas”, enfatizó Schellman. La pediatra expuso que esta información la solicitaron de manera formal a las autoridades, sin obtener resultados, por lo que pidieron los datos a través de la Ley Transparencia.

“Lo que está claro es que la mayor cantidad de contagios ocurre en la población adulta joven. Pero si miramos el origen de los contagios, se podrían tomar decisiones concretas y prácticas. Mientras no tengamos esa información, no podemos dar sugerencias específicas”, lamentó la pediatra del Hospital Regional.

La presidenta regional del Colmed también apuntó a la comunicación de riesgo, tanto de las instituciones, como de los medios de comunicación, señalando que el énfasis en la vacuna podría generar una falsa sensación de seguridad. Un grado de protección colectiva, complementó, recién ocurrirá cuando el 80% de la población esté vacunada, hito que se alcanzaría en junio o julio, sin considerar que los suministros para la inoculación dependen de otros países.

“Hasta ahora vamos bien y hay que agradecerle a la atención primaria de la salud, pero debemos tener en cuenta que el efecto será en los pacientes enfermos, disminuyendo la mortalidad, pero no la transmisión del virus”, insistió la especialista.

Respecto a contar con el respaldo de camas en la Región Metropolitana, Schellman expuso que se trata de una situación variable y que puede cambiar en marzo. Pero indicó que esa estrategia es continuar mirando el problema desde el último eslabón de las soluciones: contar con camas críticas para enfermos graves.

“Hemos insistido que los máximos esfuerzos tienen que estar en disminuir los contagios, porque es afuera de los hospitales donde es posible evitar que los pacientes se infecten con una frecuencia importante”, concluyó.