Experto recomienda rediseñar el mapa de inundación de Antofagasta por ser «exagerado»

El director del Centro de Investigación y Mitigación de Catástrofes Naturales de la UA asegura que se debe actualizar a la realidad de cada zona pues los perjudicados con la cota actual -que estaría sobredimensionada- son personas mayores o con limitaciones de movilidad.

Simulacro de Tsunami | Foto: ONEMI
Simulacro de Tsunami | Foto: ONEMI

«Es un mapa completamente exagerado». Así de claro fue Jorge Van Den Bosch, director del Centro de Investigación y Mitigación de Catástrofes Naturales de la Universidad de Antofagasta, respecto al actual mapa de inundación que estableció la cota 30 como la zona segura en caso de evacuar por alerta de Tsunami.

El experto contó en nuestro espacio de entrevistas #StreamingTL conducido por el periodista Jorge Ortiz, que esta medición la tomó el SHOA tras el terremoto y tsunami ocurrido el año 2010 en el sur del país, pero que «lo que hicieron fue establecer 30 metros para todo Chile y por eso exageraron la cota, por ese trauma (…) Si miras a Tocopilla, bajo la lógica de los 30 metros, ellos también tienen aluviones. Entonces cómo compatibilizas una cosa con otra, porque entonces no tienes dónde colocar a la gente».

Mismo problema sufren en Mejillones donde la cota que rige el actual mapa vigente -indica- coloca como zona segura un límite fuera del radio urbano, «entonces los alcaldes se preguntan cómo construir a partir de la cota 30», señala Van Den Bosch. En dicha ciudad puerto, el experto hizo en su momento junto a otro grupo de académicos un mapa corregido en base a los registros históricos del lugar, y la zona segura es la cota 11.

Postrados y nuevo mapa

¿Pero a quienes afecta la actual cota de 30 metros? Principalmente a los postrados, adultos mayores o personas con dificultades de movilidad, indica el experto. Esto, pues al estar tan alejadas las zonas «exageradas» del actual mapa, el temor de un antofagastino en estas condiciones de limitación de movimiento puede ser mayor, pese a no estar en riesgo, si se midiera objetivamente el verdadero límite histórico que ha tenido un Tsunami en la ciudad.

«Por Ejemplo, Antofagasta tiene históricamente cotas de inundación bajas, y esto porque tenemos en la costa un murallón natural de 400 metros (bajo el mar) donde el Tsunami choca contra este y las olas se van hacia atrás, por lo que queda muy poca energía para inundar. Por eso nosotros tenemos cotas máximas históricas de casi 7 metros, lo que ya es ponerle mucho. No más de seis metros debiera ser, es decir, a los pies de la Catedral de Antofagasta, ahí llegaría el agua. Ahí con un escenario similar al de 1887 que fue el máximo terremoto registrado en la historia (de Antofagasta) y eso que ahora tiene más barreras, pues están los edificios», agrega.

En base a lo anterior, el director del Centro de Investigación y Mitigación de Catástrofes Naturales propone que este mapa sea rediseñado para que la comunidad tenga la información veraz respecto a sus zonas seguras y no una sobreestimación sin la realidad de cada lugar.

«El mapa debiera ser re-estudiada y colocar un punto intermedio (…) pues la sobre exageración producto de lo que se sufrió el 2010, no guarda relación con lo que estamos haciendo a nivel país. Tiene que ser la ONEMI o algún otro organismo (…) todos los técnicos hablan de lo mismo, incluso algunos están modelando a 30 metros solo para darle el gusto a la autoridad», culminó.

Revisa la conversación completa a continuación.