Parlamentarios de Antofagasta respaldan excluir a turistas de vacunación covid

Reportaje de televisión peruana apuntaba a viajes a Chile para recibir la vacuna, pero anuncio ministerial no lo permitirá para quienes estén de forma transitoria en el territorio. El Servicio Jesuita a Migrantes de Antofagasta criticó la decisión e indicó que "debemos garantizar a todas las personas que estén en el territorio el acceso a la vacunación".

Respaldo tuvo entre parlamentarios de Antofagasta la determinación del Ministerio de Salud, de excluir del proceso de vacunación contra el covid a quienes están de tránsito en el país. La medida fue anunciada con rapidez luego de que informaciones en el extranjero, promocionaran el concepto de “turismo médico” en Chile, es decir, viajes a territorio nacional para recibir la inoculación gratuita. Sin embargo, desde el Servicio Jesuita a Migrantes advirtieron que esto deja afuera a quienes recién inician su regularización y, también a los refugiados, que no cuentan con documentación.

Todo comenzó con la emisión del reportaje “Vacunas de sobra… de Chile”, en un canal de televisión peruano, en el que se explicaban los requisitos de cuarentena, la ruta, el costo y la manera de ser vacunado. Luego que los datos sobre el “turismo covid” se masificaran en las redes sociales y los medios de comunicación nacionales, la mañana de ayer el gobierno informó precisiones al documento que detallaba el sistema de vacunación. Antes el proceso consideraba a todos quienes estuvieran en territorio chileno, mientras que ahora se subraya que el objetivo es toda la población que reside en Chile, dejando fuera a los turistas.

La diputada radical Marcela Hernando explicó que le parece correcta la aclaración del ministerio, ya que en un mundo ideal, en el que todos los países tuvieran el mismo acceso a la vacuna, no habría problema en inocular a quienes estuvieran en el territorio, ya que lo importante es que todos los que puedan tener contacto con chilenos estén inmunizados. “Pero no es un mundo ideal, países vecinos y otros que están a cierta distancia, no tienen acceso a la vacuna y esto se prestaba para ‘oportunidades de negocio’. No corresponde que vengan personas en circunstancias que muchos chilenos todavía están esperando de acuerdo a su grupo etario o de riesgo”, dijo Hernando.

Valorando la precisión que realizó el ministerio, el diputado RN José Miguel Castro recordó que la campaña de vacunación lo que busca es contar con una inmunidad de masas, y la única forma de conseguirla es entregando la dosis a quienes viven y trabajan en el país.  “Involucrar a otras personas y que por eso tal vez se vea mermada nuestra capacidad de vacunas, sería grave. Los que critican deben entender una cosa, el turismo en este caso involucra personas que puedan pagar cuatro pasajes de ida y vuelta a Chile incluyendo la estadía, entonces desde ese punto de vista es poco ético que quienes que tengan la capacidad de viajar, accedan a este beneficio”, cuestionó el diputado.

Castro además mencionó razones científicas en el hipotético caso de que un paciente sea inoculado y luego no reciba la segunda dosis, ya que ese escenario propicia la aparición de nuevas cepas, lo que es aún más complejo.

El diputado regionalista Esteban Velásquez manifestó que tiene dos apreciaciones sobre el anuncio. Por un lado lo califica como positivo para frenar a quienes intentaban hacer negocio con la vacunación, pero al mismo tiempo, cree que la decisión fue demasiado drástica y requería un mayor tiempo de evaluación para considerar excepciones.

“Hay que ser drástico en perseguir a quienes quieren hacer un negocio, ofreciendo la vacuna como un paquete turístico. Pero la respuesta no sé si es la más adecuada, el gobierno se apresura cerrando la posibilidad a aquellas personas que están de manera transitoria en el país. Esto tiene que evaluarse, porque tal vez hay adultos mayores que tengan algún riesgo y que requieran la dosis”, sostuvo Velásquez. Y añadió que esto se debe a que el gobierno quiere dar una señal estricta y de rigor, primero con la expulsión de 130 personas con ingreso irregular para frenar la migración ilegal, aunque “sin entender que estos son fenómenos mundiales y sociales que requieren cautela y moderación”.

“Cumplir la palabra empeñada»

Para la jefa regional del Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), Lizza Aravena, el llamado “turismo médico” es una situación muy acotada, y dijo que el llamado es a cumplir la palabra empeñada, ya que el gobierno tenía el compromiso de que la vacuna sería de acceso universal y gratuito, sin importar el estado migratorio.

“El turismo de vacunas es un tema paralelo, debemos garantizar a todas las personas que estén en el territorio el acceso a la vacunación. Esta medida afecta a los adultos que llegaron y están recién en su proceso de regularización migratoria, o a quienes están con solicitud de refugio, que técnicamente hoy no tienen ningún tipo de documento”, criticó Aravena.

Según su parecer, la decisión impacta en la salud pública en el intento de conseguir la inmunidad de rebaño, lo que a su vez perjudica los derechos de las personas migrantes y refugiadas.

Situación fronteriza en el norte

En las últimas semanas, la diputada Hernando ha solicitado un mayor trabajo por la situación fronteriza en el norte del país, que registra un verdadero negocio de camiones que ingresan migrantes de forma irregular, en algunas ocasiones abandonándolos en pleno desierto.

“No creo se necesite que el ministro del Interior (Rodrigo Delgado) venga, pero si lo hace que recorra las comunas que corresponda. En la visita a Colchane ni siquiera se reúne con los alcaldes. Si se va a encontrar con ellos para que le cuenten de primera mano lo que ocurre, entonces está justificado el viaje, pero en caso contrario, mejor que haga los anuncios desde Santiago”, aseguró la diputada radical.

Y señaló que la expulsión de más de cien personas, se trató de casos que ya estaban en el país y algunos habían delinquido, por lo que había herramientas legales para expulsarlos, pero no eran quienes entraron de forma ilegal recientemente.  “Se demoraron unos tres meses en reaccionar con lo que pasaba en las fronteras del norte y se los advertimos, invitamos al ministro del Interior a la comisión del Gobierno Interior para contarle lo que pasaba, éramos varios incluso con diputados oficialistas, pero se excusó y no fue”, comentó.

José Miguel Castro explicó que conversó el tema con el ministro del Interior y que las deportaciones comenzarán. “Deben comprender que tienen que regularizar su situación, porque esto permite proyectar un país, como lo que ocurre con las vacunas. Es mucho más fácil cuando los migrantes están reglados, ya que de lo contrario no sabemos quién está ingresando o si tienen problemas con la justicia en su país, y no nos podemos arriesgar a eso”, cerró el diputado RN.